Subscribe Us

header ads

Danilo Diazgranados, el broker de brokers de los venezolanos corruptos


Centrarse en Matthias Krull, el «banquero» germano-venezolano utilizado por Francisco Convit, Raúl Gorrín, Nicolás Maduro y otros para lavar $ 1,200 millones en fondos de PDVSA, es como pretender que el conductor de El Chapo era el jefe del Cartel. Cuando se trata de PDVSA, la mayoría de los caminos conducen a Rafael Ramírez, quien fue el arquitecto en jefe del saqueo de activos y dinero más grande del mundo que nadie haya visto. Krull es un hombre de bolsa, un facilitador que obtiene una comisión, un don nadie, en otro escándalo de corrupción que involucra a PDVSA.

Antes de 2009, nadie más allá de algunas familias de clase media en Caracas conocía a Francisco Convit Guruceaga. Luego, Hugo Chávez decretó una emergencia eléctrica: los apagones debían aliviarse entregando contratos de adquisición sin licitación a una compañía completamente desconocida llamada Derwick Associates.

Según el experto en temas de corrupción venezolana, Alek Boyd, en su web infodio.com, Derwick Associates era, en ese momento, una empresa fantasma panameña. No tenía un historial de negocios en la adquisición de plantas de energía en ninguna parte del mundo. Aún así, el Ministro encargado de «solucionar el problema», Javier Alvarado Ochoa, tenía un hijo que había ido a la escuela con los amigos de Francisco Convit: Pedro Trebbau y Alejandro Betancourt.

Eso, y nada más, le dio a Derwick Associates sus primeros contratos. Puro nepotismo. Una vez que eso sucedió, los chicos de Derwick se volvieron creativos. Convit, Trebbau y Betancourt ordeñaron no solo su amistad con el hijo de Alvarado, sino también la propia red de Alvarado, que incluía a un Nervis Villalobos. Villalobos fue uno de los agentes favoritos de Rafael Ramírez. Derwick negoció sus acuerdos corruptos con PDVSA -con Ramírez- a través de Villalobos. Derwick, de hecho, contrató a Villalobos como «consultor».

¿Cómo se sabe esto? Antes de que alguien hubiera oído hablar de Matthias Krull hubo otro escándalo. Ese por $ 4 mil millones más. Involucrando a Villalobos, Ramírez, PDVSA … los sospechosos habituales. Ese otro escándalo salió a la luz porque intervino FinCEN del Tesoro de los EE. UU. Declaró un pequeño banco en Andorra como una preocupación de lavado de dinero. Nombre del banco: Banca Privada D’Andorra.

Banca Privada D’Andorra tenía una filial: Banco Madrid. Villalobos, Alvarado y personas cercanas a Ramírez, incluidos sus familiares, utilizaron Banca Privada D’Andorra y Banco Madrid para estructurar sus negocios corruptos. Los propietarios de Banca Privada D’Andorra (los hermanos Cierco) se parecían un poco a Krull en ese sentido. Cómo sabemos esto? Debido a que las acciones de FinCEN provocaron una serie de sondeos en Andorra y España y parte de la evidencia se filtró.

El esquema de injerto de más de $ 4 mil millones precedió al de Krull y Convit en aproximadamente dos años. Al igual que Krull y Convit, fue negociado por un asociado de Derwick: Villalobos. Al igual que Krull y Convit, fue lanzado a Ramírez, quien lo aprobó.

Al igual que Krull y Convit, involucró a Alejandro Betancourt, CEO de Derwick Associates y socio en delitos de Convit y Trebbau (entre otros). Pero también involucró a ejecutivos del periódico El Nacional. Y los hermanos Luis e Ignacio Oberto. Y asociados de Danilo Diazgranados. Y los banqueros, uno en particular, el francés Charles Henry de Beaumont de la Compagnie Bancaire Helvetique de Suiza, muy versado, como Krull, en todos los aspectos del lavado de dinero. Beaumont era y es el chico de los mandados de Danilo Diazgranados. Beaumont también fue banquero personal de Convit y Betancourt. De hecho, se han publicado documentos, escritos por Beaumont, donde argumenta que Convit tenía un patrimonio neto de $ 200 millones, mientras que Betancourt valía $ 600 millones … ¡en 2013! Esto es justo después del concierto de las plantas de energía, antes de las asociaciones petroleras con Gazprombank y los esquemas de lavado de dinero con PDVSA.


Una reunión en Miami con una fuente familiarizada con las actividades de Beaumont causo sorpresa por el nivel de detalle que tiene el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DoJ) con respecto a ese acuerdo específico de más de $ 4 mil millones.

Esa fuente proporcionó al Departamento de Justicia copias de las computadoras portátiles de Beaumont, que contienen enormes cantidades de evidencia incriminatoria, no solo en Convit y Betancourt, sino también en los bancos de Luis Oberto, Raúl Gorrín, Danilo Diazgranados, suizo, austríaco, panameño, venezolano y caribeño…

La fuente ha explicado, con un detalle insoportable, las operaciones de Convit. Ese plan, pendiente de los preparativos del Gran Jurado, debía estar en manos de (ahora retirado) Dick Gregory, quien estaba coordinando una acción conjunta de Houston, Florida y Nueva York contra los culpables.

Pero el negocio de Convit no terminó con centrales eléctricas y acuerdos paralelos de cambio de divisas. Convit y Betancourt también son socios de PDVSA y de Gazprombank, en una empresa productora de petróleo llamada Petrozamora, revelada por primera vez en 2016. Convit es un asociado de entidades rusas sancionadas. Pero los acuerdos petroleros de Convit y Betancourt no terminaron con el despido de Rafael Ramírez, ahora deshonrado, buscado y en fuga. No. Otra concesión petrolera llamada Petrosur les fue otorgada por el máximo jefe de justicia de Nicolás Maduro, Maikel Moreno, quien, entre otras cosas, les brinda a Raúl Gorrín y a sus amigos de Derwick, protección legal. Y Gorrín, un asociado de Convit , también estuvo involucrado con Alejandro Andrade, ex Jefe del Tesoro, gracias a quien casi £ 3 mil millones (en libras esterlinas) de fondos del Tesoro fueron asignados a Gorrín por -aun- un previo «trato» similar del mercado de divisas paralelo. Y en ese, otro esquema de casi £ 3 mil millones, ¿adivinen quién fue el banquero elegido? Charles Henry de Beaumont, de Compagnie Bancaire Helvetique, con el que Danilo Diazgranados está muy, pero muy relacionado.


¿Alguien los está delatando?

Sería una tontería afirmar que Convit, Betancourt, Gorrín, los Obertos y Ramírez trabajaron solos. Hay otros facilitadores que pertenecen al mismo “sindicato”: Danilo Diazgranados, Armando «Coco» Capriles, David Osio, Victor Vargas, Francisco D’Agostino, Moris Beracha, Juan Carlos Escotet … Lo cierto es que Convit y Betancourt parecen estar muy cerca, si no directamente involucrado, en muchos de los escándalos de corrupción más grandes de los últimos años en Venezuela. También están en la cama con los rusos. Y con las élites más corruptas en España y en los EE. UU. Sin embargo, están libres.

¿Y Betancourt? Sigue viajando por el mundo con sus asociados, totalmente libre de trabas y pretendiendo ser un hombre de negocios, en su jet N717FM.


Venezuela se ha convertido en un dolor de cabeza internacional. Se supone que la administración Trump está sopesando todas las cartas para lidiar con el desorden. Una medida simple sería emitir órdenes de arresto internacionales contra todas estas personas, quienes sin duda, como parece ser el caso de Betancourt, venderán incluso a su madre si eso significa mantener el botín y la libertad. Se deben usar las montañas de evidencia en las manos del FBI, SEC, DoJ, DEA, OFAC, HSI, etc., y actuar sobre ellas, sin más demora burocrática.

Publicar un comentario

0 Comentarios