EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

El vicepresidente español Pablo Iglesias y la ministra Irene Montero preparaban la compra de una finca en Galapagar


El vicepresidente del Gobierno español, Pablo Iglesias, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, planeaban comprar una finca de una hectárea ubicada en una lujosa urbanización de Galapagar (Madrid), sólo unos meses antes de decidirse a comprar su residencia actual conocida popularmente como Villa Tinaja.

El site Libertad Digital ha tenido acceso a abundante documentación sobre los líderes de Podemos que recoge el proyecto de "consultoría técnica y construcción" encargado a una constructora en marzo de 2018, para edificar y diseñar una vivienda unifamiliar de hasta tres plantas en una parcela de la urbanización Parquelagos de Galapagar.

La finca que pretendían adquirir posee una superficie edificable de 2.000 m2 y cuenta con salida directa al Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Según los datos del catastro, su superficie es de 9.272 m2. No obstante, fuentes conocedoras del terreno aseguran que la extensión total superaría holgadamente la hectárea (10.000 m2).

Diversos agentes inmobiliarios afirman que la urbanización Parquelagos ubicada a 33 kilómetros de Madrid "es una de las más lujosas de Galapagar. Dispone de chalets, adosados y casas unifamiliares disponibles para la venta. El precio promedio de una casa o chalet en esta urbanización oscila entre los 300.000 y los 700.000 euros". "Es una zona tranquila y de pasta", aseguran algunos vecinos del municipio madrileño.

Según consta en la documentación en poder de LD, el plan de Iglesias y Montero consistía en comprar la parcela de una hectárea cuyo valor superaría los 260.000 euros. Posteriormente, una constructora se encargaría de la edificación y el diseño de una "vivienda unifamiliar en dicha finca. Es decir, tendrían que hacer frente al coste de la parcela, al diseño del proyecto y a la construcción. Además, tendrían que realizar una inversión para adoptar las medidas de seguridad necesarias para el inmueble.

En el contrato que finalmente no rubricaron los líderes de Podemos, se solicitaba a la constructora "la entrega del estudio topográfico de la parcela, el estudio geotécnico, la redacción y entrega del anteproyecto básico y de ejecución de vivienda unifamiliar, el estudio económico para la construcción de la vivienda y urbanización de la parcela". Tras aceptar el estudio económico y dar su visto bueno al Proyecto Básico, la constructora procedería a entregarles a ambos y al Ayuntamiento de Galapagar "el Proyecto de ejecución 1 visado por el Colegio de arquitectos correspondiente".

Lea más aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios