Ads

header ads

Empresario Ricardo Fernández Barrueco trata de tomar el control de un astillero en Panamá pese a su sombrío pasado en Venezuela


Ricardo Fernández Barrueco, el controversial empresario ligado Adán Coromoto Chávez Frías, hermano del ex-presidente venezolano Hugo Chávez y vinculado con el prófugo General del Ejército venezolano Hugo Armando Carvajal Barrios y con uno de los tantos venezolanos sancionados por la OFAC, por narcotráfico, Pedro Luis Martín Olivares disputa en Panamá la toma del control de los astilleros Braswell y El Causeway de Amador.

Ricardo Fernández Barrueco, vinculado al chavismo conocido como “El Zar de Mercal” o “Súper Pollo”, fue uno de los responsables de oxigenar al gobierno del fallecido Hugo Chávez Frías durante el Golpe de Estado del 11 de Abril del 2002, poniendo a la disposición una flota de camiones adscritos a una empresa de nombre ATC para la distribución de alimentos, rompiendo de esta manera el paro petrolero junto a otros empresarios cuadrados con el chavismo, como lo fue también Wilmer Ruperti, en la parte petrolera.

Fernández Barrueco, junto a sus hermanos Bernardo, Felipe y Gustavo Fernández Barrueco, son hijos de unos inmigrantes españoles que hicieron mucho dinero con el chavismo, el cual han invertido opacamente el sistema financiero panameño, desde donde han montado un entramado de empresas con operaciones en Montecristi, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Guatemala, México, Brasil, España y en EEUU el Grupo Campomarino y Bernardino, cuyas operaciones son manejadas por Bernardo Fernández Barrueco desde la ciudad de Orlando, en el estado de la Florida, donde presuntamente tendrían una franquicia de camiones de encomiendas FEDEX.

Según un reporte de Mel Lee para expresa.me, Ricardo Fernández Barrueco está muy ligado a Hugo Armando Carvajal Barrios, actualmente prófugo de la justicia estadounidense y al narcotraficante, venezolano Pedro Luis Martín Olivares, incluido en la lista de la OFAC.

Un ex asesor de seguridad señala a los Fernández Barrueco mediante un documento registrado en una notaría de la ciudad de Panamá de ser los autores intelectuales del atentado en contra de su esposa y una sobrina, las cuales habrían recibido 08 y 05 disparos en diferentes partes del cuerpo de un total de 15 tiros, hecho suscitado la mañana del 17 de octubre de 2008 en el sector de Carrasquilla, Panamá.

Ricardo Fernández Barrueco, mediante el contrabando desde las refinerías de PDVSA en Venezuela, a través de sus buques atuneros, adquiría el combustible a precios preferenciales en bolívares y estos buques al llegar al fondeadero de la Isla Taboga en Panamá vendría el producto en dólares, obteniendo ganancias exorbitantes, las cuales algunos sospechando pudieron haber sido utilizadas en el financiamiento de campañas electorales, como la de la ex-candidata Balbina Herrera del partido PRD, durante los comicios contra Ricardo Martinelli, así como en el financiamiento de la campaña del entonces candidato Andrés Manuel Lopez Obrador a la presidencia de México desde el 2006, junto al grupo Maseca.

Una persona familiarizada con el tema señala: “Fernández Barrueco es uno de los responsables de la ultima crisis financiera en Venezuela involucrando los bancos Bolívar Banco, Banco Confederado, Banco Canarias y Banpro, desde donde transfirió los dineros de los ahorristas y se apropió de forma indebida de créditos enviándolos al paraíso fiscal de Panamá por lo cual fue detenido en la sede del DGCIM de Boleita, pero a raíz del fallecimiento de Hugo Rafael Chávez Frías logro salir en libertad mediante los buenos oficios de su delfín, Elías Jaua Milano y su socio Adán Coromoto Chávez Frías quienes habrían intercedido ante Diosdado Cabello y Nicolás Maduro Moros para lograr su libertad, al obtenerla viajó de inmediato a Panamá y desde ahí ha estado manejando junto a sus hermanos las operaciones del antiguo Grupo FEXTUN”.


En el 2006 el grupo español Fábrica de Exquisiteces de Atún (Fextun), mediante el lobby de unos diputados de un partido político de España, logran que el gobierno del entonces presidente de Panamá, Martín Torrijos fallara a favor de adjudicarles la concesión de Astilleros Braswell mediante una oferta realizada por unos $ 8millones de dólares a Ricardo Fernández Barrueco vendiéndolo en Panamá como un empresario español muy serio, aunque algunos lo definen como un empresario afecto al chavismo y lo vinculan con de Adán Chávez Frías.

Ricardo Fernández Barrueco, junto a sus hermanos Bernardo, Felipe y Gustavo Fernández Barrueco se han mantenido en Panamá ampliando sus operaciones las cuales incluyeron el alquiler de la sede del antiguo Dresdner Bank en la céntrica calle 50 de Panamá, adquirida por el grupo Fextun al Banco Pichincha, entidad bancaria de Ecuador, país donde mantienen operaciones mediante la planta procesadora de lomos de atún de nombre Pespesca.

Después de unos años, Ricardo Fernández Barrueco intentaría retomar el control del Astillero Balboa, antiguo Astillero Braswell, mediante acercamientos con el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo y el ex-presidente Martín Torrijos.

Los Fernández Barrueco estarían detrás de un proyecto para que la compañía Astilleros Canarios (ASTICAN), grupo que ya se ha reunido con Laurentino Cortizo, asuma el control del Astillero Balboa, que hace más de una década manejó Fernández, propietario de la pesquera Fextun.

ASTICAN se publicita como el primer grupo privado de reparaciones y transformación naval de España, con astilleros en Las Palmas y Santander, aunque se asegura que quienes están detrás son los Fernández Barrueco.

Publicar un comentario

0 Comentarios