EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Alejandro Betancourt, un multimillonario con una engañosa historia de "éxitos" empresariales


El multimillonario Alejandro Betancourt se describe en su site personal como un empresario exitoso con “dos títulos en Economía y Administración de Empresas de la Universidad de Suffolk en Massachusetts (Boston, EE. UU.)”, quien trabajó “como gerente de operaciones para una serie de empresas internacionales y posteriormente en sus propias empresas”. Allí mismo señala que: “Después del éxito de BGB Energy dentro del Proyecto ICO y con casi una década de experiencia en el campo, Alejandro Betancourt decidió fundar su propia compañía en 2007, una empresa privada 100% financiada por Venezuela especializada en ingeniería, adquisición y construcción (EPC ) de centrales termoeléctricas. La empresa empleaba a 200 trabajadores directamente y 2.000 indirectamente. El enfoque de la empresa en la innovación y la mejora de los procesos de producción de energía eléctrica en Venezuela la llevó a posicionarse, en un corto período de tiempo, en una posición ventajosa para emprender proyectos a gran escala tanto dentro como fuera de Venezuela. De hecho, desde 2010, la compañía construyó 11 centrales termoeléctricas de ciclo simple, agregando 1.386 MW a la red de energía eléctrica del país a un precio más bajo que la mayoría de los competidores durante ese período, además de crear más de 12,000 empleos y mejorar la vida de alrededor. 700,000 familias, lo que la convierte en una de las empresas privadas más importantes del sector energético en Venezuela".

Pero tanto el investigador anticorrupción Alek Boyd, como muchas otras personas familiarizadas con el tema, están en desacuerdo con las afirmaciones de Betancourt y señalan que sus empresas han sido un “cascarón vacío”, que han servido sólo para apropiarse de astronómicas sumas de dinero en contratos con el Estado venezolano, mencionando el caso de las plantas eléctricas vendidas con exagerados sobreprecios por Derwick Associates, una compañía fundada por el hoy multimillonario, que nunca lograron proveer de energía eléctrica suficiente a Venezuela, ni cumplir la función para las que el Gobierno del difunto expresidente Hugo Chávez las había adquirido.

La empresa Derwick Associates de Venezuela S.A. ha desaparecido del Registro Nacional de Contratistas, la base de datos donde deben estar inscritas todas las compañías que buscan contratar con el Estado venezolano.




Aquí algunas de las afirmaciones de Betancourt en su site

Su carrera profesional siempre ha estado vinculada a diversas iniciativas de emprendimiento. Alejandro Betancourt obtuvo dos títulos en Economía y Administración de Empresas de la Universidad de Suffolk en Massachusetts (Boston, EE. UU.). Ha desarrollado su carrera principalmente en su país natal: inicialmente como gerente de operaciones para una serie de empresas internacionales y posteriormente en sus propias empresas.
Al comienzo de su carrera, asumió el cargo de Gerente Comercial para América Latina en la sucursal del Reino Unido de ICC-OEOC (http://www.iccoeoc.com/index1.asp), una firma norteamericana especializada en energía sector y en el comercio de petróleo y sus derivados, con oficinas en Estados Unidos, Europa, Medio Oriente, Sudamérica y África.
Posteriormente, Betancourt formó parte de los equipos ejecutivos del Grupo Guruceaga, una empresa especializada en el comercio internacional de productos básicos, donde asumió el cargo de gerente de nuevos negocios; y BGB Energy, la rama venezolana de la corporación internacional Kawasaki Heavy Industries (http://www.khi.co.jp/english/). Como primer ejecutivo de BGB Energy, participó activamente en el proyecto Interconexión Centro Occidente (ICO) de Venezuela, que tuvo lugar en 2006.
El objetivo de este proyecto era conectar los sistemas de transmisión de gas natural en las regiones oriental y central de Venezuela con los sistemas de transmisión en Occidente, a fin de satisfacer las demandas de gas del área y alentar la exportación de gas a países como Columbia , América Central y del Sur.
Después del éxito de BGB Energy dentro del Proyecto ICO y con casi una década de experiencia en el campo, Alejandro Betancourt decidió fundar su propia compañía en 2007, una empresa privada 100% financiada por Venezuela especializada en ingeniería, adquisición y construcción (EPC ) de centrales termoeléctricas. La empresa empleaba a 200 trabajadores directamente y 2.000 indirectamente.
El enfoque de la empresa en la innovación y la mejora de los procesos de producción de energía eléctrica en Venezuela la llevó a posicionarse, en un corto período de tiempo, en una posición ventajosa para emprender proyectos a gran escala tanto dentro como fuera de Venezuela. De hecho, desde 2010, la compañía construyó 11 centrales termoeléctricas de ciclo simple, agregando 1.386 MW a la red de energía eléctrica del país a un precio más bajo que la mayoría de los competidores durante ese período, además de crear más de 12,000 empleos y mejorar la vida de alrededor. 700,000 familias, lo que la convierte en una de las empresas privadas más importantes del sector energético en Venezuela.
Alejandro Betancourt lidera la administración O'Hara, un grupo de inversión internacional que en mayo de 2015 se convirtió en el mayor accionista de la compañía petrolera Pacific Rubiales Energy al controlar más del 20 por ciento de sus acciones.
A fines de agosto, Pacific Rubiales cambió su nombre a Pacific Exploration & Production Corp., en línea con su visión de "un enfoque más amplio en América Latina". Poco después, Alejandro Betancourt fue nombrado nuevo miembro de la junta directiva de la compañía.

 

Publicar un comentario

0 Comentarios