Ads

header ads

Empresario venezolano César Omaña responde a las acusaciones del presunto narcotraficante Cliver Alcalá sobre conspiraciones contra Maduro

César Omaña

“Desde hace muchos meses venimos trabajando la conformación de una unidad por la libertad de Venezuela. Hemos tenido mucho tropiezo de la oposición, de los testaferros de la Oposición que coinciden con los testaferros del Gobierno, llámese César Omaña”. Éstas fueron las palabras del mayor general del Ejército venezolano en situación de retiro, Cliver Alcalá Cordones, en marzo pasado, cuando se conoció que el Departamento de Justicia estadounidense había ofrecido una recompensa de $10 millones por su captura, acusándolo de haber conspirado para traficar narcóticos a los Estados Unidos. Allí mismo el ex-militar venezolano, desde Colombia, contó detalles acerca de un plan armado que estaba siendo coordinado por él, previo acuerdo con el líder del denominado “Gobierno interino” de Venezuela, Juan Guaidó, con el propósito de derrocar a Nicolás Maduro en Venezuela.

Las acusaciones provocaron la entrega voluntaria de Alcalá a la Administración para el Control de Drogas (DEA por su siglas en inglés) y su traslado a los Estados Unidos, donde una corte lleva su caso.

El nombre de César Antonio Alfonso Omaña Alcalá no era nuevo en el entorno político venezolano, pues en 2019 figuró como uno de los planificadores de un fallido levantamiento cívico - militar en contra de Maduro, encabezado también por Juan Guaidó y que condujo a la liberación del líder opositor Leopoldo López de su arresto domiciliario, quien luego debió refugiarse en la residencia del embajador de España en Caracas.

Este mes de abril de 2020 se ha difundido una carta firmada supuestamente por César Antonio Alfonso Omaña Alcalá, en la que da respuesta a las acusaciones de Cliver Alcalá Cordones, negando ser un "doble agente" o haber traicionado “los objetivos planteados". Allí mismo Omaña asegura ser amigo de Leopoldo López Mendoza, a quien ha exigido aclarar su rol en los levantamientos ante el Gobierno de los Estados Unidos, sin haber recibido respuesta.

CESAR OMAÑA ALCALA 
Personal

CARTA PUBLICA 
Quien subscribe, Cesar Antonio Alfonso Omaña Alcalá, venezolano de nacimiento portador del pasaporte No 07089234, quiero por medio de esa misiva aclarar varios puntos, de los cuales he evitado expresarme, pero las circunstancias nos conducen a esto.
Quiero desmentir rotundamente las recientes declaraciones del ciudadano Cliver Alcalá quien ha querido manipular la verdad y etiquetarme de "testaferro" de personajes del gobierno y de ser "doble agente". Lo ha hecho público en su declaración antes de ser detenido en Colombia y mis abogados me informan que quiere incriminarme acá en los Estados Unidos. 
Soy una persona comprometida con la libertad de Venezuela. He sido un colaborador del dirigente político Leopoldo López en la organización de actividades claves, como por ejemplo la denominada Operación Libertad, que se dio en Venezuela el 30 de abril del 2019 y en otras actividades que se me ha delegado apoyo como la coordinación logística del campamento operacional de contención en ubicado en Riohacha Colombia. 

No es verdad que el fracaso de las operaciones estratégicas se debe a que Cesar Omaña Alcalá, es un "doble agente" o "traiciono los objetivos planteados", como ha querido manifestar el ciudadano Cliver Alcalá en su declaración en los Estados Unidos, eso además de ser falso, representa una injusta acusación. 
Me veo obligado a escribir esta carta pública, debido a que he solicitado en reiteradas oportunidades a quien es mi amigo, el señor Leopoldo López Mendoza aclarar mi rol a las autoridades de los Estados Unidos y por alguna razón que desconozco, no he recibido respuesta positiva. Leopoldo López Mendoza, sabe claramente las razones del fracaso de las operaciones especiales donde he colaborado y sabe que nada es atribuible a mi persona. El fracaso del 30 de abril del 2019 se deben a una imprudencia por el protagonismo político, de quien altero el orden del plan (acordado con sectores militares para lograr una salida pacífica y posteriormente electoral, lo que trajo como consecuencia, la falta de confianza de los factores involucrados quienes abortaron el plan. La operación de Colombia, fracasa por fuga de información de políticos imprudentes, se sabe en ambos casos claramente donde están los responsables. Agradezco que la verdad sea difundida. Soy un venezolano que quiere la libertad de su país y seguire contribuyendo ante tan histórica misión de vida. 

Atentamente, 

César Antonio Alfonso Omaña Alcalá



¿Quién es Cesar Antonio Alfonso Omaña?

El venezolano Cesar Antonio Alfonso Omaña Alcalá, Fecha de Nacimiento 08 de Abril de 1979, es un medico y empresario, residente de Brickell Ave., Miami, Fl., 33129, en los Estados Unidos.

Se asegura que mantiene una estrecha relación con el narcogeneral del Ejército venezolano Hugo Armando Carvajal Barrios, el ex-director de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) de Venezuela, quien permanece en fuga en España por delitos de narcotráfico, a la espera de ser extraditado a los Estados Unidos.

Cesar Antonio Alfonso Omaña Alcalá sería socio del hijo del General Ej., Hugo Armando Carvajal Barrios a través de la empresa CONAGRA.

A Omaña se le señala como una de las personas encargadas de realizar enlaces y contactos para el rescate, durante la madrugada del 30 de Abril del 2019, del opositor Leopoldo López Mendoza, líder del partido Voluntad Popular, así como del ex-comisario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) Iván Simonovis. Se cree que detrás de esta operación fallida estaría la mano del General Hugo Armando Carvajal Barrios y de sus colaboradores el General (Ejército), Manuel Ricardo Cristopher Figuera, entonces jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y quien fuera Jefe de Investigaciones de la DGCIM cuando Carvajal Barrios era director de ese organismo, así como de los Mayores GNB, Juven José Sequea Torres y Juvenal Sequea Torres; uno de ellos ex-ayudante de Hugo Armando Carvajal Barrios.

Según algunas referencias, Manuel Ricardo Cristopher Figuera y uno de los Sequea habrían sacado 20 Kgs. de oro en enero del 2019 a bordo del avión Learjet 60, matricula N777YY, propiedad de Cesar Antonio Alfonso Omaña Alcalá.

A pesar de todo esto, Cesar Antonio Alfonso Omaña Alcalá también tendría residencia en Caracas-Venezuela, en la Qta, Althea, ubicada en la urbanización Altamira, del municipio Chacao, cuyo inmueble era propiedad de Luis Alejandro Pulgar, asesinado en esa casa. El bien había sido puesto a la orden de la Oficina Nacional de Bienes e Inmuebles Confiscados.

El día 13 de Enero del 2019, el mismo avión de Omaña habría llegado a Venezuela procedente de la Ciudad de Panamá con teléfonos satelitales Iridium utilizados para una conspiración que buscaba derrocar a Nicolás Maduro, los cuales se utilizarían para comunicaciones seguras entre Leopoldo López Mendoza, Cesar Omaña y Hugo Armando Carvajal Barrios.

Entendidos aseguran que Cesar Antonio Alfonso Omaña Alcalá tiene serios problemas de pronunciación, lo que le ha ganado el apodo de “El Gago”.

Omaña sería socio de Rafael Gill, hijo del empresario Víctor Gill, presidente del Banco Fondo Común. Rafael y Omaña serían socios en unas publicaciones en la ciudad de Miami, en los Estados Unidos.

Durante una entrevista del Gral Ej., Manuel Ricardo Cristopher Figuera con el Washington Post en Bogotá-Colombia, Cesar Omaña estuvo presente y posteriormente llegó a la ciudad de Miami a bordo del Learjet 60, matriculas N777YY.

Es importante recordar que el Gral Ej, Manuel Ricardo Cristopher Figuera fue acusado de perpetrar torturas, operaciones de lavado de dinero y supuestas extorsiones mientras el Gral Ej, Hugo Armando Carvajal Barrios fue director de la DGCIM, lo cual se señala puede ser corroborado con el empresario de origen portugués Domingo Goncalves, quien fuera dueño de casinos en Venezuela, el cual estuvo detenido en la DGCIM, señalado entre otras cosas de ser supuestamente una pieza en la organización de “El Chapo” Guzmán.

Asimismo algunas referencias hablan de la amistad de Cesar Antonio Alfonso Omaña Alcalá, María Gabriela Chávez Colmenares, hija del difunto ex-presidente Hugo Chávez, lo cual se afirma jugó un papel importante en la operación de Leopoldo López Mendoza e Iván Simonovis.

Cesar Antonio Alfonso Omaña Alcalá, supuestamente por intermedio de María Gabriela Chávez Colmenares, ha conseguido contratos fabulosos de suministros médicos a través de la empresa Logístic Express Medical Supply Inc., mediante una oficina Cargo Llc en donde algunos lo relacionan con un socio del fallecido Mayor retirado de la Aviación Francisco Javier Ocando Paz, detenido en la ciudad de Valencia, estado Carabobo en 1998.

Cesar Omaña se reuniría en su apartamento del edificio Jade en Brickell-Miami, con personeros del chavismo, madurismo y la oposición venezolana, como es el caso de J.J Rendón y Lilian Tintori. Omaña pagaría los apartamentos donde vive el Gral Ej., Manuel Ricardo Cristopher Figuera y el ex-comisario Iván Simonovis. También costearía algunas movilizaciones del dirigente opositor venezolano Lester Toledo, encargado de la Ayuda Humanitaria, junto a otra persona de nombre Jorge Bethancourt, con la finalidad de que ambos coordinen con el gobierno interino del líder opositor Juan Gerardo Guaidó Márquez para eliminar las sanciones por parte del gobierno de los Estados Unidos al Gral. Ej., Iván Rafael Hernández Dala y al Mayor GNB Alexander Enrique Granko Arteaga.

Publicar un comentario

0 Comentarios