Ads

header ads

En línea y con casos sospechosos de coronavirus, los casinos clandestinos no dejan de operar en Venezuela


Casinos ilegales y clandestinos operan en la provincia de Anzoátegui, en Venezuela, pagando por seguridad privada y en muchos casos comprando la protección de autoridades para poder operar, según han dicho personas familiarizadas con el asunto.

Los casinos, varios de éstos localizados en casas particulares, han debido mantener sus puertas cerradas, a raíz de las normas impuestas por las autoridades sanitarias de Venezuela durante la emergencia por el COVID-19. Sin embargo, en su interior permanecería alojado parte del personal, con casos sospechosos de coronavirus, han indicado las fuentes.

Pese a la situación, ninguna autoridad ha intervenido para investigar qué sucede en el interior de los lugares clandestinos de juegos y realizar una revisión sanitaria, pues sus propietarios pagarían altas sumas de dinero para garantizar su protección.

Aunque las casas de juego permanecen cerradas, las operaciones se continuarían haciendo de forma virtual, pues los lugares clandestinos estarían asociados a casinos en la Internet, recibiendo de éstos una comisión por los jugadores que aporten.

La operación de varias de estas casas clandestinas de juego se encuadra en sospechas de posibles delitos de legitimación de capitales, evasión fiscal y otros, pues el origen y destino de los fondos que manejan es en algunos casos ilegal y usualmente no declaran impuestos al fisco venezolano.

Algunas referencias señalan que la plaza de los casinos clandestinos en esa zona de Venezuela ha estado dominada durante años por varios comerciantes, entre los que figuran Alfredo Chacare, Diamantino Goncalves y otros. Chacare ha tenido actividad en los últimos meses al intentar abrir nuevas casas de apuestas en varios lugares de Venezuela, mientras que Goncalves se situaría en Caracas, más alejado de la actividad, producto de un cáncer pulmonar que padece, que requeriría atención médica fuera de las fronteras de Venezuela, fronteras que permanecen restringidas por la cuarentena impuesta tanto por el país petrolero como por otras naciones para evitar la propagación del coronavirus.

Publicar un comentario

0 Comentarios