EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Luis Rafael Escobar Ugas desvió fraudulentamente ayudas para venezolanos en Colombia en medio de la pandemia del COVID-19


Luis Rafael Escobar Ugas es acusado de desviar ayudas para venezolanos en Colombia en medio de la pandemia del COVID-19

Su última aparición en público fue en Bogotá, en donde realizó labores que implicaban recaudo de dinero para "gestionar ayudas" ante la embajada de Venezuela en Colombia a nombre de Pro Activa Venezuela, una entidad inexistente.

En un gesto colaborativo, la embajada de Venezuela suministró ayuda para miles de migrantes venezolanos que nunca llegó a los más necesitados.

La embajada, sin embargo, ha declarado no conocer la solicitud, ni al hombre, Luis Rafael Escobar Ugas, un venezolano acusado de haberse hecho partícipe de otras estafas en su país, quien ha estado hospedado en la ciudad de Bogotá en un hotel pagado por el despacho diplomático.

Algunas víctimas de Luis Rafael Escobar han instado a todos aquellos estafados a que formulen formalmente su denuncia ante la Policía Nacional de Colombia para que haya lugar a una acción de la fiscalía. Para este fin, han sugerido utilizar la aplicación en línea de la policía para que registren virtualmente sus denuncias, pues sin una denuncia formal el hombre no será buscado por las autoridades de Colombia y pudiera producirse otro brote de víctimas.


Luis Rafael Escobar Ugas fue activista del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). En Bogotá es acusado de haber engañado a más de 12.000 venezolanos, durante la pandemia por el COVID-19, utilizando sus datos para llevarlos a la embajada de Venezuela en la capital colombiana, en la cual recibirían supuestamente una ayuda alimentaria, que Escobar utilizó para beneficio propio, burlándose de la necesidad de muchos de sus connacionales.

Según denuncias reportadas en las redes, Escobar se presentaba años atrás en Venezuela como funcionario estatal para gestionar el apoyo del Gobierno de la provincia de Anzoátegui para la comuna Jesús de Nazareth, afirmando que esperaba lograr que el Gobierno construyera viviendas en unos terrenos, que serían destinadas a familias de bajos ingresos.

Así Escobar, según el relato, logró recaudar dinero de personas interesadas en obtener la propiedad de las viviendas y desapareció, dejando a varios estafados.

Tras su desaparición, el hombre fue ubicado nuevamente en la ciudad de Cúcuta, en Colombia, junto a su esposa, paciente con cáncer. Allí la pareja recibió la ayuda de diversas fundaciones que les financiaron de manera simultánea en pos de la recuperación de la salud de ella. No obstante, Escobar habría utilizado los fondos para tener una vida holgada y con comodidades, mientras su esposa agonizaba, hasta que ésta falleció.

Publicar un comentario

0 Comentarios