Ads

header ads

Primo del expresidente Álvaro Uribe Vélez ha sido notario de confianza del narcotraficante “Memo Fantasma” en Colombia

Jorge Humberto Uribe Escobar es ratificado como notario 24 de Bogotá por su primo el presidente Álvaro Uribe Vélez. Desde entonces es el notario de confianza del narcotraficante “Memo Fantasma”, hoy radicado en España

El notario de confianza del narcotraficante y paramilitar Guillermo León Acevedo Giraldo, alias “Memo Fantasma” (socio empresarial de la actual vicepresidenta Marta Lucía Ramírez) es Jorge Humberto Uribe Escobar. Este es primo del ex presidente y hoy senador Álvaro Uribe Vélez y hermano del ex senador Mario Uribe Escobar, condenado por paramilitarismo en febrero de 2011 por la Corte Suprema de Justicia.

Jorge Humberto Uribe Escobar, notario 24 de Bogotá, es recordado porque en 2008 su nombre fue limpiado mediante un controvertido decreto del entonces ministro de interior, Carlos Holguín Sardi, quien le borró dos sanciones que lo suspendieron del cargo por no pagar aportes al fisco por valor de $ 9.600 millones. Obtuvo la notaria 24 gracias a que su hermano Mario Uribe manejaba la Superintendencia de Notariado y Registro a través de sus fichas políticas, entre ellas su primo Uribe Vélez.

Según un reporte de Gonzalo Guillén y Julián F. Martínez para el medio colombiano La Nueva Prensa, Jorge Humberto Uribe Escobar fue ratificado como notario por su primo el presiente Uribe el 22 de octubre de 2008 en el Salón Gobelinos de la Casa de Nariño.

“Memo Fantasma”, de la misma manera, era copropietario, en asocio con el también narcotraficante Francisco Cifuentes Villa, de dos hangares del aeropuerto de Medellín “Olaya Herrera”, desde donde despacharon cien toneladas de cocaína, principalmente para el cartel de Sinaloa, del mexicano Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”. En ambos locales funcionan las aerolíneas Sociedad Aeronáutica de Santander S.A. (SASA) y Aviones Ejecutivos Limitada (AVIEL). Esta última, además, posee oficinas en el Centro Aeronáutico de Bogotá, situado en Fontibón.

Las referencias bancarias y comerciales principales de SASA y AVIEL son el Banco de Bogotá, del Grupo Aval, como consta oficialmente en la cámara de Comercio de Medellín.

El clan de los narcotraficantes colombianos Cifuentes Villa tuvo a su cargo durante décadas la red principal de lavado de activos del cartel de Sinaloa y de él hacía parte fundamental Dolly Cifuentes de Uribe, cuñada de Álvaro Uribe Vélez y madre de dos sobrinos carnales de éste, también ligados al crimen (VER AQUÍ).

A la izquierda, el “Chapo” Guzmán y en el círculo Rojo, Francisco Cifuentes Villa, socio de “Memo Fantasma” en envíos aéreos de cocaína desde Colombia a través de dos empresas: SASA y AVIEL

Francisco Cifuentes Villa, quien era miembro con dos acciones del exclusivo Club El Nogal, de Bogotá, fue asesinado en 2007. Lo sucedieron en la cabeza de la organización criminal, Alex Cifuentes Villa y Dolly Cifuentes Villa de Uribe, cuñada de Álvaro Uribe Vélez.

Álex terminó siendo el testigo estrella de la Fiscalía de Estados Unidos durante el juicio que le siguió en Nueva York al “Chapo” Guzmán, en el cual fue condenado por narcotráfico.

Por mandato de la Fiscalía General de la Nación de Colombia, SASA se encuentra embargada desde octubre de 2009 y sus bienes en proceso de extinción de dominio por narcotráfico, como lo demuestran los siguientes documentos:


No obstante, SASA continúa operando y sus cuatro helicópteros (principalmente el HK-4653) solían ser utilizados por el asesinado narcotraficante José Guillermo Hernández Aponte, alias “Ñeñe”, reconocido por haber articulado –bajo la dirección de Álvaro Uribe Vélez– una operación de compra de votos en la costa norte para el actual presidente de Colombia, Iván Duque.

Esa narco-aeronave es la de una controvertida fotografía en la que aparece “Ñeñe” Hernández a bordo con el promotor artístico Fernán Martínez Mahecha y el empresario ladrillero Ricardo Uribe Arango.

La fotografía fue puesta por el propio “Ñeñe” en su cuenta de Instagram, la cual sigue activa debido a que se llevó a la tumba el secreto de la clave de acceso. Sobre ella Uribe Arango se mantiene en silencio y Fernán Martínez ha dado dos versiones distintas. La primera de El Tiempo: “La foto fue tomada en un desplazamiento a Paipa, Boyacá, el 17 de abril de ese año, para recuperar el fuselaje de un avión siniestrado de propiedad de Ricardo Uribe, con el propósito de cobrar una póliza”. Agrega El Tiempo: “El rescate se debía filmar y Uribe, tras alquilar la aeronave, invitó a Martínez, quien ha dicho que no conocía al “Ñeñe” ni a María Mónica Urbina [esposa de “Ñeñe”], que también estuvo en el operativo”.

En un trino suyo, Martínez dijo otra cosa:

     “El helicóptero de la foto que circula en redes, lo alquiló, en El Dorado, el empresario Ricardo Uribe Arango para ir a Villa de Leyva a conocer su proyecto ‘La Villa de Santa Fé´ (Ruagrup).

     “Ahí, en mayo 2016, vi por primera y última vez al Ñeñe Hernández”.

      La foto no pudo haber sido tomada el de mayo de 2016, como dice Martínez, si bien “Ñeñe” la publicó antes de esa fecha: 17 abril de 2016.

Fernán Martínez hizo campaña por Iván Duque, lo mismo que “Ñeñe”, y el día de la fotografía la aeronave estaba embargada por la Fiscalía General con fines de extinción de dominio, no obstante lo cual continuaba operando.

Lea el reporte completo aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios