Subscribe Us

header ads

Empleados reciben con indignación solicitud para que donen equipos de protección al Ministerio Público de Panamá, por escaso presupuesto


Una sensación de malestar e indignación se apodera de funcionarios del Ministerio Público de Panamá, frente a un memorando de la Dirección de Recursos Humanos del órgano judicial, en la que les solicitan colaborar con “donaciones voluntarias”, para la compra de equipos de protección personal, tales como mascarillas y gel alcoholado  para  prevenir el contagio por COVID-19.

Un reporte del medio La Verdad Panamá señala que el memorando DRH-1444-2020,  firmado por Nilka González de Domínguez, directora de  Recursos  Humanos  de la  Procuraduría General de la Nación específica que: “Uno de  los  efectos de la Pandemia, es  sin  lugar  a  dudas, el recorte presupuestario a nivel de todas las instituciones del Estado, por lo cual, la adquisición  de materiales e insumos  que deben utilizarse  de carácter obligatorio y que,  como institución tenemos la obligación de suministrarlos se ha visto  afectada, viéndonos en la necesidad de solicitar, apelando al gran espíritu altruista y humanitario que caracteriza a nuestros colaboradores, donaciones voluntarias para  poder  sufragar  los  gastos de compra de insumos de equipo  de protección  personal, tales  como  mascarillas, para suplir  a nuestros  colaboradores como método de prevención, salvaguardando la salud integral de  los  mismos…”


“Los  funcionarios de abajo, incluyendo fiscales adjuntos que la mayoría gana 1,500  dólares al mes y asistentes operativos con un salario de 1,100 dólares sienten indignación ya que desde que inició la pandemia han estado haciendo turnos y cubriendo los gastos de mascarillas y demás materiales de limpieza”, expresaron varios  colaboradores.

Otros citaron  como  ejemplo la sede del Ministerio en Panamá Oeste, donde dos fiscales superiores ganan 7 mil dólares al mes,  los cuales  durante el  estado de emergencia no han estado presentes, al igual  que más de ocho fiscales de circuito que devengan 5 mil dólares al mes.

Siempre somos los funcionarios de abajo los que pagamos los platos rotos y ahora nos van a obligar a donar de nuestros salarios para la compra de  mascarillas cuando deben pedirle a los que más ganan y menos hacen, exclamaron.



Publicar un comentario

0 Comentarios