EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Los escándalos del presidente de Panamá Laurentino Cortizo


La emergencia del COVID-19 ha mermado la confianza de los panameños para con el Gobierno del presidente Laurentino Cortizo, envuelto hoy en escándalos de corrupción por casos como el de las compras con sobreprecio de suministros y equipos que ha intentado hacer o ha realizado el Ministerio de la Presidencia, a cargo del vicepresidente José Gabriel Carrizo Jaén, situación que ha llevado a muchos ciudadanos a exigir la renuncia de Carrizo. La crisis del COVID-19 parece estarse convirtiendo en Panamá en una crisis de gobernabilidad para Cortizo, quien enfrenta constantes protestas por parte de una población que exige el acceso a bonos y ayudas alimentarias que les permitan paliar el hambre a quienes han dejado de percibir ingresos a consecuencia de las medidas de cuarentena implementadas por el Gobierno para evitar el aumento en el número de casos de coronavirus.

Pero los escándalos que salpican a Cortizo, quien ha sabido combinar sus facetas como empresario y político, no son cosa nueva y desde antes de alcanzar la máxima jefatura de Gobierno, el hoy presidente panameño fue centro de diferentes controversias.

Sociedad con empresario acusado de blanqueo

Según un reporte de expresa.me, registros comerciales derriban el velo corporativo de compañías y fundaciones en donde desde antes de ser presidente de Panamá, Laurentino Cortizo ha fungido como Presidente, director o tesorero, en sociedad con algunos de sus hermanos y otros empresarios.

Cortizo fue accionista de la empresa Sistema Coresco S.A. en 1998, uno de cuyos directores es el empresario panameño Alí Waked Hatum, quien junto a varios familiares figuró como uno de los sancionados en mayo de 2016 por el departamento del tesoro de los Estados Unidos, en una acusación por haber supuestamente ayudado a lavar dinero del comercio internacional de drogas.

Contrato a Odebrecht en 2005

“Nito” Cortizo como también se le conoce al presidente de Panamá, rubricó años atrás, siendo titular del Ministerio de Desarrollo Agropecuario panameño (MIDA), el primer proyecto desarrollado por la empresa Odebrecht para el Sistema de Riego Remigio Rojas, que resultó siendo un total fracaso. El proyecto fue aprobado antes que se revelaran los escándalos de pago de sobornos y corrupción de la constructora brasileña tanto en Panamá como en otros países.

El 17 de octubre de 2005 Laurentino Cortizo declaró precalificada a la constructora Odebrecht para participar en la licitación pública correspondiente a la ejecución del proyecto de riego Remigio Rojas en Alanje, provincia de Chiriquí, según documentos en los que se observa la firma del entonces ministro, muy en contra de las declaraciones del actual presidente panameño, quien se ha deslindado de la firma del contrato.

Firmas falsificadas para excluir a hermanos de una herencia

En 2016 Laurentino Cortizo Cohen libró una batalla con algunos de sus hermanos ante el Organo Judicial de Panamá por la herencia de su madre, según se desprende de una querella presentada y que fue tramitada por la Corte Suprema de Justicia del país centroamericano.

La querella fue interpuesta por Dorinda Cortizo y Moisés Cortizo Cohen por la supuesta comisión del delito contra la fe pública y contra el patrimonio económico, pues alegaron que fueron excluidos ilegalmente en el testamento que dejó su madre, Esther Cohen de Cortizo, al morir en 2009.

De acuerdo con la querella, “Laurentino Cortizo, Roy Cortizo y Raúl Cortizo, presentaron un proceso sucesorio, con un testamento cuya existencia desconocían los demás hermanos y que distorsionaba la tan reiterada forma en que la señora Esther Cohen de Cortizo en vida, señalaba cómo serían repartidos los bienes de la misma, que incluso, fue atendida por nuestra representada, Dorinda Cortizo, hasta el día de su muerte, sin que aquélla le manifestara algún tipo de variación a su voluntad”, señaló uno de los recursos legales interpuestos por la firma de abogados G&B Law Firm.

Como elemento de sustento, Dorinda Cortizo y Moisés Cortizo Cohen presentaron una declaración notarial de Martha Lineth de González que señaló que no firmó como testigo en el testamento abierto suscrito por la señora Esther Cohen de Cortizo. De acuerdo con la querella, González dijo que no es su firma la que aparece en el documento y testamento. Los denunciantes aportaron un análisis grafólogo y grafocrítico, rendido por Armando Gaitán, en el cual señaló que la firma de Martha Linteth González, tenía “características diferentes a las observadas”. Dorinda Cohen estableció en su denuncia que luego de la muerte de su madre, su hermano (Laurentino Cortizo) le insistió en que fuera a una reunión en una de sus empresas familiares para darle copia del testamento. Aseveró, dentro de la querella, que desde que ella vio el documento, “dudó de la firma de su madre, por ello solicitó las certificaciones ante las notarias correspondientes y que se verificara si su madre había dejado testamento o no”.

Dorinda Cortizo y Moisés Cortizo Cohen acusaron a Laurentino Cortizo y a sus otros dos hermanos de haberse valido de firmas falsas para quedarse con la herencia de su madre.

 Lea el trabajo completo aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios