EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

El profesor estadounidense Bruce Bagley y alias Boliche piezas fundamentales en el arresto de Alex Saab

Bruce Bagley

Un familiar del difunto narcotraficante colombiano Ñeñe Hernández y un prestigioso profesor estadounidense fueron fundamentales para recoger información del empresario barranquillero cercano a Nicolás Maduro, quien fue capturado en Cabo Verde el pasado viernes 12 de junio.

Según un reporte del medio colombiano El Espectador, la reciente captura del empresario colombiano Alex Saab, señalado de ser uno de los testaferros del gobierno de Nicolás Maduro, lleva al menos dos años gestándose en las autoridades de los Estados Unidos. El contratista chavista barranquillero es señalado como uno de las piezas claves de una red ilegal de lavado de dinero del erario en Venezuela. El Departamento de Justicia de los Estados Unidos dice que lavó cerca de US$350 millones y que de esta asociación ilegal también fue partícipe el también colombiano y socio de Saab, Álvaro Pulido. Para cerrar el cerco al empresario de origen libanés, las autoridades de Colombia y Estados Unidos habían actuado en ese sentido en los últimos meses.

La más reciente sucedió el pasado 9 de junio en Barranquilla, cuando agentes del CTI y la Policía ocuparon varios de sus bienes: una mansión avaluada en $28.000 millones en el sector de Riomar de Barranquilla, dos lotes, una casa, un apartamento y tres garajes. En mayo de 2019, la Fiscalía le imputó a Saab los delitos de lavado de activos, concierto para delinquir, enriquecimiento ilícito, exportaciones e importaciones ficticias y estafa agravada por el escándalo de su empresa Shatex, señalada realizar operaciones ficticias de comercio exterior. Además, la colaboración de dos personas del entorno de Saab también fueron claves para precipitar su captura en Cabo Verde.

A finales de 2019, fue capturado Bruce Bagley de 73 años, profesor en estudios internacionales en la Universidad de Miami. En noviembre de 2018, fue acusado por fiscales federales de lavar cerca de US$2,5 millones provenientes de corrupción y sobornos en Venezuela entre noviembre de 2017 y octubre de 2018. En la acusación en contra de Bagley no se mencionó el nombre de Saab. Ahora se sabe que la persona que le consignaba los dineros era ese ciudadano colombiano cercano a Maduro. El pasado 1 de junio Bagley aceptó cargos y señaló que conoció a Saab por medio de un narcotraficante y paramilitar de la clase alta de Valledupar.

Se trata de Jorge Luís Hernández Villazón, alias Boliche, un personaje que fue cercano al exjefe paramilitar Salvatore Mancuso y que, según El Tiempo, es un supuesto testigo protegido del Gobierno de Estados Unidos. Boliche es pariente de José Guillermo el Ñeñe Hernández, el polémico ganadero que desató la llamada Ñeñepolítica y que al parecer era uno de los testaferros de alias Marquitos Figueroa, un temido jefe de un grupo criminal que operaba en La Guajira. Boliche, luego de algunos tropiezos en el mundo del narcotráfico terminó escondido en Venezuela.

Hace 15 días, el profesor Bagley le admitió a la justicia de los Estados Unidos que hace cuatro años Saab, por intermediación de Boliche, lo asesoró en unos trámites migratorios y en negocios. El prestigioso académico también contó que prestó dos de sus cuentas bancarias para que Boliche recibiera esos pagos. El FBI rastreó 10 giros, entre noviembre de 2017 y octubre de 2018, los cuales fueron realizados en bancos ubicados de Emiratos Árabes y Suiza. Además el docente universitario aceptó que él se quedaba con el 10% del dinero que Saab le consignaba y que el resto era entregado al antiguo narcotraficante y paramilitar Boliche.

Publicar un comentario

0 Comentarios