Ads

Tiendas vuelven a vender en Cuba bienes en dólares


Las tiendas estatales en Cuba comenzaron a vender algunos productos alimenticios y de higiene en dólares estadounidenses el lunes, ya que el país dependiente de las importaciones enfrenta una grave escasez de divisas negociables para comprar bienes en el extranjero.

Según un reporte de Reuters, la última vez que Cuba tuvo que abrir tales tiendas de dólares para productos básicos fue en la década de 1990, cuando la caída de la Unión Soviética sumió a la isla dirigida por los comunistas en una profunda depresión económica.

Esta vez es la pandemia de coronavirus, que ha cerrado el turismo y ha afectado a otros que generan ingresos, empeorando una crisis de liquidez existente debido a la implosión de la economía aliada de Venezuela y el endurecimiento de las sanciones de Estados Unidos contra el viejo enemigo Cuba.

Las líneas se formaron frente a las tiendas el lunes y los cubanos llenaron los bancos para obtener la tarjeta bancaria necesaria para comprar bienes en dólares, aunque la mayoría de los residentes se resignaron a obtener lo básico en moneda local.

"No todos los cubanos pueden comprar allí, no todos tenemos familia en el extranjero", dijo Lazara Rodríguez, de 43 años, una bailarina que vive cerca de una de las tiendas.

El gobierno dijo que se abrirán 62 tiendas en todo el país y que habrá más en los próximos meses.

Unos 80 puntos de venta de electrodomésticos, piezas de automóviles y otros artículos, como motocicletas, abrieron a fines del año pasado, y los automóviles usados ​​salieron a la venta para billetes verdes a principios de 2020.

El estado cubano monopoliza el comercio minorista y el comercio exterior, pero las consecuencias de la pandemia han empeorado la escasez de alimentos, medicamentos y otros bienes y hay largas colas en los puntos de venta.

Los consumidores dijeron que las tiendas en dólares ofrecían una opción en medio de la escasez para algunos, pero se quejaron de que todavía carecían de muchos productos.

"Es bueno, los precios son aceptables, pero no tiene muchos productos como detergente, aceite y jamón", dijo el jubilado Guillermo Antigua, al salir de una tienda en La Habana.

Cuba está reabriendo sin nuevos casos de COVID-19 reportados el lunes, pero los restaurantes privados sin acceso a los mercados mayoristas han tenido dificultades para elaborar una oferta.

Las nuevas tiendas son una opción para algunos.

"Esto es bueno. Tenemos opciones para seguir trabajando. Al menos nos están vendiendo productos ”, dijo el dueño de la cafetería Daniel González mientras empacaba queso y otros artículos en su automóvil.

Cuba legalizó el dólar después de la caída de la Unión Soviética, pero se retiró de circulación en 2004.

Desde entonces, ha habido dos monedas, el peso y el peso convertible, que está valorado en 24 pesos, circulando aunque la posesión del dólar y otras monedas negociables permaneció legal.

Los cubanos que frecuentan las tiendas en dólares necesitan una tarjeta bancaria denominada en dólares de una cuenta abierta con monedas negociables que se pueden obtener a través de remesas en el extranjero u otros medios como el intercambio de pesos locales en la calle.

El gobierno afirma que el peso convertible es igual al dólar, pero los bienes importados, cuando están disponibles, tienen enormes márgenes de ganancia, ya que se compran en monedas negociables. El peso y el peso convertible no tienen valor en el exterior.

"Al igual que en la década de 1990, las monedas nacionales han perdido su convertibilidad y no permiten que las empresas paguen deudas e importen insumos", dijo Pavel Vidal, un ex economista del banco central cubano que enseña en la Universidad Javeriana Cali de Colombia.

"Para garantizar que al menos algunos sectores y mercados funcionen, tienen que dolarizarlos".

Publicar un comentario

0 Comentarios