Ads

header ads

Canciller Carlos Holmes Trujillo aceleró la repatriación a Colombia de los restos de “Ñeñe” Hernández tras asesinato del narcotraficante en Brasil

Iván Duque y José Guillermo Hernández, alias “Ñeñe”

Por GONZALO GUILLÉN Y JULIÁN F. MARTÍNEZ
lanuevaprensa.com.co

El cadáver del narcotraficante José Guillermo Hernández, alias “Ñeñe”, fue repatriado de Brasil en dos días, gracias al entonces canciller Carlos Holmes Trujillo, a pesar de que ese trámite demora cerca de un mes cuando se trata de una muerte violenta, de acuerdo con expertos consultados en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Carlos Holmes Trujillo

“Ñeñe” Hernández adquirió votos para Duque en al menos cuatro departamentos: La Guajira, Magdalena, Cesar y Santander.

El homicidio ocurrió el 1 de mayo de 2019, el cadáver regresó a Valledupar el 4 de mayo siguiente y fue sepultado el 5.

“A penas se enteraron de los hechos, por unas amistades pudimos hablar con el canciller y nos ayudaron mucho desde el primer momento”, declaró el hijo de “Ñeñe” Juan David Hernández López.

Otra fuente en Valledupar que pidió el anonimato, declaró a La Nueva Prensa:

“Cuando hablamos de que hoy ya nadie conoce al “Ñeñe”, les digo que Carlos Holmes era la llave del Ñeñe: si quieren saber, miren la diferencia entre las fechas de cuando lo mataron y cuando lo enterraron. A ningún muerto lo traen tan rápido a Colombia. ¿Quién era el canciller?, pues Carlos Holmes, ese man fue el que aceleró todo”.

El canciller Holmes Trujillo es mencionado en un audio de la Ñeñe-Política, de 19 de noviembre de 2018, en el que el narcotraficante habla con una señora llamada Raquel. Esta le pregunta: “¿que noticias le han dado, qué le dicen?”, a lo cual “Ñeñe” contesta: “he estado viajando, pero voy a llamar al primo para ver que le dijo, para ver si ya habló con el Canciller. El audio, correspondiente, divulgado por Andrés González, de Caracol Radioes este. 

“Ñeñe” fue asesinado en confusas circunstancias en Uberaba, estado de Minas Gerais (Brasil). La principal versión sobre el caso ha indicado que murió durante un atraco en el que quisieron robarle un reloj Rolex. Sin embargo, su hermano José Gregorio, alias “Goyo”, el pasado 18 de julio le reveló a la revista Semana que se trató de un homicidio predeterminado y ordenado desde Colombia.

Al morir, “Ñeñe” iba con una mujer que todavía no ha sido identificada.

El papel de Carlos Holmes Trujillo consistió, de acuerdo con las normas correspondientes, en acompañar y asesorar los trámites con las funerarias, la aerolínea Avianca y demás entidades involucradas en la repatriación. No se ha informado si los gastos correspondientes fueron sufragados por la familia o la Cancillería.

El cuerpo del narcotraficante llegó a Valledupar en un vuelo comercial el 4 de mayo de 2019, a las 10:30 de la mañana.

Los despojos mortales fueron recibidos por “Goyo” Hernández (íntimo amigo del presidente Iván Duque) y su hijo José Miguel Hernández López, como lo muestra esta fotografía de El Heraldo, de Barranquilla:

El entierro del Ñeñe Hernández se efectuó el 5 de mayo de 2019 en el cementerio Jardines del Ecce Homo, de Valledupar.


La estrategia electoral de Duque en La Guajira incluyó un viaje no registrado en las cuentas oficiales de campaña de Carlos Holmes Trujillo, actual ministro de Defensa.

Carlos Holmes Trujillo visitó La Guajira durante 5, 6 y 7 de julio de 2018, antes de la segunda vuelta. Invitó a que en ese departamento “el resultado sea aún más claro y contundente el 17 de junio”.

Lea el trabajo completo aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios