Ads

header ads

Infodio: Corrupción: La oscura economía de PDVSA


Alek Boyd
infodio.com | Traducción

En 2002, Hugo Chávez se hizo cargo de PDVSA, el conglomerado energético estatal de Venezuela. Chávez se dio cuenta desde el principio de que para tener éxito, su revolución cósmica tendría que tener acceso irrestricto a financiación ilimitada. Ahí es donde Rafael Ramírez, el perfecto sí-hombre, encajó directamente. Al ser designado por Chávez como director ejecutivo de PDVSA y ministro de Energía, estaba a cargo de supervisarse a sí mismo, es decir, el ministro Ramírez tenía que mantener todas las actividades de Ramírez como CEO de PDVSA bajo control. Esto resultó en el mayor saqueo de recursos estatales visto en el siglo XXI, en cualquier parte del mundo. Más de $ 1.5 billones de ingresos ingresaron durante el período de Ramírez (2002-2014), ninguno de los cuales queda. Ramírez implementó personalmente una economía sumergida en PDVSA, alimentada por la corrupción. Desde la oficina ejecutiva de Ramirez hacia abajo, toda la gestión crítica formaba parte de ella. La asesoría legal, las adquisiciones, el comercio y el suministro, el envío y los miembros de la junta estaban controlados por personas que actuaban como la administración oficial de PDVSA y, al mismo tiempo, recibían sobornos por valor de cientos de millones de dólares de un grupo de operativos cuidadosamente seleccionados y absolutamente leales a Ramírez. A continuación se presentan algunos ejemplos.

Carmelo Urdaneta Aqui. El título oficial, durante un tiempo, fue el de asesor legal de PDVSA. Amigo de Ramírez. Autora del prefacio de algún libro publicado por Hildegard Rondón de Sansó, suegra de Ramírez y también abogada de PDVSA. Urdaneta Aqui era, al mismo tiempo, contratista, prestando sus servicios a ( entre otros rufianes ) Nervis Villalobos, uno de los lugartenientes más confiables de Ramírez. Villalobos (Josland Investments) y Urdaneta Aqui (Ramok Investments) celebraron un "contrato verbal", por el cual Urdaneta Aqui recibiría $ 5.000.000 (ver imágenes a continuación). La naturaleza del contrato era, básicamente, aprobar la contratación de algún tipo que Villalobos, como intermediario / representante local obligado por Ramírez a las empresas internacionales que persiguen negocios con PDVSA, obtendría.

Eso no fue lo peor, por supuesto. Para entonces, Villalobos había logrado que su apoderado Luis Alejandro Rivero pasara a formar parte de Banca Privada d'Andorra (BPA), la empresa de lavado de dinero propiedad de Higini y Ramon Cierco . Entonces Rivero organizaría, desde su cuenta de correo electrónico [email protected] , los pagos de sobornos a Urdaneta Aqui y a muchos otros miembros del personal de PDVSA.

Recordemos que el BPA no era solo un banco. Tenía un negocio paralelo llamado BPA Serveis, un tipo de operación de Mossack Fonseca que garantizaba a los clientes del tipo Villalobos que se cubrirían todos los requisitos offshore, lavado de dinero y KYC / quejas.

Una vez que los clientes venezolanos fueron incorporados, ya sea por Rivero o por otro personal de BPA completamente corrupto, BPA Serveis establecería shells (acciones al portador utilizadas en muchos casos) en las mejores jurisdicciones offshore, desde Panamá hasta Belice.

Entonces vemos cómo Villalobos contrata, efectivamente, al asesor legal de PDVSA (Urdaneta Aqui), y se compromete a pagarle $ 5 millones. Sin embargo, no termina con la promesa de pago, ya que la evidencia documental también muestra que los fondos se transfirieron a cuentas controladas por Urdaneta Aqui, en el banco BPA y en EFG Bank, un proveedor de servicios similar favorecido por los rufianes chavistas (ver más abajo).


Otro ejemplo de esta economía sumergida es el caso de Javier Alvarado Ochoa, quien ocupó cargos de alta dirección en BARIVEN (una subsidiaria de PDVSA que se ocupa de las adquisiciones), en CORPOELEC (corporación eléctrica bajo el control del ministro Ramírez). Alvarado Ochoa era buen amigo del excolega Nervis Villalobos y de Diego Salazar, primo hermano de Ramírez. Es buscado en Venezuela y por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, aunque se compró un pasaporte español -justo a tiempo- para evitar la extradición a cualquiera de los dos lugares.

Ramírez impuso al primo Salazar como el hombre para atender todas las necesidades de seguros relacionadas con PDVSA. Pero pronto ese escándalo no iba a ser suficiente, por lo que Salazar también se convirtió en el hombre de referencia para las corporaciones chinas preseleccionadas que se beneficiarían de los contratos de adquisición que se regían por acuerdos bilaterales multimillonarios entre China y Venezuela.

Se creó un fondo común de fondos para fines especiales (llamado " El Gran Volumen ") , en el que se depositaron más de $ 20 mil millones. Mientras estaba al frente de CORPOELEC, Alvarado Ochoa celebró un contrato con Luis Mariano Rodríguez Cabello, apoderado y lugarteniente de confianza a su vez de Diego Salazar, para ayudar en la aprobación de un contrato que se otorgaría a Sinohydro Corporation . El caparazón de Salazar se comprometió a pagar a Alvarado Ochoa $ 18,000,000 luego de que CORPOELEC otorgó con éxito los contratos a Sinohydro.


Es decir, el titular de CORPOELEC en el momento de las negociaciones con Sinohydro, estaba bajo contrato con el hombre impuesto por Ramírez a los chinos para negociar con las instituciones venezolanas bajo su control. La decisión de otorgar contrato o no estaba en manos de Alvarado Ochoa y, en última instancia, de Ramírez de todos modos. Ese era su cometido oficial. Aún así, Salazar se vio obligado a actuar como intermediario, solo con el propósito de obtener sobornos de los chinos, quienes, por supuesto, estaban muy dispuestos a complacer.

Así que Salazar recibe el corte de Ramírez y Alvarado Ochoa recibe otro apretón de manos dorado, simplemente por hacer su trabajo. Así fue como Chávez dirigió el programa: se aseguró de que todos, en todas partes, estuvieran en él, para poder controlar todo el aparato. Salazar y Villalobos tenían contratos de representación con corporaciones del tipo Sinohydro / Duro Felguera, y también tenían contratos con los directores de las instituciones que otorgarían los contratos. Luego distribuirían el botín entre los participantes.


Urdaneta Aqui y Alvarado Ochoa no fueron, de ninguna manera, las dos únicas manzanas podridas. Ali Rodríguez Araque, como director de CORPOELEC y justo después de Alvarado, también firmó acuerdos por valor de miles de millones con los chinos. El mismo Ramírez se atrevió a colocar su firma, a la aprobación del directorio de PDVSA de un acuerdo de lavado de dinero de $ 4.5 mil millones de dólares completamente corrupto con los Obertos, y afirma continuamente que nunca se involucró en actos de corrupción. Esa década de imponer sobornos a todos los negocios es lo que le permite a Ramírez cubrir los honorarios legales de Abbe Lowell, adelantarse a las autoridades investigadoras de todo el mundo y vivir en el regazo del lujo sin tener que trabajar hoy en día.


Sin embargo, los sobornos no solo se distribuyeron entre el personal de PDVSA. Porque Ramírez también se aseguró de que su equipo B mantuviera contentos a otros funcionarios y diplomáticos de Chávez. Sin duda, esto fue por orden de Chávez. Un ejemplo ya expuesto en el pasado fue el de Rocío Maneiro, actual embajadora chavista en Reino Unido, anteriormente en China. Maneiro estaba en la nómina de Salazar, básicamente para servir de enlace entre los rufianes preseleccionados de China y sus homólogos venezolanos. Hay un contrato donde Salazar se compromete a pagarle a Maneiro $ 15,000,000 por sus servicios.

Otro fue Miguel Antonio Gómez Núñez, el embajador de Chávez ante Daniel Ortega, quien estuvo contratado durante años con un anticipo de $ 25,000 al mes.

La corrupción es interminable y es el pegamento que mantiene al chavismo hasta el día de hoy. Todo el 'gobierno' chavista es una monumental guarida de corrupción. Ramírez mantuvo a ex compañeros como Villalobos, compañeros Eudomario Carruyo, Eulogio del Pino, Asdrubal Chávez y Víctor Aular, familiares cercanos como los primos Salazar y Luis Bastidas Ramírez, cuñado Baldo Sanso, suegra y esposa, sus tres hermanos, tío Egly Ramírez. , asistente personal, guardaespaldas ... todas las personas de su círculo están involucradas. Pero Ramírez era el mensajero de Chávez, ni más ni menos. Nicolás Maduro fue otra figura así, y lo que ha hecho con Alex Saab, por ejemplo, es solo una réplica de lo que hizo Ramírez. Diosdado Cabello lidera otra tribu similar. Jorge y Delcy Rodríguez, otro. Tareck el Aisami, otro ...

Estos rufianes controlan los flujos de dinero, ergo controlan Venezuela, su política, negocios, militares, oposición, etc. Ningún cambio vendrá si no se aborda la corrupción.


Lea el trabajo aquí



Gestionar un gigante energético, estilo @RRamirezVE: sin bonificaciones, solo buena vieja #corrupción #OOTT #CarmeloUrdanetaAqui

Alek Boyd
@infodi0




Publicar un comentario

0 Comentarios