EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Evidencias relacionan al expresidente Álvaro Uribe con la masacre de Girardota en Colombia y con el grupo paramilitar de los Villegas


Por: @JuanPoe
elinvestigad0r.com

Los grupos paramilitares que se esparcieron por varios municipios antioqueños durante la Gobernación de Álvaro Uribe Vélez actuaron bajo la tutela de redes de inteligencia que les daban apoyo logístico e intercambiaban información con el objetivo de identificar y ubicar a sus víctimas quienes luego eran asesinadas por sicarios.

Un informe de la Fiscalía del 23 de julio de 1999 que nunca ha sido revelado al país, el cual se encuentra en el proceso 34986 donde se descubrieron las finanzas de los principales bloques paramilitares y por el cual fueron asesinados la mayoría de funcionarios del CTI y fiscales que adelantaban las investigaciones, descubrió la existencia de un grupo paramilitar o escuadrón de limpieza social en Girardota, que junto con las Convivir del Municipio estaban causando gran violencia contra sus habitantes. Allí se señala la existencia de un grupo paramilitar que actuaba conjuntamente con una red inteligencia “Buen vecino” que fue constituida el 15 de marzo de 1997 mediante redes de comunicación entre propietarios de fincas e informantes que se ubicaban en la plaza principal, quienes se encargaban de identificar a las víctimas de los escuadrones paramilitares. Esta red paramilitar fue constituida durante la Gobernación de Antioquia de Álvaro Uribe Vélez.

Un informe del 20 de noviembre de 1998 de la Fiscalía señala que este grupo paramilitar fue enviado al Municipio de Girardota directamente por Carlos Castaño con una dotación de fusiles R-15 calibre 5.56, granadas y morteros. Como se indicó este grupo era apoyado por la red de inteligencia y logística llamada eufemísticamente “la red ciudadana del buen vecino” que apoyaba directamente al grupo paramilitar que incursionó en Girardota, cuya función era identificar a las víctimas del grupo de autodefensas. Esta red fue ordenada e impuesta nada más y nada menos que por la propia Gobernación de Álvaro Uribe Vélez, pues el Alcalde de Girardota de aquella época German Darío Gómez Vásquez que fue elegido de enero de 1995 a diciembre de 1997 no estaba conforme con esa red paramilitar, pero tuvo que aceptarla por presiones directas del Gobernador.

Esta red de inteligencia paramilitar auspiciada desde sus inicios directamente por la Gobernación de Álvaro Uribe como lo demuestra el informe de la Fiscalía del 20 de noviembre de 1998, fue cómplice con varios sicarios de una terrible masacre en el Municipio de Girardota que nunca fue revelada por la opinión pública y en la que fueron asesinadas 29 personas como se puede evidenciar en las actas de levantamientos realizadas por la Fiscalía.

Por este proceso fueron detenidos el 4 de agosto de 1998 por la Fiscalía Regional de Medellín por su presunta participación en la conformación de grupos de justicia privada y por la comisión de múltiples homicidios en Girardota, a Juan Carlos Cadavid Vélez alias Pitillo, al soldado del batallón Pedro Nel Ospina Fernando Antonio Zapata Valencia, alias el Zarco, Gabriel Alfonso Tavera, Gabriel Jaime Rendón Cano, Milady Arango Rendón, Claudia Patricia Roldán Arango y Ovidio Roldán Trujillo.

Juan Carlos Cadavid alias Pitillo uno de los jefes del grupo tenía contacto directo con Jacinto Alberto Soto Toro, jefe del Estado Mayor de las autodefensas quien se encuentra en esta imagen reunido con los máximos líderes de los paramilitares.




Lea el trabajo completo aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios