EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Infodio: Leopoldo se escapa, el chavismo se queda


Alek Boyd
infodio.com | Traducción

Cuéntenos entre los sospechosos, los incrédulos. A principios de 2019, incluso antes de que Juan Guaidó se declarara presidente interino de Venezuela, nos reunimos con altos funcionarios de la administración Trump. Muy temprano en nuestra reunión se pronunciaron palabras en el sentido de "nos gusta Leopoldo". Lo recuerdo vívidamente, habiendo pensado "oh hombre ... ¿por dónde empezamos?" Para Leopoldo, antes de que su títere Guaidó se convirtiera en algo, ya era, posiblemente, el político más tóxico de Venezuela. Por desgracia, esa era la esperanza entonces. Guaidó, y su " cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres"El mantra llegó solo unos días después. Lo bueno de hacer la debida diligencia para los clientes, es que estamos en el registro diciendo enfáticamente" ¡ninguna en absoluto! "cuando se nos preguntó en ese entonces qué hicimos con las posibilidades de Guaidó. Han pasado casi dos años. ¿Está la oposición más cerca de sacar al chavismo del poder?

Leopoldo, con mucha ayuda de sus amigos del norte, ha estado jodiendo las cosas desde entonces. Por su propio lado. Ante la imposibilidad de que Nicolás Maduro renunciara y se fuera, simplemente repitiendo hasta la saciedad un mantra inalcanzable, se implementaron otras "opciones", como asociarse con gente como Raúl Gorrín, Maikel Moreno, Vladimir Padrino y Cristopher Figuera, para derrocar Maduro. La desesperación de Leopoldo por llegar a Miraflores debió de ser estratosférica, para incluso entretener la idea de que Gorrín, Moreno, Padrino y Figuera harían algo, cualquier cosa, para eliminar la fuente de su poder y riqueza. Aunque adelante siguieron con el plan, cuyo único logro fue trasladar a Leopoldo del arresto domiciliario al asilo político en la Embajada de España en Caracas. Guaidó, López y compañía luego instruyeron a JJ Rendon, quien después de una búsqueda en Google contrató a un idiota absoluto que prometió liberar a Venezuela de las garras del chavismo. Eso lo iba a hacer con la ayuda de ... nada menos que Cliver Alcala.

Mientras tanto, la "presidencia interina" de Guaidó ha sido una serie de desastres políticos, salpicada de escándalos de corrupción que involucran a sus familiares más cercanos y socios. Leopoldo ha sido, todo el tiempo, el "poder y el cerebro" detrás de Guaidó. Hace un par de días se fue a Madrid, succionando todo el oxígeno de la habitación. Durante el resto de este año, escucharemos innumerables epopeyas sobre cómo "escapó", su lucha mandeliana y bladi effing bla. Esto, por supuesto, le dará suficiente espacio a Maduro para sentarse cómodamente durante el resto del período del Congreso de Guaidó y desviar la atención, hasta que esté firmemente al mando del nuevo Congreso electo de Venezuela.

Ya se nos dice lo que Leopoldo va a lograr desde el exterior, eso sería lo que no pudo hacer contra el chavismo durante los últimos 20 años mientras estuvo en Venezuela. Es decir, una oposición unificada que realmente puede arrebatarle el poder a Maduro & compañía. Buena suerte con eso también.

España, hay que decirlo, estaba en una situación muy similar a la de la Embajada de Ecuador en Londres con Julian Assange, es decir, en una posición única para vigilar cada movimiento de Leopoldo. Realmente fue muy bueno, para el chavismo, que si le molestaba podría haber castigado a España donde le dolía, es decir, con Repsol, el conglomerado energético español. Recientemente, a fines de agosto, Repsol todavía estaba extrayendo crudo de PDVSA. Entonces, mientras el autoproclamado "líder de la oposición" estaba "conspirando contra Maduro" desde la Embajada de España, el gobierno de España siguió negociando con PDVSA, en clara violación de las sanciones impuestas por la administración Trump. Las continuas relaciones comerciales de Pedro Sánchez con Maduro podrían haberse debido al gobierno español número 2, Pablo Iglesias, quien es un empleado del chavismo. También podría haber sido producto de la propia ambigüedad de Sánchez sobre si su gobierno reconoce o no la "presidencia" de Guaidó. El exprimer ministro José Luis Rodríguez Zapatero, quien domina el gobierno socialista de Sánchez y también es un empleado del chavismo, es un conocido apologista de Maduro. Luego está la red de Los emigrados  a España, que tras saquear Venezuela con la ayuda del chavismo están lavando el producto de la corrupción a plena luz del día, han permeado la mayoría de los círculos de poder y ninguna autoridad española se atreve siquiera a pedirles cuentas.

Los rumores de que los funcionarios de la "administración" de Guaidó lo están pasando mejor que nunca, controlando fondos que solo podrían desear de una manera completamente irresponsable, deben haberse quemado ... Entonces Leopoldo llega a un país donde sus partidarios -como Alejandro Betancourt- viven a lo grande, totalmente libres de gravámenes. por la aplicación de la ley, y todo tipo de tratos poco fiables se pueden preparar sin la más mínima posibilidad de supervisión. La libertad de Leopoldo fue, una vez más, discutida en negociaciones donde participó Jorge Rodríguez según fuentes. España aún está por investigar / explicar lo que se discutió entre la hermana de Jorge Delcy y el ministro José Luis Ábalos. En cualquier caso, es razonable esperar que  se cree para Leopoldo algún papel que suene a fantasía, libertador o algo así.

En cuanto a la perspectiva de ver a Venezuela gobernada por otra cosa que no sea el chavismo gracias a Leopoldo, seguimos sin estar totalmente convencidos.

Lea aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios