Ads

header ads

La administración de Trump deportó a venezolanos mediante un tercer país, según el senador estadounidense Bob Menéndez


La administración Trump deportó en secreto a un número desconocido de venezolanos a través de un tercer país, posiblemente en violación de las leyes estadounidenses, según una carta difundida el viernes por el senador estadounidense Bob Menéndez.

El demócrata de alto rango en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, dijo que el Departamento de Estado había confirmado por escrito a fines del mes pasado que deportó “subrepticiamente” a un número desconocido de venezolanos de Estados Unidos a través de los países caribeños de Trinidad y Tobago. Esto fue después de que la Administración Federal de Aviación (FAA) impusiera a pesar de la prohibición de vuelos hacia y desde Venezuela en mayo de 2019.

Las llamadas deportaciones “sigilosas” solo cesaron después del brote del coronavirus este año, dijo.

“Los nuevos documentos proporcionados a mi oficina confirman que las deportaciones de Estados Unidos a Venezuela continuaron a través de terceros países al menos hasta marzo de 2020, mientras que la Administración Trump ha ofrecido pocas garantías de que no continuará devolviendo a los venezolanos a un régimen que Naciones Unidas declaró recientemente que se ha comprometido. crímenes de lesa humanidad ”, escribió Menéndez.

Según un reporte de David C Adams para Univisión, el senador cubanoamericano que representa al estado de Nueva Jersey, exige que el Departamento de Estado brinde ahora información detallada sobre las fechas de los vuelos y cuántos venezolanos fueron deportados. Citó datos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU. Obtenidos a través de una base de datos no gubernamental que muestra que más de 100 venezolanos fueron deportados entre octubre y febrero, incluidos 95 sin condena penal.

La embajada del gobierno interino de Venezuela, encabezada por Juan Guaidó, dijo a Univision que no tenía información sobre deportaciones al país sudamericano este año. "La información que maneja nuestra oficina de Asuntos Consulares es que no ha habido deportaciones", dijo un vocero.

"No hay vuelos a Venezuela en este momento. Si no hay vuelos a Venezuela, no puede haber deportaciones ", explicó. "Puede que haya habido algunos casos muy específicos de personas que voluntariamente pidieron ser deportadas porque ya no querían estar en procesos legales aquí", agregó.

Actualmente hay 274 venezolanos detenidos por inmigrantes en Estados Unidos, frente a los 1.200 de hace un año, dijo el portavoz de la embajada. De ellos, 726 fueron puestos en libertad condicional.

El Departamento de Estado y el Departamento de Seguridad Nacional no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios. Sin embargo, Telemundo informó anteriormente en marzo que 130 venezolanos fueron deportados desde el inicio del año fiscal en octubre, vía terceros países.

Si bien la administración Trump ha condenado a los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua, etiquetados como la “troika de la tiranía”, sigue deportando a sus ciudadanos.

Los expertos dicen que la deportación de ciudadanos extranjeros a través de un tercer país no tiene precedentes, especialmente cuando se trata de países a los que Estados Unidos ha acusado de graves violaciones de derechos humanos, incluida la falta de debido proceso legal y la tortura.

"La ley estadounidense prohíbe el regreso forzoso de refugiados a un lugar donde sus vidas o su libertad estarían amenazadas, las regulaciones estadounidenses han suspendido todos los viajes aéreos a Venezuela, y la política exterior estadounidense debería ser contrarrestar los abusos sistemáticos de los derechos humanos por parte del régimen de Maduro", Menéndez. escribió en la carta, fechada el 16 de octubre, dirigida al secretario de Estado Mike Pompeo, así como a la secretaria de Transporte Elaine Chau y al secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf.

"La continua deportación de ciudadanos venezolanos por parte del gobierno parece socavar estas políticas", agregó.

Demócratas y grupos de derechos humanos llevan meses pidiendo a la administración Trump que otorgue el Estatus de Protección Temporal a los miles de venezolanos indocumentados que han buscado refugio en Estados Unidos desde que el país sudamericano cayó en una crisis política y humanitaria luego de dos décadas de corrupción. desgobierno socialista.

“Si bien el presidente rechaza el TPS para los venezolanos… la Administración Trump ha hecho todo lo posible para continuar deportando a los venezolanos, esta vez deportándolos a través de Trinidad y Tobago debido a la ausencia de vuelos directos”, dijo a Univision un asistente del Senado Demócrata.

Venezuela, que alguna vez fue una nación rica en petróleo, también está sufriendo un colapso económico impresionante que ha visto a millones de sus 30 millones de ciudadanos huir del país. Además de eso, sus instituciones de salud pública están luchando para hacer frente a las necesidades básicas, incluidos 85.000 casos de covid-19 que se han cobrado 714 vidas, según estadísticas oficiales que se consideran lamentablemente infravaloradas.

Estos incidentes recién revelados siguen a los informes de prensa del año pasado que indicaban que las deportaciones de Estados Unidos a Venezuela continuaron en los vuelos de Copa Airlines a través de Panamá a pesar de la suspensión de la FAA. La FAA multó a Copa Airlines en junio de 2019 por violar la prohibición de vuelos.

Los funcionarios estadounidenses reconocieron a principios de este año que la deportación de venezolanos había continuado, aunque no proporcionaron detalles. El 6 de febrero de 2020, el Representante Especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, dijo: "No diría que hay un congelamiento completo de la deportación de venezolanos, pero el número de deportaciones es extremadamente bajo".

En agosto, Abrams testificó públicamente que no sería seguro deportar a los venezolanos de regreso a Venezuela y que la Administración Trump "actualmente no lo está haciendo".

Varios senadores demócratas, incluido Menéndez, pidieron el mes pasado a la administración Trump que detenga las políticas "atroces" que niegan el asilo y envían a personas que huyen de las dictaduras en Cuba, Venezuela y Nicaragua de regreso a sus países para enfrentar represalias.

“Las políticas de la Administración para expulsar y poner en peligro a refugiados y solicitantes de asilo de Venezuela, Cuba, Nicaragua y otros países envían un mensaje de insensibilidad, crueldad y desprecio por los derechos humanos que alimenta la agenda de nuestros adversarios para poner en duda el papel excepcional de Estados Unidos. como un faro de libertad y democracia ”, escribieron los senadores.

Entre octubre del año pasado y marzo de 2020, los últimos datos disponibles, el 64 por ciento de las solicitudes de asilo realizadas por cubanos y el 61 por ciento de las reclamaciones hechas por nicaragüenses fueron denegadas, según datos de los tribunales de inmigración obtenidos por Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC ) en la Universidad de Syracuse.

Aproximadamente el 45 por ciento de los hechos por venezolanos que huyen de la mayor crisis humanitaria en la región también fueron negados.

Publicar un comentario

0 Comentarios