Ads

header ads

Majed Khalil Mazjoub, el venezolano en la mira de los Estados Unidos por ser el sustituto de Alex Saab

Majed Khalil Mazjoub

La caída de Álex Saab en Cabo Verde, y su inminente extradición a los Estados Unidos, no han detenido las redes económicas que sostienen al Gobierno de Maduro.

Según la web Primer Informe, Saab era también el enlace para mantener a la influencia de Irán en Venezuela, gracias a la extensa red de apoyo de Hezbolá en el país caribeño, construida a lo largo de muchos años infiltrando a la gran comunidad de libaneses en Venezuela.

El más reciente informe sobre las relaciones de Hezbolá en Venezuela, elaborado por el experto Joseph Humire, con el respaldo del Atlantic Council, revela información importante sobre el hombre llamado a ser el sustituto de Álex Saab. Se trata del libanés-venezolano Majed Khalil Mazjoub.

Ese empresario junto con su hermano, Khaled, han construido un millonario imperio empresarial gracias a sus lazos con los gobiernos de Chávez y Maduro.

El nuevo supermercado iraní en Caracas, «Megasis», es obra del trabajo de Khalil Mazjoub. «Megasis» es una rama de una cadena minorista iraní, Etka, una subsidiaria del Ministerio de Defensa y Logística de las Fuerzas Armadas (MODAFL) en Irán, explica Humire.

«Durante los últimos catorce años, el MODAFL se ha asociado con la agencia de logística de defensa de Venezuela, la Compañía Venezolana de Militares Industries (CAVIM), configurando proyectos militares opacos y blindando las transferencias financieras a través del intercambio comercial de PDVSA con China», afirma Humire su informe

La entrada en escena de los hermanos Khalil Mazjoub, como actores preponderantes del comercio exterior y el financiamiento al madurismo, también hará más estrecha la relación de Venezuela con Hezbolá.

El exministro de Finanzas libanés, Ali Hassan Khalil, es tío de los Khalil Mazjoub y fue recientemente sancionado por la OFAC por su «apoyo material a Hezbollah» y otros cargos de corrupción.

Pero hay una manera que con cooperación internacional puede hacerlo que Khalil Mazjoub caiga de la misma forma en que fue capturado Saab: en uno de sus viajes.

«…la red de crimen-terror establecida por Hezbolá en Venezuela, representan una amenaza la seguridad de los Estados Unidos, que es multifacética y requiere una respuesta sólida», recomienda Humire en el informe.

El experto, en una entrevista con la periodista Maibort Petit, Humire detalló que la función de «superfacilitador» que empresarios como Álex Saab, y ahora Majed Khalil Mazjoub tienen para el Gobierno de Maduro requiere que se movilicen de forma constante.

Al ser los artífices de intrincadas tramas comerciales ilícitas, necesitan reunirse físicamente con otras personas para poder negociar y tratar temas que no pueden abordarse usando formas de comunicación remota.

«Toda esta gente requiere viajar, Sin viajes es difícil operar», dijo Humire. Agregó que Khaliz Mazjoub estuvo en Turquía y en España este año. «Hay que mirar los movimientos y el mundo occidental debe poner más presión sobre la llegada de ciertas personas», propuso.

Una vez que los rostros de la gente se conocen, explicó Humire, aunque cambien de identidad, es difícil que puedan burlar controles migratorios. Detalló que integrantes de los clanes de Hezbolá que operan en Venezuela viajan con frecuencia a España, Italia, Francia y Alemania.

«Si sabemos a dónde están yendo podemos trabajar con las autoridades de esos países». El país que Humire cree sería idóneo para esa colaboración es Alemania, nación que designó a Hezbolá como organización terrorista.

Los vínculos del nuevo testaferro con el chavismo se rastrean hasta los primeros años de la llamada revolución bolivariana.

En 2001, Khalil Mazjoub, recibió un contrato de $5 millones para la adquisición de la plataforma informática de la Dirección General Sectorial de Inteligencia Militar.

El proyecto se ejecutaría a través Hardwell Computer Inc, registrada en Florida y propiedad de Khalil Mazjoub. Esa empresa supuestamente era la única distribuidora en Venezuela de Raytheon, empresa estadounidense especializada en equipos de defensa y con contratos con el gobierno de EEUU, según se registra en el portal Poderopedia. Eso que no impidió que en 2004, Washington le revocara la visa al libanés.

También está documentado que en 2005, una de las firmas en las cuales es directivo Majed Khalil Manzjoub, Pacific Rim Energy, recibió cuatro contratos para la construcción de plantas eléctricas en el paíss suramerica, entre esas la Josefa Camejo, en Paraguaná; y la de Cabrutica en Anzoátegui, cuando el viceministro de Energía Eléctrica era Nervis Villalobos.

También está relacionado con las empresas Petroltect Fluidos de Venezuela, Editorial Exxito XXI (proyecto junto a Oschar Schemel), Serfoca y KK Inversiones, inscritas en Panamá. Además se le vincula con Eveba, Sun Channel, Serviseguros y Seguros Universitas.

Los hermanos Khalil Mazjoub también lograron acuerdos comerciales preferenciales del Gobierno de Evo Morales en Bolivia, según una investigación legislativa de 2017 realizada por un senador boliviano.

Los registros de inmigración de Bolivia muestran que Khaled Khalil Mazjoub viajó a La Paz al menos siete veces en los últimos cinco años, incluido un viaje a Bolivia con su hermano en 2015, según documentó Humire.

«El nexo entre Irán y Hezbolá en Venezuela, primero bajo Chávez y ahora con Maduro, ha sido subestimado por la comunidad internacional durante demasiado tiempo…Reducir la cooperación Maduro-Irán-Hezbollá es un paso crítico para detener las redes ilícitas que están ayudando a sostener el régimen de Maduro», concluye Humire en su informe.

Publicar un comentario

0 Comentarios