EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Exlíder guerrillero “Timochenko” reconoció atentados de las FARC contra Álvaro Uribe y Germán Vargas Lleras en Colombia


Por GONZALO GUILLÉN Y JULIÁN F. MARTÍNEZ
lanuevaprensa.com.co

Los dos atentados terroristas con bombas cometidos en Bogotá en 2002 y 2005 contra el ex vicepresidente Germán Vargas Lleras –en uno de los cuales perdió dos dedos y medio de la mano izquierda–, fueron cometidos por las FARC y así lo reconocerá ante la Comisión de la Verdad el ex jefe guerrillero Rodrigo Londoño, quien fue conocido en la guerra como “Timochenko”.

Esta revelación tumba la versión, tomada como verdad histórica, en el sentido de que ambos ataques criminales fueron ordenados por el entonces presidente de la república, Álvaro Uribe Vélez, y ejecutados por la desaparecida y tenebrosa policía política DAS, la cual sí vigilaba de cerca e ilícitamente a Vargas Lleras en todos sus movimientos.

La extinta policía secreta DAS tenía una voluminosa bitácora de los seguimientos ilícitos que le hacía todos los días a Vargas Lleras, por orden de la presidencia de Álvaro Uribe.

El reconocimiento de los dos atentados está anunciado en una carta que Londoño dijo a La Nueva Prensa le enviará al ex presidente Juan Manuel Santos.


Recientemente, el ex comandante de las FARC y senador Julián Gallo, también reconoció ser el autor del asesinato del líder conservador Álvaro Gómez Hurtado y desintegró así la teoría, acogida judicialmente, de que había sido un crimen de estado.

El propio Vargas Lleras, bogotano y conservador de 58 años, ha aceptado la tesis de que Uribe fue quien en dos oportunidades quiso quitarle la vida usando explosivos y se fundamenta en abundante información verídica y secreta del DAS, organismo que le pisaba los talones y le rendía a la presidencia informes pormenorizados de sus movimientos.

La Nueva Prensa posee las carpetas secretas del DAS en las que constan de manera oficial los detalles del espionaje y la guerra sucia que ese organismo de la Casa de Nariño mantenía contra Vargas Lleras. Esa información aparece al final de este reportaje.

El primer atentado contra Vargas Lleras ocurrió el 13 diciembre de 2002 mediante un falso regalo de Navidad cargado con explosivos.

Vargas Lleras describió así el episodio en una crónica que publicó en la revista Soho:

Ese día finalizaban las sesiones del Congreso y, al término de estas, hacia las 7:00 de la noche, subí a mi oficina para dejar listas algunas cosas. Sobre la mesa del escritorio encontré lo que parecían unos regalos de Navidad, dos de los cuales recuerdo vivamente: un libro grueso de Ana Mercedes Hoyos, que resultó ser mi tabla de salvación, y, debajo del mismo, una agenda cuyo remitente era mi mujer, Luz María Zapata. Tomé primero el libro y, por cosas de la vida, lo apoyé en las piernas, recostado sobre el abdomen. Luego cogí la agenda. Ya no me acuerdo de qué color era ni cómo venía empacada, sólo sé que me causó curiosidad el hecho de que Luz María me enviara un regalo a la oficina. Y cuál sería mi sorpresa cuando la abro y ¡pum!, explota entre mis manos”.

El segundo atentado fue cometido el lunes 10 de octubre de 2005 contra la caravana blindada de Vargas Lleras, en la intersección de la Carrera Novena con calle 71, de Bogotá, a las 10:15 de la noche, cuando acabada de salir de las instalaciones cercanas de la cadena de radio Caracol, donde participó esa noche en el programa de debate Hora 20. La explosión hirió levemente a nueve personas, entre ellas Vargas Lleras y tres de sus escoltas. No hubo muertos.

Londoño relatará que en el segundo ataque a Vargas Lleras su disuelta organización guerrillera empleó un carro Corsa de color rojo cargado con el explosivo conocido como anfo que estalló mediante una técnica usada en esa acción por primera vez: un haz de luz atravesaba la Carrera Novena de lado a lado, de manera que al ser interrumpido con el paso del carro de Vargas Lleras, que encabezaba su caravana, la carga estallaría de manera inmediata, como, en efecto, sucedió.

El sistema es similar al que emplean en sus puertas de ingreso algunos establecimientos de comercio: suena un timbre cada vez que una persona al pasar interrumpe un rayo de luz invisible.

El primer funcionario público en llegar al lugar del atentado fue el director del DAS, Jorge Noguera Cotes, quien luego sería condenado a 25 años de cárcel por un concurso de delitos de sangre y crímenes de guerra en asocio con las bandas paramilitares del narcotraficante y asesino Rodrigo Tovar Pupo, alias ”Jorge 40”, a las cuales pertenecía Noguera y Uribe lo sabía.

Noguera Cotes, quien dirigía a diario el espionaje contra el político agredido, le informó en el lugar de los hechos al atolondrado Vargas Lleras que acababa de ser atacado por las FARC.

Noguera renunció al DAS 15 días después de este atentado.

Posteriormente apareció el propio presidente Uribe con decenas de escoltas y un megáfono en mano, respaldó la acusación a las FARC y montó en el lugar un puesto de asistencia a los vecinos afectados que él mismo atendió durante cerca de dos días. A todos les entregó cheques para que repararan los daños sufridos, principalmente en los ventanales que fueron pulverizados con el estallido.

Uribe también ofreció 500 millones de pesos de recompensa a quienes facilitaran la captura de los atacantes, lo que nunca ocurrió.

No obstante, la versión del DAS y de Uribe no tuvo credibilidad, en parte por el odio visceral que mostraba contra Vargas Lleras, y años después, cuando el DAS fue abolido para ponerle fin a sus crímenes y desmanes, en los archivos secretos que dejó aparecieron evidencias de la guerra sucia que mantenía contra periodistas, magistrados de las cortes, opositores y entre todos ellos el propio Vargas Lleras. Así se consolidó aún más la versión de que Uribe fue quien intentó asesinarlo en dos oportunidades.

Vargas Lleras es abogado de la Universidad del Rosario. Nació en Bogotá el 19 de febrero de 1962 y es nieto del expresidente liberal Carlos Lleras Restrepo. Ejerció como senador entre 1994 y 2008, fundó el partido Cambio Radical y estuvo de candidato a la presidencia en 2010 y 2018, pero fue derrotado. Fue ministro del Interior y de Justicia y de Vivienda. En enero de 2014 llegó al cargo de vicepresidente como compañero de fórmula en la reelección de Juan Manuel Santos.

El exguerrillero Londoño, además, revelará a la Comisión de la Verdad que la presencia inmediata de Uribe en el sitio del atentado contra Vargas Lleras, en el que éste último no tuvo nada que ver, las FARC calcularon que si cometían otro acto terrorista parecido en Bogotá con toda seguridad el presidente se presentaría personalmente de nuevo y ahí tendrían, por fin, la oportunidad de asesinarlo que estaban buscando de tiempo atrás.

Efectivamente, el 12 de octubre de 2005 (dos días después del segundo atentado contra Vargas Lleras), las FARC montaron nueve rampas de lanzamiento de granadas de 120 milímetros cada una en una casa del barrio Girardot, próximo a la presidencia. Un primer disparo debía impactar las instalaciones del batallón Guardia Presidencial. Calcularon que Uribe llegaría al lugar en pocos minutos y entonces lloverían sobre él, de manera escalonada, los ocho cohetes restantes. Este plan, por fortuna, fracasó.

Perfilamiento del DAS de Vargas Lleras


Lea completo aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios