EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

El mafioso Alfredo Chacare trata de cerrar los casinos de sus competidores en Venezuela para seguir lavando dinero

Alfredo Chacare

Enrique Toledo | Opinión

Entre dueños de casinos que funcionan en Venezuela, principalmente en los estados Zulia y Anzoátegui, se estaría librando una guerra, en donde uno en particular, Alfredo Chacare, trataría de destronar a la competencia, utilizando para esto a las autoridades.

Un episodio más de la confrontación entre esos mercaderes del juego han sido unos allanamientos realizados por autoridades el miércoles 16 de diciembre en horas de la noche contra varios casinos en el estado Anzoátegui, tanto algunos que estaban en pleno funcionamiento como otros que no se mantenían operando al momento de los procedimientos.

Los allanamientos dejaron varios dealers y empleados detenidos, quienes fueron puestos a las órdenes del Ministerio Público, para que sus casos sean pasados a tribunales.

Una de las salas allanadas, perteneciente a un comerciante de nombre Angel Tovar, no se encontraba operando cuando fueron realizados los allanamientos, pero se ha conocido que las cerraduras del establecimiento fueron forzadas, el mobiliario sufrió varios destrozos y las máquinas fueron inutilizadas.

La única sala en la que no fue realizado procedimiento alguno habría sido justamente una perteneciente a Alfredo Chacare, confirmándose con esto su complot contra sus competidores.

Alfredo Chacare es un personaje conocido en el sector de los casinos en Venezuela, por operar salas que han sido nido para el lavado y legitimación de capitales, la evasión fiscal y muchos más ilícitos.

Una de sus últimas apuestas ha sido la apertura de un nuevo casino en la ciudad de Maracaibo, estado Zulia, mediante SIPSA y CASINO DEL LAGO, para lo cual esas empresas han estado entrevistando y capacitando a jóvenes dealers. Se ha visto que ahí también tendría participación un sujeto llamado Franco Di Gennaro Aristizábal, quien es acusado por tráfico de armas y conexiones con bandas narcotraficantes.

Nada menos se puede esperar de un comerciante mafioso como Alfredo Chacare, capaz de comprar conciencias de algunas autoridades para enriquecerse obscenamente subvirtiendo las leyes y fomentando la ludopatía.

Esperemos que todavía hayan autoridades decentes que no se dejen comprar por un mafioso de la categoría de Chacare y que se atrevan a ponerlo en cintura como lo han hecho en Venezuela con otros dueños de casinos.

Publicar un comentario

0 Comentarios