EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Los contratos ocultos de Pemex con Vitol


Envuelta en un nuevo escándalo de corrupción y sobornos, Pemex decidió ocultar contratos que ha firmado en la última década con la empresa suiza Vitol, al argumentar que la información es secreto comercial y debido a que algunos de los convenios fueron suscritos por filiales de Pemex en el extranjero que no están sujetas a la Ley de Transparencia.

“Ninguna empresa petrolera a nivel mundial, ni tampoco empresas nacionales en diversas ramas, proporcionan información detallada a los particulares que lo soliciten sobre su situación comercial o económica”, respondió Pemex Transformación Industrial al negarse a precisar sus negocios con Vitol.

Según un reporte Andrea Cárdenas para Quinto Elemento Lab, a inicios de este mes, el Departamento de Justicia de Estados Unidos dio a conocer un arreglo judicial acompañado de un “mea culpa” de la unidad estadounidense de Vitol que confesó haber sobornado a funcionarios en México y Ecuador para ganar contratos al menos desde 2015 y hasta 2020. También admitieron haber comprado a funcionarios en Brasil entre 2005 y 2014.

Desde el verano pasado, Quinto Elemento Lab investigaba los contratos entre Pemex y Vitol, pues supo que el Departamento del Tesoro de EU recibió en 2014 un informe de actividad sospechosa que involucró diez transferencias por 276.7 millones de dólares (mdd) a favor de Vitol realizadas por MGI Trading Ltd, una filial de Pemex creada en las Islas Caimán.

A una serie de solicitudes de Transparencia, Pemex y sus subsidiarias sólo reportaron cinco contratos con Vitol entre 2017 y 2019: tres de ellos suman 242.6 mdd y el valor de los otros dos se mantiene bajo reserva porque es “secreto industrial y comercial”.

En sus respuestas a las solicitudes, Pemex y sus subsidiarias dijeron que no había contratos entre MGI Trading Ltd y Vitol. “No se tiene registro de contrataciones celebradas”, respondió Pemex corporativo. “La información solicitada es inexistente” pues se trata de personas morales privadas, respondió por su parte Pemex Transformación Industrial.

MGI Trading Ltd, una filial de Pemex creada en 1993, hizo diez transferencias bancarias entre enero y abril de 2014, utilizando la cuenta 3544025999001 en una sucursal de Nueva York del Standard Chartered Bank. El banco reportó esas transacciones a la unidad de inteligencia del Tesoro (FinCEN) como parte de un informe de actividad sospechosa (SAR), según documentos obtenidos en la investigación global FinCEN Files, liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

La filtración de los FinCEN Files, que contiene miles de operaciones sospechosas que los bancos reportaron al Tesoro, documenta 2,916 transacciones que fueron recibidas o enviadas por Vitol durante los primeros meses de 2014.

El Standard Chartered Bank tenía en la mira a Vitol tras descubrir que hizo negocios en países de alto riesgo para el lavado de dinero como Kazajistán, Kenia y Angola, y porque la firma, una de las mayores distribuidoras de hidrocarburos en el mundo, había violado las prohibiciones impuestas por la Unión Europea y Estados Unidos al comprar gasolina a Irán, de acuerdo con el SAR enviado por el banco al FinCEN.

Los SAR no son evidencia de una conducta criminal, pero son la forma como los bancos alertan a las autoridades de EU sobre actividades presuntamente irregulares o delictivas y posibles operaciones de lavado de dinero.

Los FinCEN Files permitieron conocer parte de los recursos que se movían entre Pemex y Vitol, porque públicamente la empresa estatal no está obligada a informar sobre los contratos que firman algunas de sus filiales creadas en el extranjero. Una fuente de Pemex explicó que las filiales como MGI Trading no son sujetos obligados de la Ley de Transparencia por lo que no es posible saber si suscribió un contrato que justifique los millonarios pagos reportados como sospechosos en 2014.

Pemex tampoco quiso informar con claridad sobre otros contratos que tiene con Vitol, argumentando que la información es clasificada.

La subsidiaria Pemex Transformación Industrial reconoció que firmó dos contratos: uno en junio de 2018 con Vitol Marketing México S de RL de CV para comprar gasolina y diésel, y otro en abril de 2019 con Vitol Marketing S de RL de CV para la comercialización de turbosina y gasavión, pero se negó a proporcionar las versiones públicas de ambos convenios.

“La información solicitada es considerada como secreto industrial y comercial y, en consecuencia, se trata de información confidencial, al ser información que está directamente relacionada con actividades y estrategias de carácter comercial utilizadas por Pemex Transformación Industrial de forma exclusiva con sus clientes”, dijo la subsidiaria en su respuesta a la solicitud de transparencia.


Lea el trabajo completo aquí 

Publicar un comentario

0 Comentarios