EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Policía europea desmantela servicio de ciberdelincuencia encargado del "software malicioso más peligroso del mundo"


Las agencias de aplicación de la ley de varios países han desmantelado en un esfuerzo coordinado uno de los servicios de ciberdelincuencia más sofisticados y duraderos utilizados por las redes delictivas para extorsionar y robar datos personales en todo el mundo, dijo Europol en un comunicado la semana pasada.

Según un reporte de Julett Pineda para el Proyecto de Denuncia de la Corrupción y el Crimen Organizado (occrp.org), autoridades de Estados Unidos, Canadá y seis países europeos llevaron a cabo una operación conjunta para interrumpir Emotet, un malware polimórfico que involucra a varios cientos de servidores. 

La Policía Nacional de Ucrania  dijo en un comunicado emitido el miércoles que las actividades de Emotet han sido bloqueadas y que dos ciudadanos ucranianos que participaron en el plan han sido identificados. Un video de la policía  mostró a los agentes allanando una residencia y confiscando dólares estadounidenses y otros billetes, computadoras y equipos electrónicos. 

Además, las autoridades ucranianas anunciaron sus esfuerzos de coordinación para detener a miembros de un grupo de piratas informáticos internacional que utilizó la infraestructura de Emotet para llevar a cabo actos de ciberdelito. 

Durante la última década, el software malicioso se ha dirigido a industrias críticas, incluidas la banca, la salud y el comercio electrónico, y ha causado daños estimados en 2.500 millones de dólares a nivel mundial, según el comunicado.

Descubierto por primera vez como un troyano bancario en 2014, Emotet se convirtió en una botnet, una red de computadoras comprometidas, que sirvió como un servicio de contratación para que los ciberdelincuentes instalaran otro software malicioso.

Emotet se difunde a través de correos electrónicos que contienen archivos adjuntos o enlaces maliciosos, a menudo utilizando marcas familiares para sus destinatarios, con campañas recientes que imitan recibos de PayPal, servicios de envío, advertencias de seguridad e incluso alertas COVID-19. 

Una vez que el Emotet infectó el dispositivo, tenía la capacidad de instalar malware adicional para robar las credenciales financieras de una víctima o extorsionar a los usuarios a través de ransomware, bloqueando el acceso a un sistema informático hasta que el usuario pagara un rescate.

Publicar un comentario

0 Comentarios