EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Nueva Zelanda confiscó $1.000 millones durante la última década vinculados a ilícitos en Venezuela y otros países


Los delincuentes extranjeros que tienen como objetivo a Nueva Zelanda para blanquear ganancias ilícitas más millones congelados en cuentas bancarias locales han aumentado el valor de las ganancias restringidas del delito en la última década a casi mil millones de dólares.

Según un reporte de Denise McNabb para el medio neocelandés interest.co.nz, el lavado de dinero es uno de los mayores éxitos, según los últimos datos policiales en el período hasta mediados de febrero.

Desde 2010, $ 994.3 millones han sido restringidos bajo la Ley de Recuperación de Activos Penales de 2009 (CPRA) con $ 327.3 millones de ese recuento confiscados al Tesoro para su uso en programas de rehabilitación criminal, en gran parte relacionados con el abuso de drogas y alcohol. La próxima ronda de licitación por fondos de alrededor de $ 5 millones a $ 6 millones se cierra el 15 de marzo.

Un portavoz de la policía dijo que el valor confiscado a la Corona a menudo no coincidía con el valor de restricción debido a intereses de terceros (bancos) en propiedades o activos que no se buscaban para su decomiso. Los valores también fluctuaron entre la concesión de un decomiso y la venta de un activo, generalmente no menos de seis meses después de un decomiso emitido por un tribunal.

La CPRA designa al cesionario oficial para que tome la custodia y el control de los bienes retenidos o decomisados ​​por los tribunales y para disponer de los bienes confiscados.

La mayor restricción de activos individual hecha bajo la ley es de $ 141 millones en efectivo, activos y propiedades, producto de delitos cibernéticos canalizados a través de Canton Business Corporation, la compañía fantasma detrás del intercambio internacional de bitcoins, BTC-e, controlada por el criminal de criptomonedas ruso Alexander Vinnik, que fue arrestado en Grecia en 2017. La policía de Nueva Zelanda pasó 11 meses en 2019 y 2020 a través de la Operación Hermes recuperando los activos. Vinnik fue extraditado a Francia a principios del año pasado y sentenciado a cinco años de prisión en diciembre por cargos de lavado de € 135 millones (alrededor de $ NZ223.62 millones). Enfrenta más cargos criminales en Estados Unidos y es buscado en Rusia.

Esos activos incautados (hasta $ 1 millón de la estimación original de la policía el año pasado) todavía están congelados hasta que se complete la investigación y se finalice la evidencia, dijo el portavoz de la policía, pero no pudo decir cuándo sucedería. El caché de Vinnik elevó el valor 2019-20 de los activos restringidos a 261,3 millones de dólares, un 195% más que los 86,66 millones de dólares del año anterior.

Los datos policiales también muestran en 2019-20 otras 38 restricciones valoradas en $ 56.6 millones por lavado de dinero. Esto llevó el total del año en esa categoría de delitos a $ 197.6 millones, seguido de 256 cargos de incautación de activos de metanfetamina ($ 19.05 millones), 90 cargos de tráfico de cannabis ($ 17.9 millones), 38 cargos de engaño y fraude ($ 13.435 millones), cuatro cargos de comercio ilegal y otros delitos ($ 9,8 millones) y tres delitos fiscales ($ 2,45 millones). Cantidades menores restringidas fueron para MDMA (metilendioximetanfetamina) y las incautaciones de drogas de éxtasis, otras drogas y un delito sexual.

Conexión venezolana


Una gran incautación por lavado de dinero en el año 2018-19 de $ 11.85 millones ($ 16.14 millones) aún está congelada después de que un caso reciente de la Corte de Apelaciones de Andreina Gámez Rodríguez no lograra liberar la suma en una cuenta de BNZ registrada en Map, con sede en Hamilton. y Sociedad Fiduciaria Asociada. El dinero se transfirió desde una cuenta en el Lombard Odier add CIE (Bahamas) Ltd Bank a nombre de Rodríguez. BNZ alertó a la empresa fiduciaria  sobre sus obligaciones contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

El Comisionado de Policía afirmó que los fondos se derivaron de la conducta deshonesta y fraudulenta del esposo de Rodríguez, Luis Carlos De León-Pérez, un ciudadano estadounidense-venezolano que fue arrestado en España en 2017 y extraditado a Estados Unidos para enfrentar lavado de dinero y cargos de soborno.

Pérez, ex abogado de la petrolera estatal venezolana Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), se declaró culpable en julio de 2018 de solicitar sobornos y comisiones ilegales en virtud de un acuerdo de culpabilidad sellado.

Se alega que él y otros aceptaron US $ 119 millones en sobornos a cambio de concertar contratos lucrativos para clientes en un momento en que PDVSA estaba peligrosamente cerca de cerrarse durante la crisis financiera del país entre 2011 y 2013. Se afirmó que su parte no era menos de US $ 16. 0,1 millón ($ 21,92 millones). El Departamento de Seguridad Nacional de los EE. UU. Todavía está investigando las actividades de Pérez y otros prófugos. Una investigación realizada por Alec Boyd de Infodio.com ha revelado una operación global de lavado de dinero para los fondos con el nombre de Rodríguez en los documentos.

Desde que Rodríguez perdió su caso en la Corte de Apelaciones en noviembre pasado, el director de Map & Associate, Peter Bullen, dijo que su firma no ha sabido nada más de Rodríguez y no sabía si habría más apelaciones. Él rechazó a hacer más comentarios.

Pero el portavoz de la policía confirmó que la investigación estaba en curso y que aún no se había solicitado una solicitud de decomiso, pero que se presentaría cuando se completara la investigación y se finalizaran las pruebas.

Si bien el cofre de activos de delitos cibernéticos de Vinnik es la cantidad más alta restringida, la cantidad individual más alta incautada en un caso de lavado de dinero es $ 43 millones blanqueados por William Yan, también conocido como Bill Liu, Yang Liu y Yong Ming Yan . En el momento en que fue acusado en noviembre de 2017, los tribunales escucharon que Nueva Zelanda se quedaría con $ 15 millones de esos fondos.

Pete Seufatu, gerente nacional de la Unidad de Integridad de Activos Criminales de MBIE, dijo que la cantidad era tanto el decomiso individual más alto bajo la Ley de Activos Criminales (Recuperación) de 2009 como su predecesora, la Ley de Activos del Crimen de 1991) en un caso de lavado de dinero.

Publicar un comentario

0 Comentarios