EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Salidos de una Venezuela en crisis, hermanos De Grazia intentan conquistar los Estados Unidos con sus restaurantes mientras los catalogan de “enchufados”


Una corte estadounidense desestimó una demanda presentada por los venezolanos Horacio, Levin y Carmelo De Grazia contra distintos periodistas y medios en la internet, por carecer de suficiente sustento legal, pruebas y testigos.

La demanda presentada en 2019 por los hermanos empresarios, propietarios de los restaurantes Bocas House, Bocas Grill y Francisca en la ciudad de Miami, incluyó entre los demandados al chef internacional de origen venezolano César González, excopropietario de Bocas Group y exgerente de uno de sus restaurantes, al que acusaron de ser parte supuestamente de falsas acusaciones en su contra.


En las redes algunos internautas han afirmado que los hermanos intentarían utilizar acciones legales para amedrentar a sus críticos, por acusarlos de "enchufados" o de tener vínculos con figuras poderosas en Venezuela.

Mientras Venezuela atraviesa una grave crisis económica, los hermanos despliegan a lo largo y ancho de los Estados Unidos una oleada de aperturas de más de 20 nuevos locales de su franquicia de restaurantes Francisca.


Con una agresiva campaña publicitaria que ha llegado a Nueva York, los empresarios intentan conquistar el mercado estadounidense junto a Jesús Pita, socio de la cadena de restaurantes Francisca.


Algunos han opinado en las redes que intentarían vender en los Estados Unidos la propiedad de los restaurantes bajo el modelo comercial de franquicia a "enchufados", amigos de figuras chavistas e hijos de "inversores enchufados".

Publicar un comentario

0 Comentarios