EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Fiscalía de Colombia acusó a miembros de organización vinculada al narcotráfico que blanqueó decenas de millones de dólares


Una docena de personas en Colombia están acusadas de lavar cerca de US$100 millones pertenecientes a grupos criminales, desde un cartel mexicano hasta un grupo narcotraficante colombiano, una mirada a los intermediarios que ofrecen servicios de lavado de dinero a una variada clientela criminal.

Según un reporte de InSight Crime, la fiscalía imputó a 12 personas por su participación en una estructura de lavado de dinero que usaba una red de empresarios y profesionales del sector financiero para falsificar documentos y vigilar el movimiento de cuantiosas sumas mediante documentos de exportación falsos, según un comunicado emitido por la Fiscalía General de la Nación el 19 de abril.

Entre 2017 y 2018, esa red criminal blanqueó US$98 millones del narco, usando entidades bancarias nacionales e internacionales para introducir el dinero al sistema financiero colombiano, según informó El Tiempo.

Bajo el nombre de “Los Brokers”, la estructura criminal se valía de un grupo de empresarios colombianos, también llamados “facilitadores”, que prestaban sus nombres, empresas y cuentas bancarias para recibir gruesas sumas de dinero derivadas de contratos de exportaciones falsas con empresas de papel registradas en México, Costa Rica, Panamá y Chile, explicó el general Hernán Bustamante, director de la Policía Antinarcóticos de Colombia.

Las empresas fachada pagaban los cargamentos de exportaciones ficticias mediante cheques a nombre de los “facilitadores”. Esos cheques se transferían a una serie de contadores, administradores y banqueros cómplices, quienes depositaban los fondos en cuentas bancarias de empresas y alteraban un rastro documental para dar a las transacciones la apariencia de legitimidad y evadir los controles contra el lavado de activos. A los profesionales de entidades financieras se les pagaba el uno por ciento del monto de cada cheque procesado.

Cuando el dinero ingresaba al sistema financiero colombiano, era retirado en efectivo y transferido a los agentes del mercado negro que actuaban como intermediarios entre las empresas y los destinatarios del dinero, quienes,  según las autoridades, hacían parte de grupos narcotraficantes.

Esta estructura de servicio integral de lavado de dinero, llena de empresas fachada y contadores deshonestos dispuestos para la tarea, muestra el surgimiento de terceros especializados que ofrecen acceso a redes de corrupción preestablecidas para el blanqueo efectivo de activos.

Lea completo aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios