EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Tres en Uno: Duque debe irse | Colombia


Por Gonzalo Guillén

Periodista
ABRIL DE 2021 // UN PASQUÍN

DUQUE

Fueron demasiadas las señales oportunas de que una presidencia de Iván Duque sería catastrófica. La primera, era el candidato que dijo Álvaro Uribe: un monigote escondido. Muy pocos sabían que no pasaba de ser el lacayo que tenía Uribe en el Senado para que le atendiera sus apremios personales. Se trataba del gordito que le cargaba la maleta, le alcanzaba el café, le daba trozos de papel higiénico cuando no había en los baños del capitolio y le traía papas fritas para mitigar el hambre. No aceptaba debates de fondo durante la campaña electoral y los suplía tocando guitarra, poniendo a bailar balones sobre su cabeza o haciendo dos trucos infantiles de magia.

DEBE

Pero Duque ganó y a mí me correspondió, junto con Julián Martínez, descubrir que no llegó con el amparo de Uribe solamente sino con los votos que le compró por lo menos en cinco departamentos el hoy difunto narcotraficante "Nene" Hernández. En www.lanuevaprensa.com.co están las 20 publicaciones que hemos hecho de esa investigación. Además, ha protegido e incentivado la corrupción oficial hasta llevarla a alturas épicas. La ONG Educación Ciudadana hizo ver que, de acuerdo con la Contraloría, un solo día de corrupción duquista nos cuesta $830 mil millones. Los gremios económicos, de su lado, sostienen que las pérdidas diarias por el paro nacional son solamente de $230 mil millones. Es decir: un día de corrupción es igual a 3,6 días de paro. Para no hablar del narcotráfico, que sigue siendo el motor de la economía nacional y del gobierno, gracias exclusiva mente a la intocable prohibición de las drogas.

IRSE

La inmensa mayoría de los colombianos están empobrecidos, hambrientos, desempleados, marginados, desesperados o desterrados. Son ellos, no obstante, la mayoría que, vendiendo o regalando el voto, eligió a Duque, en cuyas manos Colombia cayó en barrena y entró en bancarrota. El país descubrió muy tarde que "es más peligroso un tonto que un tigre”, como advierte el milenario proverbio chino. Por eso, Duque debe irse.


Publicar un comentario

0 Comentarios