EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Avión hallado con droga en isla colombiana de Providencia pudo haber utilizado pistas clandestinas


Por Gonzalo Guillén y Julián F. Martínez

El avión bimotor privado que el pasado 23 de mayo cayó en la isla de Providencia con 446 kilos de cocaína, cuyo destino era Estados Unidos, estuvo cinco veces en el departamento cocalero de Guaviare, presumiblemente cargando drogas ilícitas, reveló una fuente de la estatal Sociedad de Activos Especiales (SAE), entidad que le asignó la nave a la Armada Nacional mientras se surte el proceso legal de expropiación.

Durante las inspecciones judiciales iniciales practicadas al avión fueron recogidas muestras de tierra rojiza del Guaviare que estaba adherida principalmente al tren de aterrizaje, dijo la fuente de la SAE consultada. Esto, agregó, indica que pudo haber estado utilizando pistas aéreas clandestinas.

El avión, de matrícula estadounidense N722HR, fue trasladado este jueves a Bogotá por pilotos de la Armada Nacional en previsión de que pudiera ser hurtado en Providencia, donde, además, el ambiente húmedo y salino de la isla podría deteriorarlo.

Puerto Lleras, Meta, 2018. Juan Camilo Cadena Botero (derecha), aviador que transportaba media tonelada de cocaína capturada en Providencia, fue piloto de Álvaro Uribe, a cuyo lado va Nohora Stella Tovar, exsenadora del Centro Democrático y candidata en 2019 a la gobernación del Meta. Foto tomada por Hernán Gómez Niño (izquierda), hermano del piloto de cartel de Sinaloa que transportó en esa misma campaña a Uribe y a Iván Duque.

El N722HR figuraba en Miami, Florida, a nombre de un colombiano identificado como Mauricio Gómez, primo hermano de Miguel Jaramillo, representante legal de la empresa colombiana Interandes Helicópteros S.A.S. Esta compañía, por su parte, había registrado la aeronave en la Aerocivil colombiana.

Gómez le había entregado el avión a Jaramillo por dos años mediante la modalidad de comodato, lo que significa que era a título gratuito. Además, no podía hacer operaciones aéreas comerciales porque la empresa Interandes Helicópteros S.A.S. carece de autorización oficial para ello.

La entrega en comodato de aviones de matrícula americana a pequeñas empresas aéreas colombianas es una modalidad cada vez más utilizada que ha llamado la atención de las autoridades estadounidenses encargadas de perseguir el narcotráfico, tales como la DEA, el FBI y U.S. Customs and Border Protection (Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos).

Lea completo aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios