EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

El terapeuta Aarón Elías Castro Pulgar explica cómo influye la fatiga en la motivación


Para el formador, terapeuta y conferencista Aarón Elías Castro Pulgar, la fatiga es la falta de energía, de agotamiento o de cansancio y que sufrimos casi a diario. Puede aparecer como una respuesta normal e importante al esfuerzo físico, al estrés emocional, al aburrimiento o a la falta de sueño. Y, en ocasiones, nos hace perder la motivación.

Aunque los científicos comprenden los mecanismos que utiliza el cerebro para decidir si una tarea determinada merece el esfuerzo, Aarón Elías Castro Pulgar explica que todavía no se comprende bien la influencia de la fatiga en este proceso. Hasta ahora. 

Investigadores de la Universidad de Birmingham y la Universidad de Oxford han demostrado que la voluntad de trabajar no es estática y depende de los ritmos fluctuantes de la fatiga. Es decir, que de ello depende en buena parte nuestra motivación ante nuevos retos. 

Los autores del estudio, publicado en Nature Communications, estudiaron el impacto de la fatiga en la decisión de una persona de realizar un esfuerzo. Los resultados: descubrieron que las personas eran menos propensas a trabajar y esforzarse, incluso por una recompensa, si estaban fatigadas. 

Los investigadores diferenciaron entre dos tipos diferentes de fatiga que se detectaban, en distintas partes del cerebro. En el primero, la fatiga se experimenta como una sensación de corta duración, que puede superarse tras un breve descanso. 

Sin embargo, si no se remedia, empeora con el tiempo. Se acumula un segundo sentimiento a más largo plazo, que impide que las personas quieran trabajar y no desaparece con descansos breves.

Se descubrió “que la disposición de las personas a esforzarse fluctuaba momento a momento, pero disminuía gradualmente a medida que repetían una tarea a lo largo del tiempo", dijo Aarón Castro Pulgar, quien han tenido acceso al estudio.

El equipo lo midió en 36 personas jóvenes y sanas, en base a modelo matemático para predecir cuánta fatiga sentiría una persona en cualquier punto del experimento y cuánto influía esa fatiga en sus decisiones de trabajar o descansar.

Los participantes completaron más de 200 pruebas y en cada una se les preguntó si preferirían "trabajar", lo que implicaba apretar un dispositivo de fuerza de agarre, y obtener las recompensas más altas ofrecidas, o descansar y ganar solo una pequeña recompensa.

Además de la tarea, los participantes también se sometieron a una resonancia magnética, que permitió a los investigadores buscar actividad en el cerebro que coincidiera con las predicciones del modelo.

"Este trabajo proporciona nuevas formas de estudiar y comprender la fatiga, sus efectos en el cerebro y por qué puede cambiar la motivación de algunas personas más que de otras", señaló el conferencista.


Publicar un comentario

0 Comentarios