EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Los oscuros antecedentes de la licitación del MinTIC en Colombia para llevar Internet a escuelas rurales

Tatiana Lascarro Torres, contratista vial.

Por Héctor Mario Rodríguez | Primera Página

lanuevaprensa.com.co

Esta investigación fue publicada el 10 diciembre de 2020. Apareció en el periódico “Primera Página”, de Héctor Mario Rodríguez, el mejor periodista investigativo de América Latina en temas económicos, financieros y de corrupción oficial.

La Unión Temporal Centros Poblados Colombia 2020 que ganó la licitación del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia (MinTIC) por $1,07 billones para dotar de Internet a unos siete mil colegios de lugares apartados de Colombia, tiene a los contratistas más peculiares de Colombia.

Los contratistas tienen cuarteles en Barranquilla y Soledad (de donde proviene la minTIC, Karen Abudinen), aunque verdaderamente sus huestes son Montería y Tierralta en Córdoba, vencieron a contendientes de rimbombantes nombres como la Hughes, China Great Wall Industry, la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, Skynet.

Antes de comenzar el actual Gobierno dos de empresas tenían capital de apenas $500 mil.

Entre el 11 y el 22 de octubre de 2020, de hacer canchas sintéticas de fútbol y de repavimentar calles o vías, tres de las compañías cambiaron su objeto social a internet. Precisamente detrás de los trámites para preparar los papeles de las empresas para la licitación, aparece reiteradamente el barranquillero Rafael Arturo Cepeda Peña. 

AQUÍ ESTÁN UNO A UNO LOS PERSONAJES DETRÁS DE CADA INTEGRANTE DEL CONSORCIO:

Unión Temporal Centros Poblados Colombia 2020

Representante legal: Luis Fernando Duque Torres, ingeniero electrónico de la Santo Tomás, trabajó en la Contaduría, en Cajanal, fue consultor para la OEI (Organización de Estados Iberoamericanos), fue consultor de Computadores para Educar, trabajó en el Ministerio de Educación, e hizo parte de Openet E.U. para la Gobernación de Cundinamarca en 2003.

El Consorcio Unión Temporal Centros Poblados Colombia 2020 es integrado por:

1.- Fundación de Telecomunicaciones, Ingeniería, Seguridad e Innovación 35%

Personajes tras bambalinas:

Carlos Enrique Páramo Samper

Abogado que estuvo encargado del Registro de Depositarios de la Sociedad de Activos Especiales (bienes decomisados a la mafia), trabajó recientemente., desde 2018 para la Alcaldía de Barranquilla, hizo parte de la UTL de un representante a la Cámara.

Enrique Páramo Samper.

Fue nombrado liquidador de la firma Inversiones Villa Rosita Ltda, que tenía como socios a Carlos Zuleta e Inversiones del Prado Abdala Saieh, involucrada en la Lista Clinton por el caso casa Estrella y los negocios con Beto Rentería y los Grajales.

Páramo no envió los informes que le correspondían ni los balances y la Superintendencia de Sociedades decidió que “encuentra la conducta del liquidador reprochable, no ajustada a la ley, por lo que en virtud de la potestad que tiene esta Superintendencia removerá al señor Carlos Enrique Páramo Samper de su cargo como liquidador, y en consecuencia será excluido de la lista de auxiliares de la justicia, de conformidad con el referido artículo 18 del Decreto 962 de 2009”.

El 13 de enero de 2012 dio traslado a la Fiscalía General de la Nación a fin de que iniciara las investigaciones penales que considere pertinentes.

Páramo apareció luego en el caso de la EPS Salud Andina, de Gerardo Vecino Villarreal, salpicado por desmovilizados de las AUC. Caso por el que el abogado Abelardo de la Espriella denunció al superintendente de Salud, Gustavo Morales por prevaricato, omisión, injuria y calumnia agravada porque se negó a autorizar la habilitación de la EPS.

Páramo es investigado por la Contraloría pues apareció comprando con Vecino y otros a la Clínica 1° de mayo de la Empresa Social del Estado (ESE) Rafael Francisco de Paula Santander. Deben $3.000 millones.


Juan Carlos Cáceres Bayona

Santandereano, tras otra Fundación, Funtics, que cobró $ 22,873 millones de más en cinco contratos servicios de conexión a Internet no prestados a los colegios públicos en La Guajira, Magdalena y Norte de Santander.

Luego apareció con Carlos Enrique Páramo Samper en la Empresa de Nuevas Tecnologías de Innovación, Ingeniería y Telecomunicaciones, Niu Telco S.A.S., famosa por los contratos por $11.400 millones para dictar cursos de Inglés en La Guajira y Norte de Santander (el entuerto se cayó). Un contrato aseguraba desarrollar clases en 38 municipios, cuando La Guajira solo tiene 15, con dineros de las regalías.

2.- ICM Ingenieros S.A.S. 35%

En 2009 la firma ICM Ingenieros, que manejaba Álvaro Cruz junto con Luis Guillermo Mesa Sanabria y la empresa Incoasfaltos conformaron la Unión Temporal Asfaltos 2009, con la que participaron en la licitación del contrato 192 de ese año, cuyo objeto era el suministro de asfalto y emulsiones asfálticas para restaurar la malla vial de Bogotá, por un valor de casi $24.000 millones. La Fiscalía tiene evidencias de que Cruz pagó $800 millones para quedarse con ese negocio.

Jorge Rozo, su cuñado, era accionista indirecto de ICM a través de la firma Inversiones en Infraestructura S.A.S.

Cruz fue condenado a seis años de prisión por los delitos que aceptó de interés indebido en la celebración de contratos, cohecho y abuso de confianza calificado.

3.- Intec de la Costa S.A.S. 15%

Personajes tras bambalinas:

Hugo Armando Canabal Hoyos

Hugo Armando Canabal Hoyos nacido el 20 julio 79 en Montería, Córdoba, es el nuevo dueño de la empresa, de la que fueron socios también Dunia Andrea Sánchez Villadiego y Tatiana Zenith Lascarro Torres.

Tatiana Zenith, nacida en El Carmen de Bolívar, trabajó en la Regional Bolívar del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, en donde consta una investigación disciplinaria. Hay que recordar que la ministra estuvo en el Icbf. Tatiana Zenith Lascarro Torres parece como representante legal de Construcciones Maquinaria y Vías De Colombia S.A.S. y hace una semana recibió un contrato vial de $3.000 millones en Tolú.

Tatiana Lascarro Torres, contratista vial.

Se hermano Ottomar Lascarro Torres aparecía como representante legal de OLT Logistics, una empresa que manejaba un conjunto musical llamado Gustavo Fontalvo y su banda, que animaba fiestas y eventos culturales. A OLT en el 2012 el Área Metropolitana del Valle de Aburrá le otorgó cuatro contratos para construir ciclorrutas por $4.000 millones, que obviamente incumplió.

Intec de la Costa SAS de Barranquilla fue creada por José Fernando Lorduy Fernández, nacido el nueve de septiembre de 1966 en Cartagena, pero quien realiza sus negocios en Barranquilla.

Se movía hace dos años en la construcción de canchas sintéticas de fútbol y obras de mitigación en Sucre, y el mantenimiento de carreteras en Córdoba.

Intec de la Costa, con el 20% e ICM Ingenieros SAS (la del caso Cruz) con el 50% recibieron un contrato de $117 millones del Invías para mejoramiento de la Transversal Quibdó-Medellín.

Lea completo aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios