EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

México confirmó que será sede para el diálogo entre representantes del chavismo y la oposición venezolana


Con supervisión internacional y una hoja de ruta que incluye la celebración de elecciones regionales comenzará la próxima semana en México el nuevo episodio de diálogo entre la oposición dirigida por Juan Guaidó y el Gobierno de Nicolas Maduro. Una agenda con las condiciones impuestas por el chavismo y sin ninguna concesión real distinta a las establecidas en la Constitución de Venezuela.

Según la web PanAm Post, el presidente de la nación azteca, Andrés Manuel López Obrador, confirmó que albergará las negociaciones en el país porque aboga por un “acuerdo entre las partes”, a pesar de que su despacho no reconoció a Juan Guaidó cuando se juramentó como presidente interino.


El presidente de la Asamblea Nacional chavista, Jorge Rodríguez, y el gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez, negociarán en nombre del Gobierno de Maduro, mientras que la oposición liderada por Guaidó, enviará al exlegislador y exalcalde de Baruta, Gerardo Blyde, junto con un representante de cada uno de los principales partidos.

Todos firmarán el 13 de agosto un memorando de entendimiento que regirá las conversaciones pautadas para septiembre, las cuales supuestamente llevarían a acuerdos sobre las condiciones y términos de la celebración del proceso comicial del 21 de noviembre.

Noruega, que medió en las estériles negociaciones de 2019, supervisará las nuevas conversaciones junto con delegaciones de Rusia, Francia, Argentina y los Países Bajos. Con este intento suman 14 acercamientos en toda la era chavista.

Los motivos para el Gobierno de Maduro sentarse son evidentes. Van desde imponer un freno al derrumbe de la economía, considerando que la irrupción de la pandemia aceleró su desplome con la contracción de un 85 % de su Producto Interno Bruto (PIB) hasta obtener un relajamiento de las sanciones impuestas por Estados Unidos durante la Administración de Donald Trump.

Mientras tanto, Juan Guaidó justifica el acercamiento con el Gobierno de Maduro asegurando en su cuenta de Twitter que «la emergencia es insostenible» y la «gente clama una solución».


La exsubsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de EE. UU., Julie Chung, dijo al día siguiente de dejar el cargo que la Administración de Joe Biden apoya a Guaidó y su «Acuerdo de Salvación Nacional», pero advirtió que la Casa Blanca no quiere ver “una negociación interminable como se ha visto en el pasado».


Lea completo aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios