EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Crisis sanitaria en la isla obliga a Cuba a utilizar vacuna china contra la COVID-19


Varios meses después de que el régimen cubano apostara por la utilización de sus propios candidatos vacunales para inmunizar a la población en la isla, rechazando cualquier posibilidad de comprar vacunas extranjeras, incluidas las de sus propios socios, las autoridades del país han incorporado a su esquema de vacunación la vacuna china Sinopharm, un fármaco que se ha visto envuelto en varias polémicas que cuestionan su efectividad.

Según un reporte de CubaNet, la Organización Mundial de la Salud (OMS) autorizó el 7 de mayo de 2021 el uso de emergencia de Sinopharm, desarrollada por el Beijing Bio-Institute of Biological Products. El fármaco chino, recomendado para mayores de 18 años, es una vacuna de dos dosis que deben ser administradas en un intervalo de 21 días, y tiene una eficacia del 79 por ciento contra infecciones sintomáticas, lo que puede verse después de 14 días o más de la aplicación de la segunda dosis, según aseguró la OMS en ese momento.

Sinopharm, dijo en enero pasado la farmacéutica china, está hecha de virus inactivado que funciona de la siguiente manera: “el virus muerto sigue siendo inmunogénico. Puede ser identificado por el sistema inmunológico de un cuerpo humano, inducir la respuesta inmune y así producir anticuerpos”.

De acuerdo a una nota de BBC el pasado mes de julio, tanto Sinopharm como Sinovac, las dos de producción china, se utilizan ampliamente en países de bajo y mediano ingreso, “por lo que sus implicaciones podrían ser enormes”.

Además, tienen una característica crucial: “se pueden almacenar a una temperatura normal de frigorífico, lo que las hace más fáciles de usar en los países más pobres que no tienen acceso a instalaciones de almacenamiento especializadas”. Ambas se utilizan en casi 100 países de Asia, América del Sur y partes de África, agrega el texto.

Sin embargo, la vacuna ha dado de qué hablar en las Islas Seychelles y Mongolia, que, para julio, a pesar de lo pequeña de sus poblaciones, habían registrado algunos de los mayores incrementos de casos per cápita. Los dos países habían administrado mayoritariamente Sinopharm.

Lea completo aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios