EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Justicia española evaluará la extradición a Estados Unidos del venezolano Adrián Velásquez Figueroa, esposo de la extesorera Claudia Díaz Guillén


El guardaespaldas del expresidente Hugo Chávez, Adrián Velásquez, quien ha sido imputado por Estados Unidos por un delito de lavado de activos, enfrenta el próximo jueves una nueva audiencia de extradición en la corte nacional española, que le fue denegada a Venezuela hace dos años.

Velásquez, quien fue detenido en diciembre pasado junto a su esposa Claudia Patricia Díaz, tesorera nacional de Venezuela y enfermera de Chávez, comparecerá ante el tribunal que debe pronunciarse sobre la solicitud de las autoridades estadounidenses, asistido por la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Como explica el fiscal en su carta, apoyan el servicio porque se cumplen las condiciones, como los estados y no se examinan en España.

Este proceso de extradición es independiente del de su esposa, quien también fue enfermera de Chávez y cuya audiencia se llevará a cabo posteriormente, informaron a Efe fuentes legales.

Luego de que el tribunal se negó a extraditarlos a ambos a Venezuela porque la situación por la que atraviesa el país podría amenazar su integridad, ahora están siendo llevados a cabo por Estados Unidos bajo los cargos de su presunta conexión con una "estratagema cambiaria corrupta" del Gobierno venezolano de 2008 a 2017.

Según la acusación, Raúl Gorrín, propietario y presidente de la emisora ​​venezolana Globovisión, “efectuó pagos corruptos a funcionarios del gobierno venezolano, incluidos dos tesoreros nacionales (…) concretando operaciones cambiarias a bajo precio”.

Sospechan que presuntamente pagó a los ex tesoreros Alejandro Andrade y Claudia Patricia Díaz y Velásquez millones de dólares a su favor.

Para ocultar los pagos, Gorrín presuntamente utilizó cuentas corporativas ficticias, según la acusación, que establece que entre 2011 y 2013 ordenó pagos “de al menos 65 millones de dólares” y “también compró y pagó jets privados, yates y villas”. , Caballos ganadores, relojes finos y una marca de diseñador de moda.

El empresario, a quien la justicia estadounidense considera refugiado, vive en Venezuela y fue acusado en agosto de 2018 como cómplice de “conspiración para blanquear dinero” y “blanqueo de capitales”.

Andrade Cedeño, también venezolano, fue sentenciado a diez años de prisión y admitió bajo el acuerdo de culpabilidad que había recibido sobornos por más de mil millones de dólares de Gorrín y otros involucrados.

Publicar un comentario

0 Comentarios