EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Yenny Coromoto Pulgar León recomienda los mejores sensores de humedad para el hogar


La decoradora Yenny Coromoto Pulgar León asegura que los sensores de humedad son aparatos analógicos o digitales extremadamente útiles. Por ejemplo, en los hogares y en los locales comerciales permiten medir el porcentaje de vapor de agua presente en el aire. En base a ello, envían señales al sistema de climatización para que lo regule y lo sitúe en el rango de confort. También alertan al usuario para que utilice humidificadores y deshumidificadores con los que ajustarlo.

Pero según Yenny Pulgar León, no solo eso. Un sensor de humedad tiene multitud de aplicaciones en el mundo de la jardinería, la agricultura y la construcción. Solo hace falta elegir el adecuado. Aquí Yenny Coromoto Pulgar León comenta sobre de este tipo de dispositivos en profundidad y echarte una mano a la hora de escoger.

La experta explica que un sensor de humedad es un aparato que permite detectar y controlar el porcentaje de agua del aire o de cualquier material o superficie. Su nombre técnico es higrómetro y resulta un elemento indispensable en meteorología. Sin embargo, cada vez es incluido con mayor asiduidad en los sistemas de climatización domésticos y comerciales. Suele medir también la temperatura ya que son dos valores necesarios para calcular la sensación térmica.

Estos dispositivos, generalmente, transforman las magnitudes de humedad detectadas en una señal eléctrica de entre 4 y 20mA. Después, un material semiconductor se encarga de determinarlas con precisión a través de un valor numérico. En función de él, el usuario puede actuar para incrementar o reducir el porcentaje de humedad.

Como Yenny Coromoto Pulgar León ha señalado, los sensores de humedad sirven para determinar el porcentaje de vapor presente en el aire seco, así como de agua en determinados materiales. Cuando éste sobrepasa ciertos niveles “de confort”, eleva la sensación de calor o frío. Asimismo, si no los alcanza, provoca sequedad en la garganta y en las vías respiratorias en general.

Ese es el motivo por el que los sistemas de ventilación mecánica hidrorregulables incluidos en los aparatos de climatización los incluyen. Estos sensores envían una señal que indica que el porcentaje de humedad es demasiado alto o excesivamente bajo. A continuación, se encargan de extraer una determinada cantidad de aire y de sustituirla por otra equivalente procedente del exterior para compensarla.

Sin embargo, los sensores de humedad tienen otras utilidades más allá de las relacionadas con los sistemas de aire acondicionado y calefacción: Permiten comprobar el porcentaje de humedad presente en el suelo de jardines y huertos. Así es posible ajustar eficazmente el riego para favorecer el crecimiento de las plantas. Brindan la posibilidad de medir la humedad de los materiales de construcción. Esto permite detectar el momento en el que han terminado de fraguar y se puede seguir trabajando con ellos. Ayudan a prevenir inundaciones y fugas de agua. Solo hay que colocarlos estratégicamente en almacenes, garajes, cocinas o cuartos de baño, por ejemplo.

Los sensores de humedad o higrómetros ofrecen una serie de ventajas incuestionables dentro del hogar. Son estas: Permiten establecer con precisión el porcentaje de humedad ambiental. Son muy económicos y duraderos. Tienen una vida útil extremadamente larga debido a la sencillez de sus mecanismos de funcionamiento. También brindan la posibilidad de medir la temperatura. Resultan muy fáciles de calibrar. Cualquier persona puede hacerlo sin problema.

La única desventaja de los sensores de humedad es que les cuesta detectar cambios bruscos en el porcentaje de humedad. Sin embargo, las condiciones del interior de un hogar no son tan volátiles como las del exterior, por lo que no es algo especialmente reseñable.

Dicho esto, probablemente estés decidido a hacerte con un sensor de humedad ajustado a tus necesidades. Sin embargo, la elección no es fácil debido a la gran variedad existente en el mercado.

Por ejemplo, un termostato de pared con sensor de humedad Homematic IP Smart Home 143159A0 es compatible con Alexa, el asistente de voz de Amazon, por lo que permite controlar de forma inteligente y eficaz tu sistema de climatización. Posee una amplia pantalla digital y se regula fácilmente a través de una rueda. Funciona con batería y posee un elegante diseño en color blanco. Una buena alternativa es un sensor remoto de temperatura y humedad TFA 30.3180.IT, que es resistente al agua y compatible con dispositivos 30.3039.IT y 30.3060.IT.

Por su parte, si eres un profesional de la construcción o de la carpintería o, simplemente, te gusta el bricolaje, echa un vistazo al detector de humedad Brennenstuhl . ¿El motivo? Te permitirá comprobar el porcentaje de humedad presente en madera, textiles y materiales de construcción en general. Así, por ejemplo, sabrás inmediatamente si el cemento o el yeso que has colocado está listo.

Yenny Coromoto Pulgar León comenta que en cambio, si tienes un huerto o jardín con flores, el medidor de suelo y sensor de humedad Dr. Meter te resultará mucho más útil. Al ser analógico no necesita pilas. Basta con clavar la sonda en el césped para obtener una medición inmediata y exacta. Lo mismo puede ofrecerte el módulo de sensor de humedad ARCELI. Eso sí, su sonda es resistente a la corrosión y está especialmente diseñado para Arduino.

Por otro lado, ¿temes que tu garaje o almacén pueda inundarse? Entonces, el sensor de humedad WiFi con alerta de inundación Unotec te vendrá fenomenal. Puedes conectarlo a la red de internet WiFi de tu hogar y recibir información en tiempo real. Para ello, solo tienes que descargar una sencilla aplicación compatible con Android en tu teléfono. Idéntica función cumple el sensor de humedad Gigaset Water. Sin embargo, cuenta con una batería con 5 años de autonomía y con una alarma sonora integrada.

Publicar un comentario

0 Comentarios