EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Frustran en Francia un golpe de estado organizado por el ultraderechista Rémy Daillet


El Estado francés ha conseguido poner freno a la 'Operación Azur': un intento de golpe de Estado dirigido por el ultra de extrema derecha Rémy Daillet y que aspiraba a tomar el Elíseo y ponerse al frente de la República.

Según un reporte de Nuria Zamora, la información la ha adelantado el rotativo Le Parisien. Daillet, de 55 años y viejo conocido de las autoridades galas por su su extremismo, pretendía asaltar el Elíseo y dar un discurso. Esa intervención sería retransmitida a través de la televisión, gracias a la toma de una emisora por parte de sus fervientes seguidores. Otras instituciones que quería tomar Daillet incluían la Asamblea Nacional, el Senado o el Ministerio de Defensa. También pretendían atacar puntos estratégicos como antenas 5G o centros de vacunación.

Porque la vacuna está en el centro de la conspiración. No solo gran parte de los seguidores de Daillet son anti-inyecciones -también hay neonazis o simpatizantes de extrema derecha de todos los puntos de Francia-, sino que el propio líder de esta intentona había manifestado en ocasiones que "la vacuna mata".

El intento de toma del Elíseo -el palacio presidencial- y de la Asamblea Nacional recuerda sin duda a lo ocurrido el pasado 6 de enero en Estados Unidos, cuando los seguidores de Donald Trump tomaron el Capitolio. La idea era dividir a sus efectivos en tres grupos: el primero, se enfrentaría a las fuerzas del orden sin violencia; el segundo, lanzaría bombas caseras elaboradas con fertilizantes; el tercero, se enfrentaría directamente con el enemigo. La 'Operación Azur' contaba con que hubiera derramamiento de sangre.

En el ajo, además de Daillet, había policías y militares en activo, así como cargos electos en ejercicio. Entre ellos, había un exteniente coronel dedicado al reclutamiento de posibles militantes y un profesor de química que se dedicaba a los preparativos de las bombas caseras.

El intento de asonada se ha visto frustrado debido a que Daillet, hijo de un exdiputado de centro, ya estaba en el punto de mira de las autoridades antiterroristas. El año pasado dijo en un vídeo colgado en Youtube que "vamos a liberar al Estado y no nos vais a parar. La Policía será considerada tirana".

El detonante de su detención ha sido un ultimatum que recibieron varios diputados: "La República ya no es la idea dominante. El derrocamiento popular es inevitable, es la última oportunidad que te damos". Ese mensaje llegó a un diputado francés que lo denunció y provocó la frustración del intento de golpe de Estado.

Publicar un comentario

0 Comentarios