EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Un muy cuestionado coronel del Ejército colombiano pudiera ser llamado a convertirse en general


Por Daniel Coronell | Opinión

El Reporte Coronell | La W Radio
Noviembre 12, 2021

La noche de anoche estuvo llena de soles. No crean que me estoy dando licencias poéticas, solo describo lo que pasó anoche en Bogotá.

La mayoría de los generales del país, los de uno, dos, tres y cuatro soles, llegaron a la capital para ofrecer una nostálgica cena en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdoba.

Los invitados son los coroneles más antiguos. Todos los altos mandos se juntan en una comida que tradicionalmente se llama de despedida.

¿Por qué de despedida?

Porque este fin de semana la junta de generales escogerá a algunos de ellos para llamarlos a curso de ascenso a brigadier general.

Los escogidos serán 11 de un grupo de 80. Esos 11 llegarán al generalato. Para los demás, la mayoría, habrá llegado el fin de su carrera. Pedirán la baja o serán llamados a calificar servicios.

Los generales saben que su inevitable selección pone fin a ilusiones alimentadas por décadas. La decisión del alto mando envía a la vida civil a hombres que prácticamente desde la adolescencia han abrazado la carrera de las armas.

Decenas de coroneles de infantería, caballería, artillería, inteligencia, logística, ingenieros o aviación saben que este año se comerán la última natilla vistiendo el uniforme.

Por eso la selección pretende ser muy responsable aunque -como pasa en muchas partes- no siempre los elegidos son los mejores sino los que congenian más con los jefes. 

La votación de los señores generales es secreta, pero el lobby es casi público y muy intenso.

Uno de los coroneles activos más cuestionados del Ejército puede terminar siendo llamado a curso de general.

Se trata del coronel de inteligencia Mario Sarmiento Reyes, conocido con el alias de ‘Matilda’.

Ya les he contado que los oficiales de inteligencia operan bajo una “chapa”, como los militares llaman a las identidades falsas. Algunos se hacen llamar ‘León’ o ‘El Profe’, pero el señor coronel Sarmiento es conocido como ‘Matilda’.

Allá él, eso es lo de menos.

Lo grave es que hace apenas cuatro días la Unidad Investigativa del diario El Tiempo publicó que el coronel Mario Sarmiento Reyes, viene siendo investigado judicialmente por manejo irregular de fondos reservados.

Bajo el opaco sello de “ultrasecreto” se adelantaron varias operaciones irregulares en las que el coronel Sarmiento presuntamente incurrió en los delitos de peculado por apropiación, falsedad en documento público, lavado de activos y fraude procesal.

Todo empezó por una operación clandestina en 2012 para capturar, en territorio venezolano, a alias ‘John 40’ un narcotraficante que militó en las FARC y ahora trafica en las disidencias “Segunda Marquetalia”.

Documentos, que están en poder de este reportero, prueban que el proceso no es por la ejecución de una operación de inteligencia -como ha querido presentarlo el coronel Sarmiento- sino por presuntamente apropiarse de dineros de recompensas justificados con recibos fraudulentos y entregas de grandes sumas en efectivo a fuentes falsas.

Parte de estos fondos secretos -que no por secretos dejan de ser públicos- fueron depositados en cuentas de militares y de familiares de los uniformados, según lo declaran ellos mismos.

Sin embargo, el coronel ha tratado dos veces de que la Fiscalía le acepte un principio de oportunidad argumentando que era una operación secreta de seguridad nacional y que por lo tanto no debe ser investigada por civiles.

A pesar de los documentados cuestionamientos contra él, el coronel Sarmiento, o Matilda como es más conocido, podría ser llamado a curso para ascender a Brigadier General.

La votación secreta de los generales será mañana sábado y el padrino del coronel Sarmiento es el poderoso jefe de la inteligencia del Ejército, el general Mario González Lamprea, el mismo denunciado por una joven teniente como presunto autor del delito de acto sexual violento.

Recuerden que, por arte de magia, el proceso le fue temporalmente archivado al general Mario González Lamprea, justo en los días en los que el Senado debía decidir su ascenso.

Por cierto, el nombre del general Mario González Lamprea también es mencionado en este expediente, pero de eso -y de los cinematográficos detalles de estas operaciones ultrasecretas que en realidad sirven para cuadrar cuentas- vamos a hablar el domingo en Los Danieles.

Publicar un comentario

0 Comentarios