EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Investigación revela arma oculta utilizada por el empresario Andrés Escobar contra manifestantes en Colombia


El medio Cuestión Pública analizó tres fotografías que obtuvo de manifestaciones en Colombia. En dos de ellas se ve al denunciado empresario, quien salió a disparar en las pasadas protestas sociales ocurridas entre abril y junio de este año, y en otra un policía accionando su arma. Contrario a lo dicho en otros medios, los documentos visuales apuntan a que tanto Escobar como la fuerza pública dispararon a mansalva contra la población civil el pasado 28 de mayo en Cali.

Según Cuestión Pública, En la imagen Andrés Escobar porta una pistola oscura con un cargador. Un exmilitar experto en armas de fuego identificó el arma y dijo que podría depositar entre 25 a 30 proyectiles. La foto corresponde al 28 de mayo, día en que hombres armados vestidos de civil dispararon contra manifestantes al sur de la ciudad, cerca al barrio Ciudad Jardín.

Ese 28 se citaron marchas en todo el país para conmemorar el primer mes del Paro Nacional, cuyo detonante fue el rechazo a la Reforma Tributaria que el gobierno de Iván Duque instauró en el Congreso.

En Cali, las protestas fueron multitudinarias y desencadenaron bloqueos de calles al interior de la ciudad. Para ese viernes, el último de mayo, una de las marchas salió desde la glorieta de Siloé, en el occidente, y concluyó en la Calle 13 con carrera 100, donde se realizó un evento cultural. Para ese momento, Siloé, que es una montaña urbanizada ubicada en la ladera de la ciudad, había sido uno de los barrios más reprimidos por el Ministerio de Defensa, la Policía y el Ejército.

En la noche del 3 de mayo cuando la fuerza pública entró al sector como en un operativo antiterrorista, se registraron varias víctimas fatales aún no reconocidas por el Gobierno, entre ellas las de los jóvenes Kevin Anthony Agudelo Jiménez, José Emilson Ambuila y Harold Antonio Rodríguez Mellizo.

Cuestión Pública cubrió los hechos del 28 de mayo en los que esa tarde hombres armados vestidos de civil salieron a las calles, al parecer, aliados con la Policía. En videos que esta redacción obtuvo, se pudo ver in fraganti la acción de los civiles que dispararon y capturaron a manifestantes desarmados, mientras eran observados o escoltados por la fuerza pública, que no hizo nada para detenerlos.

Esa emboscada tuvo un antecedente. El viernes 28 de mayo se realizó en horas de la mañana una reunión entre la Policía e integrantes de las Juntas de Acción Comunal de la Comuna 22. Hubo dos invitados especiales:  Christian Garcés, representante a la Cámara por el Centro Democrático, y el coronel Luis Ernesto Gómez Luna, subcomandante de la Policía Metropolitana de Cali. 

El tema de esa reunión fue: “Seguridad para el día de hoy [28 de mayo]”. Cuestión Pública conoció que fue el congresista vallecaucano el que logró “vincular a la Reunión (sic) La COMANDANCIA DE LA POLICÍA METROPOLITANA DE CALI (Coronel Luis Ernesto Gómez Luna Subcomandante), pues el General León estaba en reunión con Mindefensa”. 

Las conclusiones de ese encuentro fueron:


Según Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, ese 28 de mayo se registraron en Cali 14 víctimas fatales, 98 personas heridas (54 de esas con armas de fuego) y más de 30 jóvenes detenidos.

Los datos de Temblores ONG dicen que, hasta el 31 de mayo, en Colombia se habían cometido 41 homicidios presuntamente por la fuerza pública en el marco del Paro Nacional.

El horror que se vivió en Cali ese viernes tuvo como epicentro tres puntos neurálgicos: Siloé, Meléndez y La Luna.  Allí los familiares de las personas que perdieron la vida ese día lloraban a sus seres queridos asesinados el 28 de mayo en la capital del Valle en el marco del Paro Nacional.

Las fotos que analizó Cuestión Pública, y que hacen parte del documental Cali Todos Gritan realizado por 404 productora, apuntaría a que las armas usadas por los hombres armados no fueron solo traumáticas sino de fuego. Tres días después, el lunes 31 de mayo, Escobar aseguró en un video publicado ese mismo día, que el arma que usó era traumática, mostró la pistola, el proveedor (dispositivo de almacenamiento de balas) que sería de 15 municiones y el documento de compra donde están descritas las características del artefacto.

En contraste, en las fotos analizadas y publicadas por Cuestión Pública, se ve al empresario sostener un arma diferente a la que mostró en el video. Estos aspectos indicarían que Escobar no solo no habría contado toda la verdad sobre su actuación ese 28 de mayo durante el Paro Nacional, sino que habría ocultado, posteriormente, el arma con la que salió a disparar, engañando a la opinión pública y a los fiscales que adelantan la investigación en su contra.


La veracidad de las fotos

Para analizar la autenticidad de las primeras dos fotos obtenidas, Cuestión Pública contactó a un experto de la Fundación Karisma —organización promotora de los derechos humanos y el uso de las tecnologías digitales— quien indicó los pasos a seguir para comprobar la veracidad de las imágenes. 

Mediante un trabajo en terreno de más de dos semanas en Cali, comprobamos que en ambas fotografías coinciden la marca, el modelo y el serial de la cámara con la que fueron tomadas (Canon EOS 200D 1922072005172) y obtuvimos los códigos hash (conocidos como la huella digital de una foto). También hablamos en más de cuatro ocasiones con los reporteros que lograron tomarlas acerca de los detalles técnicos de estas evidencias y el contexto en el que fueron capturadas.

El tiempo, modo y lugar en que las fuentes aseguran fueron captadas estas fotografías, coinciden con la verificación técnica hecha por Cuestión Pública.

Por la metadata de la primera imagen, es decir, los datos que contienen la información de su origen, Cuestión Pública pudo comprobar que fue capturada el 28 de mayo a las 3:07 p.m. y que no tuvo modificación alguna.


Lea completo aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios