EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Bandas criminales Ejército de Liberación Nacional y Autodefensas Gaitanistas de Colombia asesinan a la población en área del departamento colombiano de Chocó


Por Gonzalo Guillén

lanuevaprensa.com.co

La banda criminal Auto Defensas Gaitanistas de Colombia -AGC- asesinó este sábado a la niña Valeria Murillo, de 10 años de edad, en Dipurtú, Bajo San Juan (Chocó), y al adulto Juan José Lerma en el desarrollo de una guerra entre ejércitos del crimen que es ignorada por el resto del país y desatendida por la Policía y el Ejército.

El 10 de enero, en la misma región, la banda criminal Ejército de Liberación Nacional -ELN- tomó por asalto la comunidad de Paimadó La Rancha. Los delincuentes entraron disparando ráfagas de fusil, reunieron a los habitantes, los forzaron a acostarse en el piso y dispararon hacia ellos con saldo hasta ahora desconocido debido a las malas comunicaciones. Enseguida, se llevaron secuestrado a un líder histórico de la comunidad, identificado como Nilson Antonio Velásquez Gil, de 51 años de edad, a quien torturaron, asesinaron y abandonaron su cadáver en una playa del río San Juan. El cuerpo fue encontrado el 13 de enero pasado.

El líder social y defensor de Derechos Humanos Luis Olave, quien meses atrás sufrió un atentado del que salió con vida, dijo a La Nueva Prensa que la guerra entre criminales en la región del Bajo San Juan “nadie la quiere ver en Colombia”.

La niña asesinada en Dipurtú “quería ser profesora de baile”, dijo su padre, Jorge Elíecer Murillo.

La líder comunal Elizabeth Moreno Barco reveló que la región está aterrorizada y debido a ellos hay angustiados desplazamientos masivos de población.


Conozca la historia completa aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios