EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Carlos Martín Rodríguez Ledezma, el agresor sexual venezolano que busca residenciarse en los Estados Unidos ocultando su comprometedor pasado en Venezuela

Luego de divorciarse de su primera esposa, a la que durante años sometió a abusos físicos, psicológicos y agresión sexual, antes, durante y después de su embarazo, el empresario venezolano, de origen canario, Carlos Martín Rodríguez Ledezma, volvió a casarse, en esta ocasión con la también venezolana Francis Meneses.

Carlos Martín Rodríguez Ledezma y Francis Meneses

Según un reporte de Karem Galvez para expresa.se, en su círculo social, Meneses es conocida como alguien muy dada a lo esotérico. Personas familiarizadas con el asunto aseguran que entre sus amistades, Meneses es bastante temida, pues se cree que practica el vudú y/o la palería. No obstante, no está claro si se trata de un mito o si en realidad es así.

Francis Meneses y Carlos Martín Rodríguez Ledezma

Carlos Martín Rodríguez Ledezma, propietario en Venezuela de Alimentos La Lucha, compañía dedicada, entre otros rubros, a la producción industrial de harinas y distribución de granos, utilizaría a su esposa como prestanombres, colocándola al frente de sus propiedades e inversiones, para lograr sortear algunos controles dentro y fuera de Venezuela, según han dicho personas consultadas.

El empresario reside en los Estados Unidos de América, en donde aplica con una visa de inversionista, esperando obtener la residencia permanente, algo en lo cual Meneses juega un importante rol. Al mismo tiempo Rodríguez trata de desaparecer de la internet su negativo pasado en Venezuela, como condenado en un juicio por violencia intrafamiliar en perjuicio de su primera esposa y como un empresario que se creció económicamente, gracias a los negocios que cimentó con los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Francis Meneses es, desde abril de 2008, directora de Amsi Group C.A., una compañía con sede en 7400 West Flagler Street Miami, Florida 33144, dedicada a la organización de eventos corporativos, fiestas, decoración y lanzamientos de productos, que no genera tan altos dividendos, pero con la que la pareja intenta convencer a las autoridades estadounidenses de haber acumulado una ostensible riqueza, que en realidad obedecería principalmente a negocios de Rodríguez con el chavismo.















Una fuente consultada considera importante que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), las autoridades de inmigración estadounidenses en general, el Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, investiguen algo que suponen luce como un fraude migratorio en ciernes, por parte de un empresario que ha construido su opaca riqueza, en buena medida gracias a la administración política imperante en Venezuela.












Publicar un comentario

0 Comentarios