EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Denuncian cómo el Gobierno de Colombia fabrica armamento de guerra o de uso exclusivo de la Fuerza Pública para el abogado Abelardo de la Espriella, dos viceministros y otras figuras


Por Julián F. Martínez

lanuevaprensa.com.co

El gobierno colombiano le vende armamento de guerra o de uso privativo de la Fuerza Pública a un grupo de cinco civiles, lo que está prohibido por la ley. La Industria Militar –Indumil- fabrica fusiles y municiones para el abogado Abelardo de la Espriella, los viceministros de Justicia y de Defensa, Francisco Chaux y Carlos Andrés Ríos; el presidente de Fenalco en Bogotá, Juan Esteban Orrego, y el director administrativo judicial de Santa Marta, Manuel José Vives Noguera. Estos cinco particulares tienen permisos de tenencia de esas armas.

La Industria Militar Colombiana, Indumil, está produciendo armas y  municiones de uso exclusivo de las Fuerzas Militares para equipar con armamento de guerra a particulares, lo que está prohibido por la ley, como consta en el decreto 2535 de 1993, que reglamenta y fija las normas y requisitos para la tenencia y el porte de armas, municiones, explosivos y sus accesorios.

La Nueva Prensa obtuvo una base de datos con 35 registros de venta según la cual el gobierno del presidente Iván Duque ha fabricado fusiles Galil Ace con el rótulo de “particular”, para dotar de forma privada a 27 militares y policías, cinco civiles y tres personajes desconocidos.

El armamento de guerra fue vendido y entregado entre el 18 de noviembre de 2020 y el 16 de diciembre de 2021 con el aval del almirante Hernando Wills Vélez y el coronel Rodrigo Salazar Echeverri, exgerente y actual gerente de Indumil, respectivamente.

El coronel Salazar ocupa el cargo desde el 9 de agosto del año pasado, cuando fue nombrado como gerente encargado de Indumil por el presidente Iván Duque y el ministro de Defensa Diego Molano. Wills renunció en julio para irse a Washington a trabajar con Juan Carlos Pinzón a la embajada de Colombia en Estados Unidos.

El pasado 16 de noviembre Indumil le entregó al abogado Abelardo Gabriel de la Espriella Otero un fusil de combate Galil Ace calibre 5.56 con 350 cartuchos de munición y un permiso de tenencia de armas. Así lo demuestra el pedido de venta No. 1000252373, registrado en el sistema de contabilidad de la entidad estatal.

Los fusiles, ametralladoras y carabinas semiautomáticas de calibre superior a 9 milímetros, entre otras, son armas de guerra, y por tanto, de uso privativo de las fuerzas armadas. El Galil Ace es un fusil de asalto de origen israelí diseñado y fabricado para dotar, exclusivamente, a las Fuerzas Militares y de Policía, y es usado como arma liviana para combate urbano y rural.


El abogado Abelardo de la Espriella Otero es conocido por haber sido apoderado del empresario Alex Saab —hoy preso y extraditado a Estados Unidos, en donde es acusado por un tribunal de Miami de lavar activos producto de la corrupción del gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela— y del exsenador y expresidente Álvaro Uribe Vélez.

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) ha denunciado a De la Espriella por abusar de las herramientas legales para intimidar y acallar periodistas que revelan o cuestionan cualquier asunto que lo relacionne. También, es reconocido por representar jurídicamente al agente del ESMAD, Manuel Cubillos, en el proceso que enfrenta por el asesinato del estudiante Dilan Cruz, ocurrido en noviembre de 2019 en medio de las protestas contra el gobierno nacional en Bogotá.

Ahora bien, De la Espriella habría pagado cerca de 9 millones de pesos para adquirir el material de guerra. De acuerdo con el pedido de venta, el fusil tiene un costo de 8.336.203 pesos, el permiso de tenencia de armas 70.412 y las 350 unidades de munición 581.175 pesos. El pedido fue entregado al abogado por el centro de distribución de Barranquilla.


Cabe resaltar que este es el mismo modelo de fusiles que fueron hurtados a la Policía en Sincelejo, Sucre,  a principios de este año, en donde veintidós de estas unidades calibre 5.56 desaparecieron el 2 de enero de las instalaciones policiales. Estas armas son apetecidas por las bandas criminales del narcotráfico que buscan adquirirlas a través de la comercialización ilegal.

En una entrevista con Camila Zuluaga, periodista de la cadena radial Blu Radio, el supervisor de Indumil, Javier Alonso Miranda, quien es experto en armas y perito balístico, sostuvo que la producción de los fusiles Galil está prohibida para los civiles. (Oír entrevista)


Lea completo aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios