EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Periodista colombiano Gonzalo Guillén se defiende de tendenciosas acusaciones y exige al empresario Carlos Mattos Barrero presentar pruebas que los relacionen a ambos en algún tipo de acuerdo

Gonzalo Guillén, Carlos Mattos Barrero

El periodista colombiano Gonzalo Guillén envió una comunicación al empresario Carlos José Mattos Barrero, protagonista del denominado “caso Hyundai’, quien se encuentra actualmente recluido en la cárcel La Picota de Bogotá, con el objeto de solicitarle que informe sobre los delitos que Mattos supuestamente le encomendó cometer y explicar si el periodista los ha cometido.

Guillén también le solicita a Mattos presentarle evidencias de los cien mil dólares que algunos medios aseguran recibió el periodista, con el presunto objeto de desprestigiar a la Fiscalía colombiana y a personas no especificadas.

El periodista también ha pedido al empresario enumerar las calumnias por él cometidas a pedido supuestamente de Mattos.


La respuesta de Guillén se da después que la también periodista Darcy Quinn, asegurara que Mattos revelaría información a la Fiscalía de Colombia que vincularía al periodista investigador.

Los hechos sucedieron luego de que el miércoles 19 de enero la periodista comentara a través de su sección en La FM, “Los secretos de Darcy”, que entre lo acordado por Mattos estuvo el “delatar a quienes habrían sido sus cómplices”, destacando a Gonzalo Guillén como uno de ellos”.

A parte de pagar dos millones de dólares a la Fiscalía y el sistema judicial, unos 8.000 millones de pesos, Carlos Mattos se compromete a pedirle perdón al país por comprar un juez, por corromper a la justicia y además se compromete a delatar a quienes habrían sido sus cómplices, entre ellos, el supuesto periodista Gonzalo Guillén”, relató la periodista.

De acuerdo con Quinn, Carlos Mattos, otrora amo y señor de la venta de autos Hyundai en Colombia, “admitirá que le pagó (a Guillén) para desprestigiar a la Fiscalía, a periodistas y a varias instituciones del Estado”.

Lo cierto es que las declaraciones de Darcy Quinn tuvieron eco en varias personas, muchas de las cuales han tenido viejas rencillas con Gonzalo Guillén por sus investigaciones. Entre ellas, quizá la más destacada fue la vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, quien felicitó a la periodista por su trabajo. Generando, a su vez, la airada respuesta de Guillén.

Gonzalo Guillén tampoco es un hombre que se quede quieto ante las acusaciones y al igual que Darcy goza de un buen número de seguidores de trabajo, entre ellos periodistas, artistas de todos los ámbitos y ciudadanos de a pie. El primero en pronunciarse fue él mismo a través de sus redes sociales, donde llamó mentirosa a su colega de la FM y la retó a demostrar que Carlos Mattos en efecto si acordó revelar información que lo relaciona con el ‘caso Hyundai’.

“Reto a la mentirosa Darcy Quinn a qué demuestre que me nombraron en esa audiencia”, trinó el director del portal La Nueva Prensa.

Según Kienyke, es importante mencionar en este punto que la alegada relación Gonzalo Guillén con Carlos Mattos, por lo menos en los documentos que hasta ahora constan del proceso y en la grabación de la audiencia, no aparece registrada ni en el papel ni en las declaraciones de Mattos.

Por ahora, lo que se sabe es que el empresario pagaría 8 años de cárcel y dos millones de dólares (la mitad para la Fiscalía y la otra mitad para el sistema judicial en general), entre otras cosas por haber sobornado a algunos jueces que fallaron a su favor en el proceso que adelantó en contra Hyundai y que derivó en un freno de la actividad comercial de la marca en Colombia.

La situación ha sido motivo más que suficiente para desatar la ira de los compañeros de trabajo de Gonzalo Guillén, que ante la falta de evidencia han acusado a Darcy Quinn de estar diciendo mentiras y que en realidad se trata de un ataque malintencionado.

No obstante, este esta lejos de ser el único pleito que por ahora rondará la relación entre Guillén y Quinn, ya que en medio del rifirrafe el acusado de participar con Mattos aseguró que publicará una investigación que vincularía al esposo de la periodista de la FM con el asesinato de un juez.

“El juez asesinado por el marido de la locutora Darcy Qwinn y Jaime Lombana se llamaba Hugo Carmelo Ortíz Clavido. Lo mandaron a matar en La Picota. Publicaré mi investigación sobre este homicidio”, trinó.

Publicar un comentario

0 Comentarios