EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Denuncian hurto de grabadoras y grabaciones realizadas por Comisión de la Verdad en Colombia al capturado narcotraficante Dairo Úsuga David, alias "Otoniel"


Por medio de un comunicado, la Comisión de la Verdad informó se necesita escuchar la verdad de Dairo Úsuga David, alias ‘Otoniel’ para entender la dinámica del conflicto armado en Colombia y su persistencia.

Según un reporte de Diario Criterio, el sábado 19 de febrero, la Comisión de la Verdad dio a conocer un hecho que podría traer consecuencias para los informes que está elaborando esta entidad en torno al conflicto armado colombiano.

La Comisión denunció que el pasado 18 de febrero de 2022 personas sin identificar ingresaron en la noche a la vivienda del investigador Eduardo Andrés Celis Rodríguez, que acompaña al comisionado Alejandro Valencia Villa en la entrevista con Dairo Úsuga David, alias ‘Otoniel’.

Según la información, durante el robo fueron hurtadas las grabadoras digitales y un computador que se usaron en la entrevista al jefe del Clan del Golfo realizada dos días atrás.

“La Comisión de la Verdad rechaza y denuncia este hecho que atenta contra uno de sus funcionarios y contra el trabajo de esclarecimiento del conflicto armado en el país y pide a las autoridades competentes investigar de manera diligente y eficaz los hechos”, se lee en el comunicado.

Una vez se dieron a conocer los hechos, el mayor general Fernando Murillo, director de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJIN), se refirió a la denuncia de la Comisión de la Verdad.

“Recibimos una información por parte del padre Francisco De Roux, presidente de la Comisión de la Verdad donde nos explicaba un incidente delictivo que sucedió con un funcionario de esta comisión donde le hurtan dos grabadoras y un celular”, dijo el general.

Fernando Murillo aseguró que de inmediato se le dieron las recomendaciones del caso para que se dirija a la Fiscalía General de la Nación y que a través del Cuerpo Técnico de Investigación Criminal se adelante la investigación.

Dentro del comunicado, la Comisión pidió las garantías necesarias para continuar con la entrevista. “La seguridad de quienes participan en el proceso, la privacidad de las sesiones y el apoyo logístico por parte de quienes tienen la custodia del entrevistado, son indispensables para continuar con la entrevista”.

Así mismo, la entidad fue enfática en que se necesita escuchar la verdad de Dairo Úsuga David, alias ‘Otoniel’ para entender la dinámica del conflicto armado y su persistencia.

"Queremos hacerlo sin intimidaciones. La verdad es un derecho de las víctimas y de la sociedad y, por esa razón, solicitamos garantías a las autoridades competentes y a los organismos de control, a las Naciones Unidas y la comunidad internacional su acompañamiento"



La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) también se manifestó frente a lo ocurrido. “La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) rechaza, lamenta y se solidariza con la Comisión de la Verdad, a raíz del hurto de los equipos y el material testimonial recogido por esa entidad del Sistema Integral para la Paz a Dairo Antonio Úsuga, ocurrido el viernes en Bogotá”.

Expresó que la labor de la Comisión de la Verdad es fundamental para la adecuada implementación del Acuerdo Final de Paz y la recolección de información no puede verse afectada por hechos de esa naturaleza,  que atentan contra una entidad del Sistema Integral para la Paz y contra el derecho a la verdad de las víctimas del conflicto armado y de la sociedad colombiana.

“La JEP urge a a las autoridades competentes que investiguen los hechos y den prontamente con el paradero de los responsables, se recupere la información hurtada y se proteja la labor de la Comisión de la Verdad y la vida de todos quienes trabajan en favor de la paz”, concluyó.

Cabe recordar que Dairo Antonio Úsuga David, alias ‘Otoniel’, dialogó con la Comisión de la Verdad para dar a conocer su papel en el conflicto y la violencia en el Urabá. Una de las declaraciones que causó polémica fue la supuesta relación de la Fuerza Pública con bandas criminales de la región.

La defensa de alias ‘Otoniel’ denunció el pasado jueves 17 de febrero que la Policía suspendió la diligencia en la que el exjefe del Clan del Golfo declaraba ante la Comisión de la Verdad.

De acuerdo con un comunicado la Policía Nacional esta determinación se tomó ya que la seguridad del procesado estaba en riesgo. Según la entidad, “se filtró información de la ubicación exacta de Úsuga, lo que pudo haber derivado en su fuga, pues hay datos de inteligencia de que el grupo criminal que dirigía está intentando liberarlo”.

Esas diligencias deben cumplirse bajo las más estrictas medidas de seguridad, dado el perfil de este delincuente, quien no solo era el principal cabecilla del ‘clan del Golfo’, sino el narcotraficante más buscado en el planeta. Los protocolos de seguridad fueron vulnerados cuando de manera irresponsable se hizo pública la descripción exacta del lugar de detención de este individuo.

Publicar un comentario

0 Comentarios