EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

El ganadero y el torturador | Colombia

José Félix Lafaurie Rivera

Por Yohir Akerman | Opinión

cambiocolombia.com

Tres documentos secretos del extinto DAS involucran a José Félix Lafaurie Rivera, presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, en actuaciones presuntamente ilegales. Hechos que, hasta ahora, increíblemente, no han sido investigados a profundidad en el caso del ganadero pese a que todos cuentan con sentencias en firme para las otras personas involucradas.

Son dos casos distintos ocurridos en fechas diferentes. Dos de los tres documentos tienen que ver con el caso conocido como la yidispolítica. El otro reporte, con las acusaciones sobre la presunta compra de la elección de Mario Iguarán como fiscal general por parte de los paramilitares.

Vamos por partes. 

La yidispolítica es el escándalo político desatado en Colombia en abril de 2008, a raíz de las declaraciones de la exrepresentante a la Cámara Yidis Medina, en las que admitió recibir ofrecimientos por parte de funcionarios del Gobierno nacional a cambio de su voto favorable a la reforma constitucional que permitió que Álvaro Uribe Vélez fuera reelegido.

El 26 de junio de 2008, la Corte Suprema de Justicia determinó que Medina sí vendió su voto para la reelección, después de escucharla en indagatoria. La sentenció a 47 meses de prisión por el delito de cohecho.

Además de Yidis Medina, también fueron condenados por decisión de la Corte Suprema de Justicia el exrepresentante a la Cámara Iván Díaz Mateus, y el excongresista Teodolindo Avendaño, de quien se comprobó había recibido una notaría de parte del exministro Sabas Pretelt, como pago para que se ausentara de la votación. Misma notaría que más tarde vendería por la bicoca de 450 millones de pesos. 

Pero volvamos a los documentos del DAS, que hasta ahora son desconocidos y que dan mayores luces sobre este escándalo. Las dos hojas están marcadas con el rotulo de ‘Reservado’ y mencionan a José Félix Lafaurie como persona vinculada a ese escándalo.

Hay que recordar que, para el momento de los hechos, el actual presidente de Fedegán fungía como superintendente de Notariado y Registro puesto por Uribe Vélez, es decir que los documentos establecen que, presuntamente, fue el encargado de coordinar la entrega de las prebendas y la Notaría.


Es importante esclarecer que, por estos motivos, la Procuraduría General abrió en mayo de 2008 una investigación en contra de Lafaurie. Pero, ¡oh sorpresa!, en marzo de 2009, esa entidad dirigida por el fiel escudero presidencial Alejandro Ordóñez, absolvió disciplinariamente al exsuperintendente. Lo clave es entender que esa misma entidad de control, también absolvió en ese mismo momento al exministro de Protección Social, Diego Palacio; al exministro del Interior Sabas Pretelt, y al exdirector del DAS Jorge Noguera. Todos ellos posteriormente fueron encontrados culpables por estos hechos y tienen sentencias en su contra. 

Pero se pone mejor. O peor. 

El otro documento, de dos páginas, hace parte de la carpeta número 9 del proceso de las chuzadas del DAS en los folios 148 y 149. En este archivo apareció un documento, también reservado, que involucra a José Félix Lafaurie, explícitamente, con la compra de los magistrados de la Corte Suprema para elegir fiscal.

El documento fue elaborado por la dirección de inteligencia del DAS, cuando la directora del DAS era la hoy condenada María del Pilar Hurtado.

Se trata de la hoja de vida reservada de Ascencio Reyes, un lobista de la rama judicial, al que estaban persiguiendo de forma ilegal por supuestamente tener nexos con la mafia. 

Las hojas de vida reservadas en el DAS eran anotaciones de inteligencia producto de interceptaciones, seguimientos y espionaje. La extinta entidad producía estas carpetas con toda esa información para la Presidencia de la República directamente.  

El documento confidencial descrito como “información de inteligencia”, dice textualmente que “entregaron dinero a cuatro Magistrados para favorecer la elección del Fiscal General de la Nación Mario Iguarán Arana, el cual habría sido suministrado por los narcotraficantes Alias Don Diego y Wilmer Varela Alias Jabón (…) Como intermediarios para la entrega del dinero actuaron José Félix Lafaurie y Giancarlo Auque De Silvestri, dada su cercanía con las Altas Cortes”. 



Lea completo aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios