EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Juan Carlos Buitrago: ¿Qué pasó con la farcpolítica? | Colombia

Por: Juan Carlos Buitrago Arias | Opinión
Las2Orillas

Incautados los computadores de Raúl Reyes el 1 de marzo de 2008, en el marco de la Operación Fénix, Interpol validó y certificó la legitimidad y autenticidad de su contenido; la Inteligencia Policial y la Policía Judicial de la Dijín dentro de su competencia, adelantaron los programas metodológicos de ley bajo la dirección de la Fiscalía General de la Nación, conllevando la apertura de varios procesos judiciales, que no prosperaron, debido fundamentalmente, a la decisión de la Corte Suprema de Justicia de declarar la ilegalidad de las pruebas recaudadas, al considerarlas extraterritoriales.

En 2011, la Procuraduría adelantó una investigación disciplinaria magistral, resultado de un análisis exhaustivo, técnico y verificado de los correos que comprometían a la entonces senadora Piedad Córdoba y determinando que la parlamentaria incurrió en faltas gravísimas, que sin duda alguna, era la misma Teodora o Teodora de Bolívar, que se cruzaba comunicaciones con Daniel (Raúl Reyes), y que era objeto de menciones recurrentes en los mensajes que circulaban entre los integrantes del Secretariado de las Farc. También concluyó, que la senadora actuó con dolo, conocimiento y voluntad para promover y apoyar a las Farc, “soy patria o muerte, venceremos” escribía Teodora, y de otro lado instigó al fraccionamiento nacional, mediante estrategias de deslegitimación de las instituciones y de instigar a la subversión y a la rebeldía.


La Procuraduría destituyó e inhabilitó a Piedad Córdoba por 18 años para ocupar cargos públicos, fallo que fue tumbado por el Consejo de Estado en 2016, basado en la sentencia de la Corte de invalidez de los computadores como prueba. Luego, una demanda contra el Estado interpuesta por la senadora, obligó a su indemnización por una suma superior a los mil cuatrocientos millones de pesos, decisión sobre la cual avanza una acción de repetición en contra del exprocurador y actual embajador de Colombia ante la OEA, Dr. Alejandro Ordoñez. ¡El mundo al revés!

La Operación Fénix develó el ADN de las Farc en sus 45 años de existencia. Más de 42.000 archivos encriptados en 610 gigabytes que se transmitían por la web a lo largo del mundo.

Raúl Reyes logró este nivel de sofisticación en las comunicaciones, gracias a su recorrido por el mundo como ¨canciller¨ de las Farc. Instaló estaciones de transmisión en Cuba, México, Venezuela y Ecuador, siendo alias Tania, la mujer clave en el control de la mensajería electrónica, y un ingeniero ecuatoriano el proveedor de equipos y software de punta para garantizar la seguridad de las comunicaciones. Utilizaron técnicas avanzadas de encriptación, entre ellas la denominada steganos, que oculta información en imágenes, sin embargo la capacidad de informática forense de Interpol y de la Dijín, hizo que los datos escondidos en estas fotografías, fueran descifrados, y la totalidad de la información desencriptada, corroborando una vez más que la huella digital es imborrable y que no hay delito que pueda ocultarse en las plataformas electrónicas.

Dos mujeres son la “garganta profunda” de las Farc, poseedoras de los secretos más guardados del otrora grupo terrorista. Tania, ubicada en Caracas, manejaba la central de comunicaciones con el exterior y era la primera receptora de los mensajes; al otro lado en las selvas de Putumayo y Sucumbíos en Ecuador, estaba siempre Gloria, secretaria y radista de Raúl Reyes, hoy en una zona de transición y quien ha sido manipulada para no colaborar con la justicia, seguramente su vida está en peligro. Era la responsable de recepcionar los mensajes, desencriptarlos, almacenarlos en archivo word, organizarlos para la lectura de Raúl Reyes y retransmitirlos a los demás integrantes del secretariado de las Farc. Su testimonio es crucial en las investigaciones, ratificaría las tablas codificadas y descifradas por las autoridades halladas en los dispositivos, así como las versiones del exasesor de la exsenadora, Andrés Vásquez, del Ucraniano Viktor Tomnyuk infiltrado en el frente 30 de las Farc y de varios desmovilizados. A esto se suma, que idénticos correos han sido encontrados en cantidad de computadores, USB y archivos electrónicos pertenecientes al Mono Jojoy y a Alfonso Cano en el marco de las operaciones Sodoma y Odiseo.

La denominada farcpolítica quedó en los archivos muertos de la justicia, sepultada en el coche fúnebre esculpido por la decisión de la Corte Suprema de Justicia. Muchos deberían estar tras las rejas, algunos de los que están vigentes en altas esferas de poder, que pontifican a diario sobre impunidad y debilidad de la justicia y que hábilmente han pretendido lavar su imagen abrigados en el acuerdo de La Habana. Los mismos que se confabularon con las Farc y Hugo Chavez en el Caguán entorno a su plan estratégico para la toma del poder y no hacia un acuerdo de paz; los mismos, que para el 2003 se asociaron con las Farc para modificar su estrategia y contra atacar ante la ofensiva de la Política de Seguridad Democrática. Aquí nace la conformación de “los 12 apóstoles”, asesorados por El profesor, Toledo (fallecido) y Teodora, que funcionaría en la clandestinidad como una “junta de gobierno” de transición y de cara a la toma del poder.

Las evidencias están servidas, y lo que se conoce es solo la punta del iceberg. Los protagonistas de la farcpolítica, fueron cómplices activos que actuaron con dolo, conocimiento y voluntad, en alianza criminal con las Farc y el régimen de Chavez y Maduro, orquestados para derrocar al gobierno del presidente Álvaro Uribe, engañaron a la nación con el sofisma del “intercambio humanitario” y utilizaron a los secuestrados como objeto para catapultar a la dictadura venezolana, y sacar provecho político y económico, sin importar el dolor y sufrimiento de las víctimas.

La JEP está en mora de abrir este caso, y la Comisión de la Verdad mal haría en cerrar su informe definitivo sin contemplar esta abrumadora e irrefutable evidencia. La justicia está en deuda con el país en el capítulo de la farcpolítica.

LPNSN:  Y es tiempo de develar, investigar y juzgar a quienes hoy, activamente están en el juego de la elenopolítica. Algunos de los cuales están y pretenden mantenerse en el Parlamento.


Publicar un comentario

0 Comentarios