EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Periodista Gonzalo Guillén reveló detalles de la persecución judicial en su contra por sus denuncias contra figuras influyentes en Colombia


En entrevista con la revista colombiana SEMANA, el periodista Gonzalo Guillén respondió a los señalamientos realizados por el empresario Carlos Mattos en su contra. Asegura que se trata de un montaje y que no recibió dinero del empresario.

SEMANA: ¿qué piensa de ese documento de Carlos Mattos en el que supuestamente habla de usted y de la entrega de unos dineros y que esta sería una manera de perdón que le está ofreciendo a la justicia y al país?

GONZALO GUILLÉN (G. G.): eso que están diciendoes información falsa que la suministra Néstor Humberto Martínezel abogado Jaime Lombana y dos fiscales corruptos que le manejan todos los asuntos de interés del exfiscal en la Fiscalía. Hablo de Daniel Hernández y Álvaro Betancourt contra quienes he hecho investigaciones pormenorizadas, claras, que nadie ha podido desmentir ni corregir en una sola coma y por las cuales nunca nadie me ha pedido que rectifique nada, ni me han puesto una tutela o algo así, y si las han puesto, las han perdido. Eso es el origen de esto.

Sobre el acuerdo de Mattos, lo que puedo decir es que ya conseguí un proyecto de preacuerdo que presentan y ahí no me mencionan en ninguna parte. Esos papeles chimbos que están circulando son como un recibo en el que dicen que hay un cheque de 20 millones de pesos al portador que me dieron a mí. Entonces tienen que demostrar que yo firmé ese recibo, que recibí esa plata y que cobré ese cheque. Dicen que en Bancolombia y yo no tengo ninguna cuenta allí, entonces no podría cobrarlo.

Ahora, si fuera cierto que me dieron un cheque al portador y yo lo cobré en ventanilla es facilísimo. Que saquen el cheque con mi firma y la foto mía haciendo el trámite. Los bancos tienen cámaras y así pueden probar que están diciendo la verdad, pero como están diciendo mentiras, es imposible. Yo niego rotundamente que a me hayan dado eso. Sacan otro papelito de un vuelo a Miami y yo vuelo a Miami varias veces, porque tengo allá a mi familia. Eso no prueba absolutamente nada. Esos preacuerdos no los ha aprobado un juez y yo creo que no lo hará.

Me voy a concentrar en ese juicio al que el juez 30 ya me dio ingreso y voy a demostrar que todo esto es completamente falso y que el verdadero cabecilla de la operación que hicieron para comprar a los jueces es el señor Néstor Humberto Martínez Neira y tengo la documentación en mi mano.

SEMANA: hablemos de la carta que está firmada de puño y letra de Carlos Mattos. Dice lo siguiente: “Tomé la decisión de acudir a los servicios del periodista Gonzalo Guillén, quien ya venía realizando investigaciones en contra del Grupo Eljuri, a través de publicaciones y exposición mediática, para que buscara la manera de desacreditar y encontrar la manera de que perdiera credibilidad tanto el Grupo Eljuri como los funcionarios de la Fiscalía General de la Nación que venían investigándome”. ¿Qué piensa de este hecho que menciona Mattos?

G. G.: ese señor está incurriendo en un nuevo fraude, tratando de librarse de un delito pero cometiendo otro. Cuando yo publico mi investigación sobre el Grupo Eljuri, que la comencé cuando yo vivía en Ecuador con un colega, la publiqué un año antes de este cuento de que me dieron 20 millones y eso es pura paja. Además que mi investigación sobre el Grupo Eljuri no tiene una coma ni una letra que no sea cierta, es producto de una investigación que se publica a raíz de que Odebrecht en Brasil cuenta que la plata de la corrupción la estaban lavando en un banco que se llama Sai Bank, el banco de Eljuri. Eso no tiene nada que ver con el señor Mattos. El Grupo Eljuri es una banda criminal conocidísima en Ecuador de la cual tengo información que ese señor Mattos ni sabe ni conoce.

SEMANA: Mattos también dice que “los servicios del señor Gonzalo Guillén, según puedo demostrar con la contabilidad, ascienden a la suma aproximada de 20 millones de pesos, así como el pago de tiquetes aéreos…”.

G. G.: entonces que muestre los documentos y diga cuál fue el delito que yo cometí. Eso sí me interesaría muchísimo, saber qué delitos cometí yo.

SEMANA: supuestamente recibir dinero para desacreditar a la Fiscalía…

G. G.: no, es que la Fiscalía se desacredita sola. Yo llevo mucho tiempo diciendo y sosteniendo que la Fiscalía es una banda criminal. Yo publiqué una investigación que nadie ha podido refutar y en la que se revelan los bienes que ocultaba el señor Néstor Humberto Martínez Neira en España cuando era fiscal. Al contrario, después de que hice las publicaciones terminó mandando una carta llena de mentiras que contesté en una de mis publicaciones. Todo esto es un montaje cochino de la Fiscalía, de Martínez Neira y de Lombana contra mí, pero voy a dar la pelea y a demostrar que eso es una mentira.

SEMANA: Hay un documento, ese de los 20 millones de pesos, en el que aparece una firma y un número de cédula que serían suyos…

G. G.: no, esa no es ni mi firma ni mi cédula y no tengo cuenta alguna en Bancolombia; es más, lo invito a que lea los trinos del abogado de Mattos, que se llama Iván Cancino, quien dice que eso son puras mentiras y que no hay nada.

SEMANA: ¿entonces la firma que está ahí no es suya, la cédula tampoco y no conoce la cuenta de ese banco?

G. G.: no, no. Yo tengo una cuenta en el BBVA, donde me pagan la pensión, y tengo otra cuenta en Colpatria y allá no me han depositado ningunos 20 millones de nada, eso es una mentira asquerosa y despreciable.

SEMANA: también apareció un documento de una empresa en el que dice en la descripción: “Tiquetes señor Gonzalo Guillén, cuenta señor Carlos Mattos”. ¿Sabe algo de eso?

G. G.: hay una grabación, que yo la publiqué completa, y dice que me compraron un tiquete y no me subí a ningún avión. Hay algo que sí es cierto y que no me lo han preguntado pero lo quiero contar. Álex Vernot, que es mi gran amigo desde hace mucho tiempo, era abogado de Mattos, y yo viajé en un avión de Mattos a Miami. Álex me dijo que había un cupo en ese avión y fui, eso está registrado en la Aerocivil, en Migración y en todas partes. Eso no es delito de nada, pero toda esa persecución se debe a mi amistad con él.

SEMANA: ¿por qué viajó en ese avión?

G. G.: Porque allá vive mi familia. Yo voy a Miami cada vez que puedo. Estuve en diciembre entrevistando a un señor de la DEA que me contó una parte que me faltaba para la investigación de la Operación Jaque, que fue una farsa.

SEMANA: entonces viajó en ese avión de Mattos porque era amigo de Carlos Vernot…

G. G.: Álex me dijo que había un cupo en ese avión, les pidió que me llevaran y así fue. ¿Qué delito es ese? Ahora, ¿qué delitos cometí yo? Investigar y publicar denuncias que absolutamente nadie me puede rectificar, voy a dedicarme a ponerlas una por una en Twitter para que el público diga dónde he faltado o qué delito he cometido al ejercer mi profesión; ejercer el periodismo no es delito. Reitero que Néstor Humberto Martínez Lombana y estos dos fiscales, Hernández y Betancourt son delincuentes.

SEMANA: hay unos anexos que también aparecen con información de tiquetes de diferentes precios y ahí dice en uno de los documentos “para tiquetes Gonzalo Guillén”…

G. G.: esos documentos no los conozco todavíalo que tratan de decir es que a mí me compraron para cometer delitos y yo no he cometido ningún delito nunca en mi vida. No le tengo miedo a la gente y voy a seguir publicando la información sobre la corrupción de la Fiscalía y la corrupción de estos fiscales. Por ejemplo, yo comencé lo de la Ñeñepolítica, la denuncio y la tienen engavetada.

¿Qué pasa? Lo primero, qué curioso, es que le dan ese caso a Hernández y a Betancourt, y lo primero que hacen es meter presos a los policías honestos y valerosos que descubrieron eso, que tuvieron el coraje de hacer las transliteraciones y presentaron denuncias; ese montaje se cayó. La persecución hacia mí es porque soy amigo de Álex Vernot. A Álex le hicieron un montaje asqueroso sin ninguna prueba, sin ningún argumento lo metieron dos años a la cárcel. Al final, en el juicio que le hicieron, no fueron capaces de presentar ni una prueba, un testigo, retiraron cargos y quedó el testimonio de un corrupto diciendo que Álex había ido a una cárcel a ofrecerle también 20 millones de dólares y no hay una grabación que muestre eso, ni un papel. Lo único es lo dicho por un hampón que estaba diciendo eso para que lo pusieran libre en connivencia con la Fiscalía para dañar a Álex. Todos los días estos Hernández y Betancourt buscaban a Álex en la cárcel para decirle que se declarara culpable y Álex no lo hizo, por lo que estuvo dos años viviendo con las ratas, las cucarachas y los peores asesinos de Colombia que era donde lo tenían metido.

SEMANA: para retomar el tema, estamos hablando de una carta que firmó Carlos Mattos, que está siendo procesado en la justicia de Colombia por el caso de Hyundai…

G. G: sí, esa carta no está en el preacuerdo; si usted ha leído el preacuerdo, que ya me llegó…

SEMANA: sí, no está en el preacuerdo, pero es una carta de Carlos Mattos…

G. G: y el día ocho, cuando se hará la próxima audiencia, se va a saber cómo se produjo esa carta; pero no voy a hablar más de eso porque mi abogado, Roberto Mauricio Rodríguez, me dijo que no.

SEMANA: ¿cuál es su relación con Carlos Matos?

G. G: absolutamente ninguna.

SEMANA: ¿se ha encontrado con él?

G. G: claro, yo hable con él una vez. Álex me llevó una vez a la casa de él a oír su caso. Y yo he hablado con Carlos Castaño, con Pablo Escobar, con los Rodríguez Orejuela, con Tiro Fijo, el Mono Jojoy, Romaña, Macaco. Yo he hablado con todos los delincuentes de este país, incluido Carlos Mattos.

SEMANA: ¿y cuál fue su relación con él?

G. G: ninguna, y si él dice que me contrató, que muestre el contrato. Y si fue un contrato verbal, que diga exactamente qué hice yo en ese contrato verbal. Porque su propio abogado lo está desmintiendo en un trino.

SEMANA: el exfiscal Néstor Humberto Martínez dijo aquí en SEMANA que " pasar de victimario a víctima es una payasada”. ¿Qué piensa de lo que está diciendo?

G. G: pues me parece que ese tipo es un cínico y un hipócrita. Además, es un delincuente y yo lo he probado. No ha sido capaz de desmentir nada de lo que yo he publicado y no es solamente lo del dinero que esconde, sino también lo de Odebrecht y recientemente lo del montaje y las mentiras que hizo inventándose unos agentes de la DEA para destruir el Acuerdo de Paz.

A este tipo, a (Daniel) Hernández y a (Álvaro) Betancourt los están investigando por la manera en que protegieron a los delincuentes de Odebrecht porque los dejaron salir del país, ocultaron las órdenes de captura, los dejaron sacar la plata de los bancos. El fiscal encargado del caso puso un denuncio contra esos dos tipos y lo tienen engavetado en la Fiscalía.

SEMANA: el exfiscal Martínez dice que él cuando estaba en la Fiscalía supuso que se estaban haciendo este tipo de desacreditaciones de las que está hablando ahora Carlos Mattos…

G. G: él supuso y yo lo que publiqué fue… Yo investigué y lo probé…

SEMANA: ¿qué le responde a Néstor Humberto Martínez sobre esta afirmación?

G. G: por eso, si él siendo fiscal, supuso eso, ¿por qué no actuó? Yo leí un boletín de prensa de esas payasadas que él hacía. Dijo que a mí me habían contratado para demostrar que él es un delincuente y yo fui a Washington, denuncié ante el fiscal general de Estados Unidos y el fiscal que tiene a cargo ese caso me ha pedido información constantemente. No solamente lo denuncié por lo de España, sino por lavado de activos en Estados Unidos y porque usaba una cuenta oculta en ese país para cobrar los honorarios para no reportarlos a la Dian.

SEMANA: ¿por qué cree que Carlos Mattos lo menciona en esa carta?

G. G: primero el fiscal, este (Francisco) Barbosa, dijo que no le iba a dar ningún principio de oportunidad a Mattos, pero luego le pusieron un abogado que trabajó con (Daniel) Hernández y un tipo de segundo apellido Cerón. Lo llevaron a decirle que si conseguía un preacuerdo y a cambio me ensuciara a mí como fuera posible. Eso le exigieron y lo voy a demostrar. Mattos aceptó eso, anda diciendo que lo presionaron y ya en el preacuerdo ese no aparezco, pero sí aparece una carta sucia y unas pruebas que no prueban, pero están enlodando mi nombre. Voy a dar la pelea hasta la muerte, yo no me voy a dejar ensuciar por estos criminales.

SEMANA: Néstor Humberto Martínez dice que usted montó una empresa criminal y que usó el periodismo para desacreditar a la Fiscalía…

G. G.: ¿cuál empresa Criminal? ¿Cuál? ¿Cuál?

SEMANA: quien lo que está diciendo es Néstor Humberto Martínez…

G. G.: ustedes pueden ver todo lo que yo he publicado en La Nueva Prensa y me dicen cuál… Ahí hay una sección, entran a La Nueva Prensa y hay una parte que se llama investigación. Ahí está todo lo que hemos publicado sobre la criminalidad de Néstor Humberto Martínez, de los fiscales estos que se niegan a presentar las declaraciones de renta y engavetan las investigaciones. Cuando Martínez Neira vio que ya le llegaba el agua al cuello, entonces se retiró inventando que no le gustaba el Acuerdo de Paz.

SEMANA: ¿le preocupa que esto llegue a estrados judiciales? ¿Qué le ha dicho su abogado?

G. G.: no, eso no me preocupa. Esto tiene que llegar hasta el punto en que el juez 30, que parece ser un hombre honesto y valeroso, involucre a Martínez Neira como determinador de la compra de uno de esos jueces…

SEMANA: usted ha manifestado que se quiere constituir como víctima dentro del proceso de Carlos Mattos…

G. G.: no, ya soy. El juez le dijo a mi abogado que la próxima audiencia me va a reconocer y voy a entrar a participar ahí como víctima.

SEMANA: ¿acudirá a otras instancias al considerar que hay una persecución?

G. G.: pero por supuesto. Es una persecución del hampa porque el Estado colombiano está convertido en el hampa. La Fiscalía es una oficina de cobros de la mafia, desgraciadamente eso es así, basta ver lo que le han hecho a mucha gente. A Álex Vernot, a los policías de la Ñeñepolítica.

SEMANA: ¿y cuáles son las otras instancias a las que acudiría?

G. G.: la justicia civil. Cuando ya ponga los casos públicamente, los abogados lo irán anunciado.

SEMANA: ¿qué le diría a Carlos Mattos, que es el protagonista de todo este escándalo?

G. G.: a Carlos Mattos le mande una carta a través de su abogado diciéndole que, por favor, haga públicos todos los cien mil dólares que me dio y que enumere cuáles son los delitos que he cometido mandados por él, pero que los enumere y diga cuáles son.

SEMANA: ¿y ya ha tenido respuesta?

G. G.: no, nada, ninguna respuesta he tenido. Hoy le pregunté al abogado, le mandé un mensaje, le dije que si Mattos había recibido mi carta y me dijo que sí. Me la tiene que responder, y más ahora; si no la responde, yo pongo una tutela y tiene que verse obligado a decir cómo fue que me compro a mí y qué delitos cometí mandado por él. Tiene que decirlo y exhibir las pruebas.

Publicar un comentario

0 Comentarios