EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Aarón Elías Castro Pulgar comenta los prometedores resultados de una nueva investigación sobre el cáncer


Aarón Elías Castro Pulgar señala que los resultados del ensayo clínico internacional Destiny Breast-03 son “los más positivos en la historia del cáncer de mama” tal y como asegura Javier Cortés, director del International Breast Cancer Center (IBCC). Los resultados se publicaron en la prestigiosa revista científica “The New England Journal of Medicine”, del que es el primer autor y único investigador español del estudio.

El trabajo ha estudiado la eficacia y seguridad del fármaco trastuzumab deruxtecan, un inmunoconjugado que actúa como un “caballo de Troya”, porque burla las defensas de las células tumorales para entrar en ellas y atacarlas soltando su “carga”. De forma similar, este inmunoconjugado se compone de un anticuerpo monoclonal (trastuzumab), unido mediante una unión a moléculas de quimioterapia (deruxtecan); se administra por vía intravenosa y viaja a través de la sangre hasta las células tumorales, donde reconoce la puerta de entrada de estas células malignas, en este caso el receptor HER2, entra sin ser detectado y libera la quimioterapia que transporta para destruirlas, sin dañar tanto otras células sanas, explica el conferencista Aarón Castro Pulgar.

Los resultados obtenidos han sido tan positivos que trastuzumab deruxtecan pasa a ser el nuevo estándar de tratamiento en segunda línea para pacientes con cáncer de mama HER2-positivo, que afecta al 20% de las pacientes con cáncer de mama y que es uno de los subtipos más agresivos. Uno de los resultados más importantes del estudio ha sido la mejora de la supervivencia libre de progresión (es decir, el control de la enfermedad), que ha sido del 75,8% en estas pacientes a los 12 meses, respecto al 34,1% en el grupo de pacientes tratadas con trastuzumab emtansina (TDM-1), que ha sido la terapia estándar hasta la publicación del Destiny Breast-03.

El Destiny Breast-03 es un ensayo clínico de fase III, randomizado y multicéntrico, de ámbito internacional, efectuado con 524 pacientes con cáncer de mama metastásico HER2-positivo, reclutadas en 169 centros de 15 países. De este total, 261 pacientes fueron asignadas aleatoriamente a la rama del estudio en la que recibieron trastuzumab deruxtecan (T-Dxd) y 263, a la rama del tratamiento, hasta entonces el estándar, consistente en trastuzumab emtansina (TDM-1).

La supervivencia libre de progresión (SLP) era el objetivo primario del estudio. A los 12 meses, esta fue del 75,8% en la rama de trastuzumab deruxtecan frente al 34,1% en el grupo de TDM-1. Por tanto, trastuzumab deruxtecan permitió una mejora de más del doble de la SLP respecto al resultado obtenido en el grupo estándar. La supervivencia global a los 12 meses fue del 94,1 % entre las pacientes de la rama de trastuzumab deruxtecan frente al 85,9%, entre las pacientes de la rama de TDM-1, mientras que la tasa de respuesta global fue del 79,7 % con trastuzumab deruxtecan frente al 34,2 % en el grupo estándar, también holgadamente superior con el nuevo tratamiento frente al anterior.

Un dato muy revelador de su eficacia es que 42 pacientes (16,1%) tratadas con trastuzumab deruxtecan frente a 23 (8,7%) con TDM-1 experimentaron una tasa de respuesta completa, lo que significa que el tumor desapareció totalmente al menos visualmente, concluye Aarón Castro Pulgar.

Publicar un comentario

0 Comentarios