EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Banco Espírito Santo ayudó a venezolanos a ocultar fondos de PDVSA en Dubái


El portugués Banco Espírito Santo (BES) ayudó a altos funcionarios venezolanos a esconder fondos en Dubái. Ricardo Salgado (expresidente y fundador del Banco Espírito Santo) fue luego traicionado por dos subordinados.

En 2011, luego de que el Gobierno del para ese momento primer ministro de Portugal, José Sócrates, se acercara al entonces presidente venezolano Hugo Chávez, el BES se convirtió en la institución europea de apoyo a la tesorería internacional de las empresas públicas venezolanas, a saber, la petrolera PDVSA.

PDVSA necesitaba usar contratos internacionales para comprar bienes y servicios. Fue así como BES, abrió la puerta a una actividad lucrativa: la emisión de las llamadas cartas de crédito.

El director de la Sucursal Financiera Extranjera (SFE) del BES en la Zona Franca de Madeira, João S., era el hombre de confianza de Ricardo Salgado, que manejaba las operaciones con los venezolanos.

En 2012, PDVSA acumuló deudas con Bariven, empresa que fungía como central de compras del grupo venezolano.

“Ricardo Salgado y João S. se combinaron con los funcionarios públicos venezolanos para que BES garantizara a Bariven la liquidez necesaria para pagar a sus proveedores a través de la cuenta Madeira SFE, permitiendo además que estos proveedores liquidaran las contraprestaciones acordadas con los funcionarios públicos venezolanos que se habían beneficiado en los negocios”, señala el Ministerio Público portugués en una acusación.

Según el medio portugués Público, el Ministerio Público de Portugal argumenta que BES proporcionó liquidez al grupo PDVSA para que pagara a sus proveedores, quienes habían obtenido el negocio a través de la promesa de compensación a la petrolera venezolana, permitiéndoles pagar las tarifas pactadas.

Además, el banco portugués permitió que se crearan entidades con cuentas en BES Dubái, para ocultar los fondos recibidos.

Posteriormente, en 2013, João S. y el subalterno Paulo N. decidieron acercarse directamente a los proveedores de PDVSA, sin el conocimiento de Ricardo Salgado.

Los dos hombres de confianza del líder de BES propusieron desbloquear rápidamente los fondos para pagar a los proveedores a cambio de una comisión del 10% sobre el valor de venta cobrado a la petrolera.

Publicar un comentario

0 Comentarios