EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Juan Carlos Buitrago: Las relaciones peligrosas del presidente del Perú

Iván Márquez, Pedro Castillo

Por: Juan Carlos Buitrago Arias | Opinión

Las2Orillas
agosto 02, 2021

En su campaña presidencial, el presidente del Perú, Pedro Castillo, firmó alianza con la CGTP, la Confederación General de Trabajadores del Perú, y entre sus máximos exponentes está Rogger Taboada, que en el pasado era miembro activo de la CCB la Coordinadora Continental Bolivariana, fundada por las Farc en el año 2002. Taboada ha sido de los alfiles que más ha defendido al presidente Pedro Castillo al lado de los movimientos de izquierda radical Patria Roja, el Partido de los Trabajadores PT, el MIR, Movimiento Independiente Revolucionario y algunas facciones del MRTA, Movimiento Revolucionario Tupac Amarú, todos estos adheridos a la coalición partidista que conquistó el poder.

Pero las relaciones de las Farc con los aliados del presidente peruano, no se circunscribieron a Taboada; datan del año 2000 en el Caguán cuando aprovecharon el corredor geográfico que conectaba la zona de despeje con Puerto Leguízamo para alcanzar el Río Putumayo en la frontera con este país, de esta manera el Frente 48 en cabeza de Edgar Tovar y Olíver Solarte, movía armas, drogas y contrabando e instalaron centros de operaciones y de negociación con traficantes y narcotraficantes mexicanos, rusos y colombianos.

La responsable de esta coordinación entre las Farc y los partidos comunistas y revolucionarios peruanos, era Nubia Calderón alias Esperanza, que de acuerdo a las informaciones de inteligencia sobrevivió al bombardeo contra Raúl Reyes, se exilió en Nicaragua, y al parecer fue asesinada por las Farc ante los planes de la exguerrillera para colaborar con las autoridades americanas. No obstante, desde 1998 ya Luis Alberto Albán Urbano alias Marco León Calarcá, desmovilizado e integrante actual de la Cámara de Representantes, había abonado el terreno de esta relación.

 Entre los años 2004 y 2007, varios integrantes del Partido Comunista Peruano se entrenaron en los campamentos de las Farc en Colombia en la frontera con Perú y Ecuador. Para el año 2005, alias Manuel Marulanda realiza un balance sobre la implementación y avances del Plan Fronteras con Perú y destaca la designación como presidente honorario de la CCB a Polay Campos, excomandante del MRTA, para la fecha, en prisión por su responsabilidad en la toma terrorista a la residencia del embajador japonés en Lima el 17 de diciembre de 1996.

Para 2005, Manuel Olate, alias Roque de nacionalidad chilena e integrante de la comisión internacional de las Farc en la época, coordinó el entrenamiento de 18 hombres del Partido Comunista Peruano en las selvas de Colombia, comisión de la que hicieron parte dirigentes peruanos hoy activos en la vida pública y cercanos al que será el equipo de gobierno del presidente Castillo.

Hace 10 años, la alianza entre los partidos comunistas y revolucionarios del Perú con las Farc entraron en crisis, logrando restablecerse gracias a las gestiones de Amílkar de Jesús Figueroa Salazar, alias Tino, de nacionalidad venezolana, considerado un “cuadro” por las Farc y hombre de confianza de alias Iván Márquez. También a través del coronel ecuatoriano y exconvicto, aliado tradicional de las Farc, Jorge Brito alias Simón Antonio, experto en temas fronterizos tripartitos entre Colombia, Perú y Ecuador.

Son preocupantes y seriamente peligrosas las relaciones políticas del presidente de Perú, con aliados incondicionales en su país, de las antiguas Farc, y con los aún vigentes grupos terroristas colombianos; particularmente las disidencias de Iván Márquez el principal responsable de los atentados recientes contra la Brigada y el presidente Iván Duque en la ciudad de Cúcuta.

Colombia ha mantenido con Perú una efectiva y tradicional cooperación diplomática, militar y policial, con énfasis en la seguridad fronteriza, pése a las amenazas del terrorismo, el narcotráfico y el contrabando que siguen muy vigentes en la región. La Comisión Binacional Fronteriza, Combifron con Perú, ha sido de las más destacadas y exitosas; y ahora se encuentra en riesgo.

Con la elección del presidente Guillermo Lasso en Ecuador logró contrarrestarse la reedición del siniestro  “Plan Ecuador”, asegurar el ejercicio de autoridad sobre los 586 kms y continuar con éxito la cooperación binacional fronteriza, tal como ocurre con Brasil y Panamá. Ahora con la elección de Pedro Castillo en Perú, los 1626 kilómetros de frontera colombo-peruana sobre el río Putumayo están bajo amenaza y demanda máxima prioridad estratégica por parte del Estado colombiano; de lo contrario estamos ad portas de abrir una nueva compuerta que amplía en un 60 % la negativa influencia sobre nuestras fronteras del régimen dictatorial de Nicolás Maduro. Lo que simple y preocupantemente se traducirá en armas, drogas, terrorismo y comunismo. Amanecerá y veremos.

Publicar un comentario

0 Comentarios