EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Jean Sánchez Guilarte, comerciante exconvicto por integrar una mafia judicial, es ahora propietario en Venezuela del Casino Plaza Mayor en Lechería


Comerciantes y empresarios «enchufados» siguen de júbilo en Venezuela con la apertura de nuevos casinos.

Según un reporte de la web Prensa América, se conoció en las redes sociales que el pasado 26 de mayo fue abierto el Casino Plaza Mayor, en el centro comercial del mismo nombre, localizado en la ciudad de Lechería, estado Anzoátegui.

La inauguración tuvo como artistas invitados al vallenatero Diomedes Dionisio Diaz, hijo del desaparecido cantante colombiano Diomedes Diaz y al dúo juvenil «La Melodía Perfecta».

El casino, localizado en la torre 3, piso 2 del Centro Comercial Plaza Mayor de Lechería, se escucha, es propiedad de Jean José Sánchez Guilarte, un comerciante que fue años atrás dueño de otras salas de apuestas y centros de prostitución en el estado Monagas.

Sánchez estuvo preso por formar parte de una mafia judicial en la ciudad de Maturín, estado Monagas, dedicada al cobro de altas cantidades de dinero para emitir decisiones a favor de determinadas personas. En el caso estuvo implicado José Rafael Colmenares, exfiscal superior de Monagas. Por ese caso Sánchez estuvo preso en celdas del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) en Caracas.

Pero Sánchez logró levantarse nuevamente, gracias a algunos «enchufes» que posee en Venezuela y ahora cuenta con la concesión del Casino Plaza Mayor, con instalaciones que superarían en lujo y capacidad a la de su principal competidor, el casino del Hotel Maremares de Puerto La Cruz. Sería por eso, que ahora el Casino Plaza Mayor pudiera dejar en la quiebra al casino del Hotel Maremares, al quitarle buena parte de su clientela.

Inconcebiblemente, pese a su pasado vinculado a actividades ilícitas, Jean Sánchez Guilarte consiguió que le otorgaran una nueva concesión para operar un casino en Venezuela. Según parece, ahora, cuando la Comisión Nacional de Casinos otorga nuevas licencias, no evalúa el perfil y el historial penal de los aspirantes a concesionarios, aun cuando algunos de ellos tienen antecedentes por lavado y legitimación de capitales.

El comerciante Jean Sánchez Guilarte fue detenido en 2014 en la sede del Sebin en la ciudad de Caracas, a la orden del tribunal 42 del Área Metropolitana, luego que fuera privado de libertad en Monagas por diversos delitos. El ciudadano Antonio Sánchez, padre de Jean Sánchez, confrontó denuncias de varias personas en el estado Anzoátegui debido a presuntas estafas con la venta de terrenos y propiedades. Jenfri Sánchez, hermano de Sánchez Guilarte, estuvo relacionado con bingos ilegales que funcionaron en Santa Elena de Uairén y en Puerto Ordaz, estado Bolívar.

Antonio Sánchez, sus hijos “Toñito”, Jenfri y otros realizaron en 2014 arreglos en procura de la libertad de Jean Sánchez y su regreso a Maturín.

Jean Sánchez fue propietario de un aserradero en el estado Monagas, que fue administrado por el ciudadano Bernando Miralva y un tal “Gordun».

En 2014 se aseguraba que: “No les quieren despachar madera ya que es de Jean Sánchez y los directivos de Maderas de Orinoco, antigua Proforca, tienen temor, ya que dicen en Chaguaramas, Maturín, que en ese aserradero tienen vinculación con ellos”.












Publicar un comentario

0 Comentarios