EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

Jorge Elías Castro Fernández cuenta la nueva modalidad de ciberhurtos que se convierten en un problema en el Reino Unido


Jorge Elías Castro Fernández señala que han estado aumentando los atracos a tenedores de criptomonedas en las calles de Londres. Los ladrones han optado por adaptar su 'modus operandi' y la proliferación de la inversión en divisas digitales ha provocado que ahora decidan robar smartphones con los que acceder a las billeteras digitales de sus víctimas. Así, protagonizan robos mucho más cuantiosos de los habituales, puesto que logran miles de libras combinando su habitual fuerza física con amplios conocimientos digitales, según ha alertado la policía de la ciudad.

Así, se conocen distintas denuncias que se han producido tras multitud de robos en Londres. Por ejemplo, la de un británico que estaba pidiendo un Uber cerca de una estación en Liverpool y varios atracadores le obligaron a entregar su smartphone, que posteriormente fue devuelto. Más tarde, se percató de que le faltaban 5.000 libras (5.840 euros) en ethereums que tenía en su cuenta de la plataforma Coinbase, explica el consultor en seguridad Jorge Castro Fernández.

Otro robo tuvo el típico 'modus operandi' de película. Varios atracadores llevaron a su víctima a un callejón para venderle sustancias prohibidas y le pidieron su smartphone para anotar un número de teléfono, pero lo que hicieron fue acceder a su cuenta con criptomonedas. Tras amenazarle contra la pared, le obligaron a desbloquear la aplicación de su dispositivo que tenía reconocimiento facial. Así, los asaltantes se transfirieron a su cuenta alrededor de 6.000 libras en Ripples, otra divisa digital.

Uno de los grandes robos fue el que sustrajo 28.700 libras (más de 33.500 euros) en diversas criptomonedas. En esta ocasión, los ladrones aprovecharon que era de noche y la víctima estaba borracha para obligarle a desbloquear su teléfono con su huella digital y, posteriormente, cambiar la configuración de seguridad. Así, accedieron y transfirieron las diversas divisas digitales que tenía el británico.

Estos delitos han proliferado en Londres debido a que, al contrario que si hicieran una transferencia bancaria, esta operativa es irreversible y se trata de un delito mucho más atractivo para los ladrones. Así, los ladrones no pueden ser fácilmente rastreados por las autoridades al no suponer grandes robos y, al contrario que sucedería en el envío de dinero por el canal bancario, no se podría dar marcha atrás a dicha operación.

Los atracos se produjeron en el segundo semestre de 2021 dentro de un pequeño distrito financiero de Londres que patrulla la policía de la ciudad. No obstante, no fueron los primeros en los que atracadores obligaron a sus víctimas a la entrega de criptomonedas bajo amenazas. Estos sucesos han obligado a las autoridades a ofrecer a los agentes de policía cursos de formación sobre una gran variedad de delitos relacionados con las criptomonedas, concluye Jorge Elías Castro Fernández.

Publicar un comentario

0 Comentarios