EL PUBLIQUE

EL PUBLIQUE

¿Quién investigará el desfalco en el que le birlaron un millón de barriles de petróleo a CITGO?


Por C.C. | Opinión

Cualquier país que se precie de tener un sistema de Justicia y de Gobierno serio, debería ya haber abierto una investigación por la apropiación ilegal de un millón de barriles de petróleo, como ha sucedido con la petrolera CITGO, perteneciente en Estados Unidos al Estado venezolano.

Empresarios vinculados al llamado "Gobierno interino" de Juan Guaidó se apropiaron del petróleo para venderlo y embolsillarse el dinero, como se reveló en una amena reunión reciente en Texas a la que asistieron ejecutivos de CITGO y contratistas.

Ejecutivos de la petrolera, con documentos que pueden ser mostrados cuando sea necesario, aseguran que altos funcionarios de compañía, representantes del llamado "Gobierno interino" de Guaidó y otras personas, entre las que se incluyen ciudadanos venezolanos y norteamericanos, están implicados en el colosal robo al erario público venezolano.

No se puede entender por qué todavía en Venezuela no ha habido una actuación contundente y una investigación al respecto. Pudiera pensarse que ha de ser porque las evidencias deben ser primero recabadas en Estados Unidos, pero es de precisarse que hasta la fecha tampoco se conoce que las autoridades norteamericanas hayan puesto su atención en este caso.

Increíble e incongruentemente, quienes ofrecieron que salvarían a a Venezuela y a los venezolanos de la debacle y el saqueo sufrido por el país durante décadas de gobiernos chavistas, han dado muestras de ser iguales o peores que sus rivales políticos, presentándose situaciones como la que ahora ha empezado a conocerse.

Como ya se ha dicho antes, no solamente contamos con la documentación, incluido un informe detallado al que se ha tenido acceso gracias a ejecutivos de la petrolera, también contamos con una grabación de audio reveladora.

En el desfalco millonario al Estado venezolano también se ha podido detectar la participación de empresarios del sector petrolero.

No es comprensible el silencio de David Smolansky, Comisionado de la Secretaría General de la OEA para la crisis de refugiados y migrantes venezolanos, como también el de Carlos Vecchio, embajador ante Estados Unidos del "Gobierno interino" venezolano, quiénes no se han pronunciado en este caso y en otros similares.

Tampoco es comprensible el silencio de Juan Guaidó, al igual que del Gobierno de Nicolás Maduro, pues hasta ahora ningún órgano competente ha procurado actuar en consecuencia.

Publicar un comentario

0 Comentarios